Escrito en mi ADN… amor por el motociclismo.


   Un estudio realizado por la aseguradora inglesa Bennetts, utilizando una muestra importante de individuos (yo no salgo, no tenían mi teléfono…), nos asegura que el deseo de pilotar/conducir una moto, está escrito en el ADN.   Con la ayuda de un psicólogo, el estudio ha demostrado que los motociclistas tienen una predisposición genética para la desconocido. Lo que pone de manifiesto una tendencia a un comportamiento impulsivo, exploratorio y facilidad en la asunción de riesgos.


 
   La psicólogo Donna Dawson (EE.UU) dijo de los resultados:   “Los psicólogos saben desde los estudios sobre gemelos que hasta un 60% de los rasgos de la personalidad se hereda, sin embargo, el medio ambiente, en forma de educación y de oportunidades, también tiene un papel que desempeñar.

   Nuestra investigación nos dice que la mayoría de los motociclistas fueron inducidos a su modo de vida a través de un familiar, y que todas las cuestiones relacionadas con la personalidad tienen un importante carga genética (tales como ser amante del riesgo). Y también está mas que clara la vinculación emocional del motociclista con su moto.

   No cabe duda de que el amor por el motociclismo, no es una simple afición pasajera en la vida. Su compromiso con la máquina y el entorno similar del que se rodean, lo convierte en una actitud ante la vida, y un modo muy característico de vivirla.”

   Entre muchos aspectos curiosos, los resultados han descubierto que un 72% de los motociclistas tienen rasgos comunes asociados con el gen Ns”, que está relacionado con la capacidad de asumir riesgos (tengo sobredosis de este gen…).

Mi bota con sobredosis de gen motero….

Un 71% tiene un bajo umbral de aburrimiento y el 69% tiene reacciones espontáneas por encima de lo habitual.
   El 68% de los motociclistas fueron inducidos a su afición por un miembro de su familia inmediata (aquí están mis comienzos…), un 9% por una tía, un tío o un primo y un 8% por un abuelo.

   Una conclusión muy interesante es que la moto puede definir a la persona, y esto se demostró en casi tres cuartas partes (73%) que admiten que su moto define quiénes son.
   Hasta un 62% dijo que no podía vivir sin su moto, y otros incluso revelaron que ellos consideran su moto un miembro de la familia (61%), o una extensión de su personalidad (70%). 

La moto; una extensión de mi personalidad.

  Bien, llegado a este punto poco queda por decir. La moto puede ser poesía en movimiento… y si esto te extraña, entonces es que no me conoces en absoluto.

“Desayunar fuerte porque esta noche cenaremos en el infierno.”

(Leonidas – 300 🙂
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s