La pregunta… Volar con los pies descalzos.


“”Y tú, mujer… ¿Sigues enamorada?
 Aquel hombre, viejo y arrugado, dejó caer su pregunta con la mirada perdida en aquel amarillento póster de su Zundapp de 1933. Dos únicas palabras fueron suficientes para acelerar el corazón de aquella mujer de pies descalzos que le observaba, casi petrificada, desde la entrada del cobertizo. Ella le seguía con la mirada clavada en su espalda, buscando las palabras adecuadas, como antaño, cuando juntos volaban sobre aquellas dos ruedas, ahora añoradas.
 
   Mientras tanto, con ademán de intensa caricia, él deslizaba lentamente una pequeña gamuza sobre el depósito de su moto. Al fondo, una pareja parecía observarles desde una de las paredes, inmóviles entre un banco de herramientas y una oxidada taquilla de puertas entreabiertas, por las que asomaba la manga, negra y gris de un mono de cuero.
   Precisos trazos de carboncillo llamaron la atención de la mujer que, sin saber aún como contestar aquella incómoda pregunta, avanzó levemente unos pasos, dos… quizás tres, hasta que pudo reconocer con claridad los rasgos de aquella pareja del cuadro… En ocasiones, te sientes capaz de caminar descalzo por cualquier camino, y otras veces, una mínima arena en tu zapato te obliga a descalzarte… y allí estaba ella, descalza y confusa, observándose en el cuadro, muchos años atrás. En aquellos tiempos, aquella pregunta no lastimaría con la misma fuerza, como una piedra afilada por dos simples palabras, clavándose hasta sangrar en la planta de su pie.
   La percepción del tiempo es completamente diferente cuando estás enamorado. La ansiedad por estar, el deseo de compartir la vida con quien amas, nos da la idea de un paso más lento del tiempo y la emoción, la alegría del contacto, el beso, los abrazos, engañan a nuestros sentidos y el tiempo, simplemente vuela…””
(Extracto de “Volar con los pies descalzos”, By JMPA Pink Panzer)
 

Los hombres sabios dicen
que solo los tontos
se apresuran…
pero yo no puedo evitar
enamorarme de ti.

¿Debería quedarme?
 
¿Podría ser un pecado?
 
Algunas cosas están predestinadas…



Toma mi mano,
toma mi vida entera también…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s