El perdón sombrío… de soledad perfecta.

   Una poesía dormida, uniendo el lejano pasado en un rancio colegio religioso y el ayer de otros años algo más cercanos y más oscuros. Dormitaba en una libreta por mucho tiempo pero, hay fases en nuestras vidas en que la realidad te enerva hasta el punto que dices basta, y dejas de escribir en color rosa y cansando, sacas del baúl tu peor traje. Pido disculpas pues no es lo que suelo hacer público. Casi todo lo que he escrito permanece aún en viejas libretas, a las que acudo cuando necesito recordar de donde vengo y como he llegado hasta… lo que soy.

– Cansado –

Pink Panzer

©Propiedad de Diego

   Estoy cansado de que, por enésima vez, un día cualquiera de tantos otros, unas personas se levanten por la mañana y decidan que es necesario venir a molestarme a mi propia casa y evangelizarme con el salvador camino hacia el señor Jesús y su Cristo mundo. Con su supina estupidez ponen constantemente a prueba mi buena educación, y después de forzarme a decirles que no necesito a su dios salvador, los despido con una clara y directa petición, “les ruego pongan un aviso para nadie de su congregación vuelva por mi casa”… algo que no hacen, porque simplemente no les sale de su santos y confusos evangelios. Lo siento si alguien de los que me lee se siente aludido, incluso ofendido porque cree ciegamente en ese dios que a mí me importa un bledo ¿De verdad alguien piensa que en este país y en este siglo, alguien necesita ser evangelizado y/o reconducido hacia la “salvación”?

Pinker Tank

   Si existe un dios, él tendrá que rogarme a mí para que le perdone por esta mierda de creación humana salida de sus divinas posaderas, pero no, no cuentes con ello. Mi amor por cualquiera de mis perros es infinitamente más grande del que jamás ese minúsculo dios demostrará por tu vida cuando estés en peligro.

Police Panzer War

   Si has de morir, lo harás mordiendo la tierra humedecida por tus lágrimas mientras recitas tus mejores oraciones y esto no será nada nuevo pues, todos los días ocurre lo mismo aunque desvíes la mirada para no verlo, mientras deslizas cuentas de rosario entre tus acomodados dedos. La gente muere entre algodones, y otras lo hacen entre tal brutal violencia que si presenciaras tan solo una de esas muertes, nunca más dormirías tranquilo. Ahora reza, reza tus preciosas oraciones que no servirán absolutamente para nada, mientras otros se arriesgan y lo pierden todo, incluso su vida por intentar arreglar lo que vuestros dioses, con su infinita “sabiduría”, parecen haber construido con el culo.

(JMPA Pink Panzer Yorch – En el cáncer de las religiones.)

SOLEDAD…

Un estado de aislamiento o reclusión, a ratos perfecto para mí…

– Bereshit –

En el principio, cielo negro
y la sotana a ras del suelo
con su cruz de hielo
hombre crucificado
desnudo, torturado
colgado a su cuello
sudando alabanzas
entre sus manos largas
de hombre medio bueno
medio dios y casi padre
entre caricias sin freno.

Allí mismo, en mi alma quiso
dejar caer, tomar, sembrar
el peso de su palabra
y el perdón sombrío
por pecados confesados
ciegos al comienzo
inocentes, confiados
como el beso de un crío
por milagros asombrado
y asqueado, tiempo después
con el roce de sus manos
ensuciando a cristianos
y a mi corazón impío
con el alma a los pies.

Pero hoy impera el presente
dedos negros en su
Frente
amigo y cruz de ceniza

en su bolsa desaparecía
con odioso y agrio sonido
a cremallera nueva
y escena antigua
devoraba su cortina
el duro  plástico negro
y el color de la vida
asomando por su chaleco.

Luna menguante y mueca severa
Una chapa lleva su nombre
Suya era la hora primera…
antes incluso de que él lo supiera.

(JMPA Pink Panzer Korps –  Gears of War, Tears for… friend.)

