Después de besarnos… Nada ha cambiado.


   De niño solía acostarme tarde. El demonio de la noche poseía mis ideas y todos los inventos del mundo pretendían ver la luz, en la misma noche y a través de mis enrojecidos ojos.

Nada ha cambiado desde entonces y ya
han pasado tantas noches… 

No hicimos nada
No hubo nada
No pasó nada
Hemos dejado de hablarnos…

Así son los amores del niño.
Después de lo de anoche,
después de besarnos…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s