Je t’aime… entre tus caderas.


   “Picasso es español, yo también.
           Picasso es un genio, yo también.
                  Picasso es comunista, yo tampoco

  Esta cita atribuida a Salvador Dalí es considerada como el origen del título de una de las canciones de amor más conocidas del planeta tierra…
   En el año 1968 Serge Gainsbourg y su amante de entonces, Brigitte Bardot, grabaron de forma privada una primera versión de “Je t’aime… moi non plus”, canción que, al parecer, fue un encargo-petición de la mismísima Brigitte.

   Ella fue también la que le rogó a Gainsbourg que no hiciese pública esta grabación, debido a la oposición del marido de Bardot, Gunter Sachs, y Gainsbourg aceptó. Nadie pone en duda que la letra estaba dedicada a la mujer de Gunter… que ya andaba algo “mosqueado” con la relación de los dos tortolitos y la apreciable cornamenta que decoraba su cabeza.

   En el mismo año, Gainsbourg conoce a la mujer que luego sería su novia y esposa, la actriz inglesa  Jane Birkin a la que convence para que grabe con él una nueva versión de la canción que romperá con todos los moldes de la decencia… censurada, prohibida por ocho paises (España entre ellos) y denunciada por los de siempre, esos que dirijen el negocio de  su dios desde el “humilde” vaticano… y llenan de niños el bajo-vientre de sus sotanas.


“Je t’aime… moi non plus” se lazó al mercado al año siguiente de escribirse, un inolvidable y erótico 1969 convirtiéndose, contra viento y marea, en un rotundo éxito.

   Como siempre sucede en estos casos, la versión cantada por Bardot salió a la luz… pero nunca pudo hacerle sombra a la sugerente voz de Jane Birkin.

   La mujer inspiración de los versos y la dueña de la voz que con sus gemidos los convirtió en inmortales, unieron sus fuerzas en más de una ocasión… dejando claro el buen gusto que tenía Serge Gainsbourg eligiendo a sus amantes…

“Je vais et je viens, entre tes reins”
(voy y vengo, entre tus caderas)
Tremor
Vives en mí
tensando la piel de mi pecho.
Vives en mí
con cada movimiento
de tus senos, tus caderas
que inmersas en su tremor,
mueren en mí
con tu abrazo y el salado sabor
de tu desmayo.
(JMPA Pink Panzer) 
“La fealdad tiene una ventaja
sobre la belleza: dura”.
Gainsbourg y Birkin


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s