“Hay quien encarpeta su existencia entre Génesis y Apocalípsis, como una flor aplastada y seca, sin color y sin vida…”

(JMPA Pink Panzer Yorch. Extracto de “Bereshit, la rosa y la espada”. by Yorch.)

tolerancia

Pinkceladas celosas… Óleo de Pink.

“La mujer de mis sueños es ella…”

1024_682

♀ ¿Estás bien?
♂¿Tú regresarás?

♀ Sí…
♂ Entonces, yo estoy bien.”

Donna Paulsen y Harvey Specter… Ella le presenta su carta de dimisión pero él no la acepta y la rompe; ella, sorprendida de verle en su puerta le pregunta si se encuentra bien… él solo quiere saber si ella regresará de nuevo a su lado… Donna responde que “Sí” y eso es todo lo que él necesita para estar bien...

“El caos, mi caos, era un ángel negro dominado por tus labios.”

(JMPA Pink Panzer Yorch – Chaos et Sacrifice)

photo_2019-09-07_21-02-26

Está grabado en nuestros genes olvidar más de lo que recordamos… Hay días, a veces años, en los que tengo la impresión de que todo mi ser se torna invisible a muchos de quienes me rodean. Entonces, regreso a tu lado y despierto de un mal sueño. La certeza vuelve y me devuelve el pulso a la vida donde admito convencido que, solo tú sabes verme en el invisible lado oscuro de mi luna y ese es el instante perfecto en el que cobro vida, inmerso en el acogedor y sereno espejo de tus ojos… y en su calma cristalina me dejo llevar, arrastrar a la alcoba de tus pensamientos donde me refugio y espero que me rescates porque, solo tú me sabes ver y solo tú, en toda la complejidad de mi ser, me contienes.

(JMPA Pink Panzer Yorch – El amor según Pink)

Yorch

Un Libro abierto es
un cerebro que habla;
cerrado, un amigo que espera;
olvidado, un alma que perdona;
destruido, un corazón que llora.
(Proverbio hindú)

Saber amar… Sabor a mar.

“El primer día, con tus manos tocaste mi vida y al instante sentí que tus huellas jamás en mí se borrarían…”

(JMPA Pink Panzer Yorch – El amor según Pink.)

Pink Panzer Reino de Korps.png

Reino de Korps… Las claves del pentagrama.

– Seven Tears Sea –

   La realidad se ecualiza hasta tal punto que todo a nuestro alrededor nos parece normal, aceptable. Te acostumbras al dolor y su sola ausencia, señor, se transforma para muchos en una incómoda abstinencia. Ese es el preludio del regreso, el final y el ocaso de nuestra luz en el horizonte de un desierto de palabras perdidas, entre un mar de lágrimas y la sal que seca las heridas sobre las verdades por ustedes silenciadas.

(JMPA Pink Panzer Korps – Extracto de “Las cartas de Kiev, El General sin lengua.”)

Korps Kiev


– El Tacón de tus silencios –

   “Necesitaba que te quedaras, pero te dejé ir a la deriva

   Mi amor, ¿dónde estás?. Allí se escondía mi destino, en cada uno de los cruces en las líneas de tus manos, en cada descanso del camino, en cada caricia recordada, con tus manos marcando mi cuerpo, con los tacones de tus silencios resonando entre mis calles más olvidadas…

   Deberías ver a mis versos nacer bajo mil estrellas iluminando el lápiz y el papel de mi vida, cuando la noche llega y se detiene, con el frío y la calma.

(JMPA Pink Panzer Yorch – El tacón de tus silencios.)

Pinker travel Route

  Volando a 840 kms/h y a casi doce mil metros de altura, la “realidad se ecualiza hasta tal punto” que, aunque solo me quedaban 600 kilómetros para llegar a casa (apenas 40 minutos más de viaje) , después de cuatro vuelos y más de seis mil kilómetros recorridos, esas últimas centenas que en rojo me marcaban en la pantalla los satélites del Glonass, se me hicieron eternos…

   Nota de Pink, palabra de Panzer: Para los más curiosos y aficionados a rutas y viajes, ya les aclaro que, no, no es Google Maps lo que se ve en la captura de mi teléfono.

