Desiderata… cosas deseadas… sueños rotos.


   “Cuando pienso en lo que pasó allí, creo que no luchábamos contra el enemigo. Luchábamos contra nosotros mismos. El enemigo estaba dentro de nosotros.

Ahora la guerra ya ha terminado para mí, pero siempre formará parte de mi vida…”.
(Reflexiones finales del soldado Taylor, en la película.) ( PlatoonOliver Stone)

  Oliver Stone, en su inolvidable “Platoon” tuvo el acierto de incluir en la banda sonora de su película, el bellísimo Adagio para cuerdas (Adagio for Strings) de Samuel Barber, una versión adaptada para orquesta del “Cuarteto para cuerdas nº1, opus 11”. También adaptó el mismo cuarteto para ser interpretado por un coro mixto, diferenciándolo de los anteriores trabajos con el título de Agnus Dei.  Su aparición en varias películas,  programas de televisión, videojuegos, actos públicos… no hacen más que constatar la potente atracción que ejerce esta triste melodía entre sus oyentes.

   Alguien la calificó como un verdadero poema sin palabras… y no puedo estar más de acuerdo. Cada vez que cierro los ojos para escucharla, sus “palabras” nacen en mi mente y me parecen siempre nuevas y distintas, abriendo de par en par las puertas de mi, muchas veces, lastimada inspiración.

 
(Texto de Max Ehrmann, traducido al español)
Camina plácidamente entre el ruido
y las prisas, y recuerda
que la paz puede encontrarse en el silencio.
Mantén buenas relaciones con todos
en tanto te sea posible, pero
sin transigir.
 Di tu verdad tranquila
y claramente;
Y escucha a los demás,
incluso al torpe y al ignorante.
Ellos también tienen
su historia.
Evita las personas ruidosas y agresivas,
pues son vejaciones para el espíritu.
Si te comparas con los demás,

puedes volverte vanidoso y amargado
porque siempre habrá personas más grandes
o más pequeñas que tú.
Disfruta de tus logros, así como de tus planes.
Interésate en tu propia carrera,
por muy humilde que sea;
es un verdadero tesoro en las cambiantes

vicisitudes del tiempo.
Sé cauto en tus negocios,
porque el mundo está lleno de engaños.
Pero no por esto te ciegues a la virtud que puedas encontrar;
mucha gente lucha por altos ideales
y en todas partes la vida está llena de heroísmo.

Sé tu mismo.
Especialmente no finjas afectos.
Tampoco seas cínico respecto al amor,
porque frente a toda aridez y desencanto,
el amor es tan perenne como la hierba.

 
Acepta con cariño
el consejo de
los años,
renunciando con
elegancia a las
cosas de juventud.
Nutre la fuerza
de tu espíritu
para que te proteja
en la inesperada desgracia, pero
no te angusties con fantasías.
Muchos temores nacen
de la fatiga y la
soledad.
Más allá de una sana disciplina,
sé amable contigo mismo.
Eres una criatura del universo,
al igual que los árboles y las estrellas;
tienes derecho a estar aquí.
Y, te resulte o no evidente,
sin duda el universo se desenvuelve como debe.

Por lo tanto, mantente en paz con Dios,
de cualquier modo en que le concibas,
y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones,
mantente en paz con tu alma
en la ruidosa confusión de la vida.
Aún con todas sus farsas, cargas y sueños rotos,
éste sigue siendo un hermoso mundo.
Ten cuidado y esfuérzate en ser feliz.

Sin palabras

Sin palabras
se queda
el aire
mi aire
desnudo           
        desvalido
Sin afectos dolorido  

Sin palabras
se queda
amiga
de nadie
sin nadie
desnuda              
        desvalida
de silencios abatida.
(JMPA Pink Panzer)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s