El encuentro… el agua besando la piel.


   Ezra Pound, no estaba loco. Acusado del delito de Traición a la Patria por su manifiesto apoyo a Mussolini durante la Segunda Guerra Mundial, se enfrentaba a la pena de muerte en un país como Estados Unidos, muy aficionado a las hamburguesas y al “reo frito”. Sus abogados, en un último intento de librarle de la muerte y apoyados por algunas figuras relevantes del mundo cultural, argumentaron que el poeta estaba loco… y les salió bien. Ezra Pound se pasó 12 años de su vida recluido en el hospital de St.Elizabeth, una “casa de locos” de aquellos tiempos.
La casa de los locos es de papel…

 El encuentro
Mientras ellos hablaban todo el tiempo de la nueva moral
ella me exploraba con sus ojos.
y cuando me levanté para marcharme
sus dedos fueron como el tejido
de una servilleta japonesa de papel. 
– Ezra Pound –
(Traducción-Versión de Javier Calvo)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s