(JMPA Pink Panzer Korps – L’au revoir 2019)

TattooDesign.com-9436633

Almas oscuras… Poeta prohibido.

Ahora que tu cuerpo se desprende y te abandona, ¿Quién cuidará de tu alma en esta tierra extraña …?

(Pink Panzer Korps –  Gears of War)

 

Prohibida

   Por momentos siento como sucumben todas las reglas de mi día a día. Se diluyen al poner en riesgo todo lo que tengo, todo aquello que de mí mismo he compartido y ya no me pertenece. Por momentos siento como sucumben todas mis convicciones, las aparto de mi mente, solo por quedarme con lo único que deseo cuando regreso, y el regreso no es más que un salto más al vacío de un poeta prohibido, con el sueño perdido, compartiendo la arena de mis secretos con quien seca mis lágrimas con sus besos de amor infinito.

   Entre tus brazos encuentro mi hogar, el amor que ha doblado el tiempo de todos estos años siguiendo el salvaje perfil de las olas del mar que nos rodea, el mismo mar que acaricia nuestras huellas en la orilla y que guarda todas nuestras promesas, aquellas que un día fueron futuro frente al horizonte púrpura y rosa de nuestra querida tierra.

   Todo empezó en aquellos días, todo ello fue allí concebido, incluso el condenado germen de los versos de un poeta prohibido.

¿Aún no lo he dicho?… Te amo; ese fue siempre mi único destino.

(JMPA Pink Panzer Korps –  Para Ella, mi amiga, el amor, mi compañera.)

Seis días de descando rosa

© Imagen propiedad de Pink Panzer Yorch.


– La espera –

Arde hasta el olvido
por la piel dominada
y en su lecho agotada
estalla en el aullido
por su fuego cautivo.

Un verso, una llama
en su bosque prohibido
de pasión encendido
arde en la madrugada
su alma abandonada.

¿Y si entre llamas luchaba
acaso ella no sabía
que él también ardía
al saber que la esperaba?

(JMPA Pink Panzer Yorch – De blog en blog, creando poesía entre amigas y amigos)

Zona nudista París Pink Panzer

“Todos los dioses, todos los cielos y todos los infiernos están en tu interior.”

(Joseph Campbell – Escritor y profesor estadounidense)

   Les recomiendo la lectura de “El héroe de las mil caras – How to Read a Myth“, de Joseph Campbell… un revelador estudio sobre el impulso del ser humano a crear historias, mitos y cómo no, poesía.
   “Dondequiera que la poesía del mito es interpretada como biografía, historia o ciencia, es destruida. Las imágenes vivas llegan a ser sólo hechos remotos de un tiempo o cielo distantes. Por otra parte, no es difícil demostrar que como ciencia e historia, la mitología es absurda. Cuando una civilización empieza a reinterpretar su mitología de esta manera, la vida sale de ella, los templos se convierten en museos y el vínculo entre las dos perspectivas se disuelve.” –  (Joseph Campbell – How to Read a Myth).

TattooDesign.com-9436633

De rosas, de jazmines y delirios… Locura.

Haré que te enamores de ti misma… y el amor que te sobre, será
suficiente para mí.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Chanson Rosse – El amor según Pink)

– Regreso a tu piel –

No sabes cuanto he deseado este momento
mis manos perdidas en el desconcierto
de tu íntima piel provocando el incendio
de mis versos engañándose el lamento.

Como una hoja de roble al viento
me entregué a tus manos
te robé el aliento
Amándonos…
Abrasando las agujas del tiempo
Abriéndose paso por tu piel,
la pasión y el aroma fiel
cita a ciegas con el
regreso.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Time to love – El regreso.)

photo_2019-08-27_23-08-50

S.N.A.F.U.

