La leyenda del uno por ciento… Live Free, Ride Free.


   En 1947la celebración del 4 de julio cayó en fin de semana. Durante aquel “weekend” en la ciudad de Hollister, California, igual que se hacía en otras muchas ciudades de Estados Unidos, se organizó una fiesta motera, con diversas carreras y espectáculos. La reunión-motera atrajo a muchos más participantes (más de cuatro mil) de los que la organización esperaba (no pensaban ni de lejos llegar a mil “invitados”), lo que supuso algo de ruido y jolgorio en la ciudad, pero nada que los múltiples bares y locales de comidas, copas y alojamiento no pudiesen asumir con mucha alegría para sus cajas registradoras.

   La leyenda empieza justo aquí. Un fotógrafo apuntó su objetivo a un “bandarra” cocido a base de cervezas y otras “hiervas”. Barney Peterson (así se llamaba el fotógrafo) entregó su reportaje al periódico Crónica de San Francisco para el que trabajaba y esta foto de la izquierda fue publicada poco después por Life Magazine y ya se armó el follón!!!.
  Catalogar a todos los moteros como borrachos pendencieros por una simple foto ayudada por una crónica exagerada de los hechos de Hollister fue coser y cantar para la prensa sensacionalista.
  La AMA (American Motorcycle Association), en aquellos tiempos algo así como el OPUS de las buenas costumbres Moteras y Americanas (hoy son otra cosa) dio a entender a la prensa del país que aquellos motociclistas representan (de forma claramente despectiva) el 1%  (uno por ciento) del total de los motociclistas norteamericanos.
   Así crearon, sin pretenderlo, la leyenda y Grupo Motero de los One Percenter. En aquel fin de semana, de entre más de 4.000 asistentes, solo se detuvo y encarcelaron a unos 50 de ellos. Solo hubo cerca de 60 heridos de los que 3 fueron de gravedad… nada del otro mundo.
    En un principio, los encarcelados, como gesto de oposición a la AMA, a las leyes y sus gobiernos decidieron crear y usar un parche con el nombre de su recién (y encarcelado) grupo… ONE PERCENTER. 

    Más tarde se extendió su uso a todos los que estuvieron aquel fin de semana y luego ya se convirtió en santo y seña universal… para los que se sienten como “Outlaws”, los fuera de la ley. 

   Esta fiesta-incidente motero fue la inspiración para una película clásica del motociclismo llamada “The Wild One – (Salvaje)” donde Marlon Brando personificó a “Johnny”, el líder de los BozzeFighters (Te real Wild ones) MC. En honor a la verdad, hay que resaltar que este motoclub aún en activo, no pertenece al movimiento 1% y promueve la coexistencia, amistad y buen rollito en general.
   
   Hay muchas historias de coches pero es indudable que las motos son otra cosa, tienen alma y ésta se une a la de su dueño cada vez que giras el contacto y pones en marcha su vibrante corazón… ese “uno por ciento” salvaje que vive dentro de cada motero de verdad.

“Es inútil hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s