40 días… Where Is The Love?


   No creo en ningún dios. Me niego a creer en una “entidad suprema” que pueda ser al mismo tiempo, tirano cruel de amor infinito y creador de solemnes chapuzas como esta humanidad que tantas oraciones inútiles  le dedica.

   En los tiempos en que la ignorancia y la superstición dominaban el planeta, un prestidigitador de la palabra se hace famoso eligiendo como notarios de su divinidad, a once galileos y a un no galileo (posiblemente de Judea) llamado Judas Iscariote que, para algunos traductores y estudiosos del tema significa “de Queriot” una zona al sur de Judea… Resumiendo; si no eras un galileo eras un extranjero traidor. Así les fue que, aun hoy en día, siguen matándose a tiros en nombre de su dios.

   Todo se reduce a eso. Traducir unos libros, libretas… apuntes de estudiante mediocre con orígenes de lo mas variopinto y que, en cada siglo y con cada traductor, encuentran y “sufren” significados diferentes. Esa es la “sólida” base sobre la nos enseñaron la “oportuna” llegada del “hijo” de un dios tan “todopoderoso” como inepto.

    Y fue muy listo ese dios. Como me hubiera gustado ver llegar al “hippie” de su hijo en nuestros días y llenar la Puerta del Sol de panes y peces o presentarse en Ciudad Juarez a repartir latigazos a los narcotraficantes … Tendríamos internet abarrotada de vídeos con los milagros del Jesús, la BBC y National Geographic haciendo mega-reportajes y los “paparazzis” de la prensa rosa trabajando a destajo para averiguar quien era el amante secreto de María…

   Después de morir en la cruz, la biblia relata sus cuarenta días paseándose por la tierra como uno de los “zombies” mas famosos de la historia. Efectivamente, Jesús resucitó y durante 40 días estuvo arreglando papeles, pasaporte y testamento hasta que decidió “ascender” hasta el reino del padre… y 40 días de inundación soportó en bueno de Noé… los mismos 40 días que estuvo Moisés liado con las tablas y sus mandamientos en el ensangrentado monte Sinaí… y los 40 días de satánicas tentaciones en el desierto… 40 días explorando los israelitas el país de Canaán y otros 40 días estuvo Goliat tocando las pelotas a las tropas de Samuel hasta que un certero David le revienta los sesos de una pedrada… y así podría seguir con docenas de ejemplos bíblicos… Por cierto, David reinó durante (adivinen…) 40 años…

Cuarenta… un número divinamente mágico… y aunque las cosas han cambiado, los dioses siguen siendo los mismos.

    Gente matando, gente muriendo
Niños heridos y los oyes llorar
¿Puedes practicar lo que predicas?
¿Y pondrás la otra mejilla?

Padre, Padre, Padre ayúdanos
Envíanos alguna guía desde arriba
Porque la gente me pregunta, me pregunta
¿Dónde está el Amor? (Amor)

¿Dónde está el Amor? (Amor)
¿Dónde está el Amor? (Amor)
¿Dónde está el Amor?
El Amor, el Amor.

    
  
En el rincón
Son cuarenta los meses marcados
por llamas de brillo apagado
porque las cosas han cambiado
porque se quedan arrinconados
cuarenta meses amordazados.
(JMPA Pink Panzer) 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s