La solidez de una mente se mide navegando entre olas que rompen barcos… El sarcasmo, el humor y la ironía son balsas donde refugiarte cuando todo parece hundirse a tu alrededor.

(JMPA Pink Panzer Korps – Gears of War)

“Soñaré jardines en la arena, llenos de rosas, de jazmines y de Liros prendidos en cada uno de los recuerdos que tu aroma en mí despiertan…”-

(JMPA Pink Panzer Yorch – Chanson Rosse – Delirio de amor)

Pink Panzer Korps distturbed

Palabra de dos… te alabamos amor.

Amor en signos

«Así es como termina el mundo, no con una explosión, sino con un lamento»

(T.S. Eliot)

– Amor, amar –

Provócame, sedúceme, hazme pecar
de amor, de nuevo, quiero amar
como un sol de primavera tardía
como puerto que de mí se aleja
sin el sentimiento que no deja
encontrar en mi mente la salida
de mi amor ciego, hacia el mar…

(JMPA Pink Panzer Yorch Poetry in love)

“Todo el futuro colapsa sin ti, sin ti en mi presente imperfecto, de poesía muda sin la voz de tus versos…”

(JMPA Pink Panzer Korps)

S

Pink Panzer Korps distturbed

El “algoderitmo” de Pink… Código rosa.

Ella es arte, puro arte embelleciendo todo cuanto sus dedos rozan, en las paredes más grises de mi alma.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Ella in love)

Styletto Rosa

mind-544404_12801573919540   El diván que me imaginaba en la sala de espera es en realidad, una incómoda silla del maldito Ikea. Sobre ella, mi metafórico y vapuleado culo contesta a este engreído maestro de la psicoterapia que, en vano pretende hurgar entre las entrañas de esos horrores que puede, y solo digo que puede, no me dejen dormir. Y aquí estoy, con el móvil compartiendo mi virtual modo silencio en plena terapia con este barrigudo que sabe de la gravedad de la vida la milésima parte de lo que yo intuyo sobre los líos que mantiene con Mario, su musculoso secretario… Vale, puede que yo haya averiguado algo más sobre su vida siendo como soy, un simple pero atento espectador dentro de la jaula Sheriff Pink.pngde oro de su agobiante despacho. El detalle de esas miradas mientras le entrega mi dossier, o la forma con la que le prepara el café, depositando la cantidad justa de azúcar y su mirada furtiva buscando la aprobación del doctor mientras toma la cucharilla entre sus dedos y con sumo esmero mezcla el blanco sobre el negro, dejando expuestas a noventa grados sus agridulces nalgas prietas vibrando con el tintineo del erecto metal golpeando la receptiva porcelana… Vale, se me ha ido la pinza del tema principal; regreso. Es descaradamente obvio. Que sí, que están liados, lo sé, y no habría ningún problema si no fuera porque uno de ellos mantiene sobre la mesa de su despacho la foto enmarcada y en carísima plata de una mujer con dos preciosos querubines de ensortijado pelo dorado, casualmente idéntico al pelo rubio “Bisbal Style” de mi, evidentemente pasado de peso doctor Santist… perdón, no puedo decir su nombre.

Chica pies techo.jpg    Me abrasan las ganas de conectar el despertador y que este tipo se despierte de golpe de su engaño, que su mujer le reviente los huevos de una buena y puntiaguda patada con sus Styletto de 600 euros y que, con el escroto amoratado y su vida entera metida en un dossier, contrate a cualquiera de sus colegas que lucen orgullosos sus sonrisas en la orla de su promoción.

    No hay ganas de seguir fingiendo y le mando a la mierda… y lo hago desde el precioso y educado silencio que reina en mi cabeza. Él no lo sabe, pero lo intuye a través del brillo de mis ojos mientras le miento en todo lo que puedo y quiere oír desde mi sensual boca. Sí, he dicho sensual boca. Me divierte ponerle nervioso mientras le cuento como suenan las balas silbando a un metro escaso de mi cabeza. Le miro fijamente taladrando sus acomodados ojos mientras humedezco mis labios como si el espíritu de Marilyn Monroe me hubiera poseído. Sé que le pongo nervioso porque su Parker no para de hacer click-clack bajo el repetitivo impulso de su peludo dedo pulgar, escondiendo y enseñando lúbricamente su pequeña y húmeda puntita azul.

homeless man by eveonahart    Malditos ojos. El nerviosismo instalado en sus pupilas me hace adivinar su pasado como los dos nulos espectadores de la vida que son, una vida aprendida entre el silencio de cripta y biblioteca de cualquier Universidad sin alma… bueno, cualquiera no, porque este señor es el tercero de su promoción según su descolorida orla de La Complutense de Madrid…

    Con este detalle académico llega el momento de la primera lección y ya os lo digo yo, si es que aún no lo sabéis pero, en este complicado mundo hay profesiones que, si no eres un buen observador, no vuelves a casa.

    Ya dije antes que no tenía ganas de seguir fingiendo. Por eso me divierto intercalando insultos entre sus grandilocuentes palabras de loquero de lujo. Él no me escucha pero yo le insulto en binario perfecto; mientras él se empeña en marcarme “unos” terapéuticos yo le intercalo hermosos “ceros” energéticos, descontando segundo a segundo la energía que malgasto en los cincuenta minutos de cada sesión… en grupos de 8 bits.Yorch Stop Pain Series

    Llegados a este punto previo al final del relato de los hechos, mis más agudos lectores se estarán preguntando el motivo por el cual yo conozco la marca de zapatos de la esposa de mi querido y apreciado doctor. Si no os habéis dado cuenta del detalle, ya os digo yo que, en más de una ocasión y con vuestra capacidad de observación… no volveríais a casa.

    El caso es que en mi séptima sesión, entrando con prisas pero no ciego en su despacho, a mano derecha y entre su ampuloso escritorio de nogal y un elegante tresillo tapizado en cuero negro, una gran bolsa de papel con una conocida marca de zapatos esperaba su momento escénico, reposando sobre aquella moqueta gris verdoso que yo tanto aborrecía.

– Bonitos zapatos, Mario… hasta el próximo día. – le dije al secretario mientras me encaminaba hacia la salida.
– ¿Perdón? – me dice extrañado cruzando su mirada con la mía y señalando con sus poderosos y trabajados índices a sus enormes zuecos de inmaculado verde hospital.
– Discúlpeme, Mario. Era una broma. Cosas mías. Por algo me habrán enviado a ver al doctor, ¿verdad?
– Hasta su próxima cita, señor Pink, – me contestó con media sonrisa y arqueo de ceja incluido.

CAM00392~01    Y ya me conocen, me encanta el café, el buen café negro entre mis labios mientras mi mente anuda pistas y ata cabos… Sin perder tiempo, encontré cruzando la calle, una preciosa pastelería de esas modernas y franquiciadas frente al consultorio y que me ofrecía la atalaya perfecta para mi acecho. Tres cafés y un brioche al estilo francés me costó la espera. A las ocho de la tarde entraba por el portal una elegante señora de trabajada melena de mechas rubias, enfundada en un traje chaqueta gris listado y con una llamativa y madura juventud reflejada en su rostro. Aquí fue cuando pedí el tercer café. A los veinte minutos sale mi doctor acompañado por aquella belleza sonriente que llevaba colgada de su brazo izquierdo, la “misteriosa” bolsa blanca con el inconfundible logotipo rojo sangre que combinaba de forma extraordinaria con el dorado de la manzana mordida de su mano y el blanco de sus dientes. Y yo, con el último sorbo de mi terriblemente frío café, reflexionaba pensando en que no era ella la que había mordido la manzana. Con la cafeína retorciéndose como un gato herido en mis arterias, decidí que ella merecía quedarse disfrutando del paraíso de su opulenta existencia, solo por aguantar a semejante cretino comiendo en su depilada cesta.

    Y regresé a mi hotel, con mis miedos envasados al vacío dentro de mi cabeza y los acordes de “1999” entrando para calmar mis neuronas a través de los auriculares de mi viejo Nokia. Un día más, y un día menos de suplicio, esperando que pronto se acabe esta prueba de resistencia que, obviamente voy ganando, aunque el cretino piense que a su despacho, llegaron los restos de un hombre derrotado. FIN.

(JMPA Pink Panzer Korps. – Gears of War)

“Putas ganas de seguir el show
ni de continuar mintiendo
y en un travelling algo veloz
sale un “fin” en negro…”

(Parte de la excepcional letra de la canción 1999 del grupo español Love of Lesbian)

Pinker Nube Tag 2

Love of Lesbian: Uno de mis grupos insustituibles en mi pasado musical en español. Dime que música escuchas y te diré por qué extraña razón aún sigue palpitando tu cansado corazón.

TattooDesign.com-9436633

Conservo… Dernière danse.

Rosa sobre piano.jpeg

– Conservo –

Vuelo, hay días que vuelo
vuelo lejos, sin remedio
distancia, tiempo, vuelo
y aún así, amor, te tengo
con mi alma a ras del suelo.

Conservo, cada palabra
cada huella de tus dedos
sellando mis silencios
en este agrio nuevo cielo.

Conservo, por el tiempo
por el nadie que se duele
por el todo que le siente
llegar su último aliento.

¿Bailamos?
Te dije hace ya muchos años
y en sueños me clavaste
con tus ojos castaños…

Ella, el deseo, la ausencia
suyo el pulso, la vibración

Una llega, la otra inquieta
corre, vuela hacia la puerta…
de par en par abierta
de mi corazón.

(JMPA Pink Panzer Yorch in Love)

Conservo –
Volo, ci sono giorni in cui vola
via, senza distanza di rimedio,
tempo, volo
e anche allora, amore, ti ho
con la mia anima a livello del suolo.
Continuo, ogni parola
ogni impronta digitale delle tue dita che
sigilla i miei silenzi
in questo nuovo cielo aspro.
Continuo, per il tempo
per chi non fa male
a tutto ciò che sente per lui il
suo ultimo respiro.
Balliamo?
Te l’ho detto molti anni fa
e nei sogni mi hai inchiodato
con i tuoi occhi marroni …
Lei , il desiderio, l’assenza di lui
il polso, la vibrazione
Uno arriva, l’altra
corsa irrequieta , vola verso la porta …
spalancata
del mio cuore.

(Grazie mille, caro amico Almerighi, per la tua preziosa traduzione)

f2084736.jpg

    Hace muchos años que, la parte más Panzer del ciudadano Pink, aprendía duramente a controlar sus miedos, el miedo, ese miedo irracional y paralizante que cierra el paso a la razón, y lo controlaba hasta casi hacerlo desaparecer por completo de su cerebro… menos cuando sus manos regresaban después de muchos meses sin ELLA, y regresaban al miedo del contacto de su piel, miedo a no ser el mismo, a su mirada de mujer perfecta, directa hacia él, hacia sus cansados ojos y la arena de sus pestañas rosas…

photo_2019-01-23_13-44-56.jpg

    Recuerdo que, en cierta ocasión y en algún lugar que no puedo nombrar, montamos nuestro campamento en las inmediaciones de un cementerio. Puestos a elegir la mejor zona para instalar las tiendas de campaña, un gran amigo mío y yo nos fuimos sin vacilar al resguardo de la tapia del camposanto, que, para más Inri, en algunos puntos estaba semiderruida…
Se perfectamente lo que están pensando y sí, mi amigo y yo dormimos aquellas tres noches como dos benditos lirones, pegaditos al muro rezumante de historias pasadas, al resguardo de aquel terrible viento frío de la noche y de espaldas a un buen número ruidos, quejidos y crujidos y, claro, también a espaldas de los muertos que, si no me engaño mucho, dormían tan plácidamente como yo.

    En otra tierra más complaciente, dos adolescentes, hace muchos muchos años, dejaban sus miedos atrás y posaban sus manos, por primera vez, el uno en la piel del otro, llenos de excitante curiosidad y electrizante respeto, creando las letras de un poema de amor eterno. Aún hoy en día, ese miedo es el que vuelve a mis manos, cada vez que regreso a casa.

“Diez los poemas
de amor eterno
cada vez que
nos amamos…”

“…Et dans le bruit, je cours et j’ai peur
Est-ce mon tour?
Vient la douleur…
Dans tout Paris, je m’abandonne
Et je m’envole, vole, vole, vole, vole
Que d’espérance…
Sur ce chemin en ton absence
J’ai beau trimer, sans toi ma vie n’est qu’un décor
qui brille, vide de sens…”

“…Y en el ruido, corro y me da miedo
¿Es este mi momento?
Viene el dolor
en todo París, yo me abandono
y vuelo, vuelo, vuelo, vuelo
Sin esperanza
en este camino en tu ausencia
Aunque trabajé duro, sin ti mi vida no es nada más
que un brillante decorado, vacío de sentido…”

“Los miedos son como una bola de barro girando en el torno. Solo necesitas tus manos para moldearlo y la firme voluntad de mancharte las manos…”

(JMPA Pink Panzer Korps)

Acordesnudos… Arpegio de amor.

“Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar”.

(Mark Twain)

2018-11-19 17-42-20.png

Acordes de amor y guerra.

Artesanía subiendo y bajando por mi centro, delicada hechura, con tus dedos comprimiendo mi costura, de ritmo sereno, a mano, siguiendo seguro y lento muy lento, el camino hacia el centro de mi… universo.

El encaje perfecto me auguran, lo que mis sueños en tus sueños manufacturan. Hecho a mano, subiendo y bajando con cada espasmo, con cada lirio prendido entre en mis suspiros, y esa tensión , en mi piel, de ansiedad perlada, brillante, de venas entreverada, arrebolada, casi rendida a la inminente urgencia del tiempo, el ritmo, la cadencia, arriba y abajo, infierno y cielo en frenesí escalado una y otra vez, a mano, hecho a mano, como antaño, dejando el fuego de nuestras miradas, cruzarse, fundirse como plomo y estaño, como huésped y extraño dándose la mano después de salvarse la vida, entre el amor y la guerra y el aroma de jazmín en sus sábanas de raso.

Artesanía es tu amor y yo solamente el barro que moldean tus manos ardientes, arriba y abajo, dando forma a mi piel inflamada, por tus uñas rasgada en interminable sufrimiento por el que muero, de nuevo, en tus manos de agua y fuego, marcando el tempo entre acordes temblorosos de mis cuerdas vocales vibrando, de placer estremecidas casi en clave de lamento. A mano, arriba y abajo, tú y mi cuerpo, infierno y cielo y en tu boca por momentos conviviendo, hasta perder la razón, enloquecer de amor y pasión y estallar con mi ser gritando, en tus caricias torturado sin querer nunca, ni por un segundo evitarlo.

(JMPA Pink Panzer Yorch in Love)

LaNegra Vanucci KTM Yorch.jpg

“El amor compartido es como estar alrededor de un buen café. Cada uno disfruta de su taza, pero el aroma es de todos.”

(JMPA Pink Panzer Korps)

Un sol sin ocaso… Ojos en llamas.

Adora solem qui non facit occasum.

(“Adora a un sol sin ocaso”)

“La ciudad era inmensa
un dragón con garras de acero
ocultándome tus huellas
entre aleros de tejados
calles polvorientas,
y muros de adobe
cansancio y miedo…”

(Pink Panzer Korps – Pink Gears of War)

Barril spanish soldier eylean-donan-castillo-escocia-3.jpg

  Amanecía en mi mano izquierda cuando aún la penumbra habitaba en el guante de mi mano derecha. La mente vuela acelerada por breves instantes mientras nos detenemos a la entrada del pueblo. Salgo con el pie izquierdo solo por llevar la contraria a todos esos dementes que creen en dioses, la suerte traicionera y otras idioteces por el estilo.

   El suelo reseco de la calle saluda a mi bota con una explosión de polvo que la cubre por completo y pienso, de nuevo… hago recuento de las cicatrices que adornan mi cuerpo y pienso, de nuevo… quizás va siendo hora de ir más despacio… y me voy haciendo viejo para tanto gato negro.

   Pie izquierdo. Llevo años repitiendo el mismo ritual y sigo vivo, señal de que las supersticiones no se cumplen o puede que los que creen en ellas se metan algo más fuerte que el polvo que ahora cubre mis botas.

Mientras avanzamos con mil ojos puestos en el suelo que pisas, en las ventanas que sin ojos te vigilan y en los ojos de los que en la misma calle te escudriñan, en el mismo segundo de nuestras opuestas existencias, en ese intenso y crucial instante todos buscamos, nos buscamos, intentamos leernos mutuamente de qué maldita pasta están moldeadas nuestras almas, averiguar de que color es el miedo y si existe algo más allá de la huellas de nuestros pies en esta tierra, tierra sedienta de todos y de nadie.
   Con el paso del tiempo aprendes a mirar a los ojos, mantener la mirada y encontrar allí sumergidas todas las respuestas, antes incluso del primer parpadeo, porque en ocasiones, y solo en ocasiones, alguien habrá que esté dispuesto a explicar que el destino te estaba esperando entre el polvo de una calle cualquiera, en un pueblo perdido entre la nada y el amanecer más solitario.
(Pink Panzer Korps – Pink Gears of War)

Pink shot one

Propiedad de Pink Panzer Korps The Pinker Hole

De pequeño, cuando saltaba una enorme verja de hierro intentando escaparme del colegio de monjas de mis hermanas, uno de los barrotes acabados en punta de flecha se me clavó en lo más profundo de mi muslo izquierdo… allí se acabó mi carrera de escapista.  Cincuenta años después, la cicatriz aún se puede ver marcando mi piel y, por supuesto, mi memoria. Otras muchas cicatrices llegaron con el paso de los años pero aquella la recuerdo con especial “cariño”. Recuerdo que, mucho tiempo después, mi madre, que tuvo que ir a buscarme al colegio con su enfermo corazón en un puño, me comentaba que lo que más le asombró es que su hijo, a pesar de estar durante minutos ensartado en aquella lanza hasta que lo rescataron con una escalera, no había soltado ni una sola lágrima, ni un quejido, ni siquiera en el hospital…

 

Pink shot 1

Propiedad de Pink Panzer Korps. Un mes después…

   Una de las últimas y más “curiosas” de mis queridas cicatrices me exigió más de un mes de curas continuadas. El sanitario tenía de recortar (sí, recortar…) con unas tijeras el tejido muerto para favorecer la regeneración del músculo y que cerrara por si sola. Podía aplicarme anestesia pero lo mejor era a pelo, sin ella, para que yo pudiera indicarle donde dolía más y donde menos y cortar, cortar carne como el que se corta las uñas… y así fue, sin anestesia, como en los viejos tiempos, porque los viejos rockeros y la mala yerba nunca mueren.
   Cicatrices, dolor, el color del miedo dibujando estelas en tu piel y en la mía, reflejo de los caminos que quizás no deberías haber tomado o fronteras que jamás tendrías que haber cruzado.

– Mi causa –

Tomo tu causa de sosiego certero,
Rugiendo, rimando versos pendenciero,
Impuesto a modo de extravío ligero,
Antes del amor, más amor prefiero.
Nombra tu nombre al borde primero,
Al filo mismo, del placer que venero
en tu cuerpo, de un poema pasajero…

(Pink Panzer Yorch – Rescatando comentarios…)

He aprendido que los ojos no cambian. Sin importar lo viejo o golpeado que estés, tus ojos permanecen iguales.

— Eloise Dyson  –.