El masajista fiel… La decisión final de Sophie.


Cuenta la leyenda que en el reino de Korps, una crisálida no quiso ser mariposa. En su lugar, una poesía se convirtió en prosa y una verdad inquietante, en mentira piadosa…

( Pink Panzer Korps presents…Raising sun for Sophie. )

Raising sun for Sophie

Mujer en pie tul contraluz     Era de noche pero en aquella habitación, dos mujeres se bastaban para iluminar sus cuatro paredes, como si de repente, se hubiera hecho de día. Sus ojos brillaban como soles amaneciendo sobre el mar de nuestras islas. La señal me llegó cuando dejaron de llorar, con aquel abrasador beso capaz de fundir el hielo de mi nevera. Fue entonces cuando decidí dejarlas un momento a solas e irme sin hacer ruido a por unas cervezas…

   Nunca había sentido a Sophie tan profundamente unida a mi ser como en aquellos eternos segundos en los que, con aquella bata blanca que apenas conseguía contener sus pechos, me abrazó hasta que rompimos juntas a llorar. Como dos tontas nos quitamos las lágrimas de los ojos, la una a la otra, con nuestras manos, entre risas, entre caricias, con mis ojos clavados en los suyos…y toda ella en los míos.

– Espera, Greta me dijo con aquella voz que me hipnotizaba – Aún te queda una aquí…- y me besó en la mejilla estremeciendo mi nuca, mi espalda, mi alma. Con mi corazón totalmente desbocado, Sophie cerró aún más la distancia que nos separaba y puso sus labios al alcance de los míos, como rogando mi permiso para romper aquel milímetro de aire que nos separaba, el permiso que ya tenía desde el primer día que la conocí.

   La luz, la música, el universo entero desapareció cuando tuve su boca a mi alcance y la besé por primera vez en los labios. Fue entonces cuando sentí correr por mis venas aquella avalancha de sensual ternura con la que Greta me correspondía. Temblando como dos cometas al viento, con nuestros pechos intercalados en aquel abrazo que parecía no tener fin, me di cuenta de que la decisión estaba tomada y era la correcta. Los brazos de Greta no eran un refugio. Era Ella, toda ella era el refugio que yo buscaba, y sus brazos el balcón al que asomarme para ver el mundo, definitivamente, con otros ojos.

Pinker manus massage

Chicas ¿Estáis bien?, ¿Os apetece una buena cerveza y darle un poco de conversación a vuestro masajista? – Les pregunté a mis dos invitadas, asomándome al pasillo con tres 1906 Red Vintage en la cubitera… Si, lo presentía. La ocasión merecía dejarles espacio, tiempo y también mi mejor cerveza para celebrarlo y no iban a ser las únicas que disfrutaríamos aquella noche bajo dos nuevas estrellas.

Perdón, perdón, por favor, vente con nosotras que ya hemos abusado bastante de ti. – le dije a Yorch mientras Greta me ajustaba la bata con el travieso cinturón que, entre tantos besos y abrazos, se había caído al suelo.

– Trae esas cervezas que tenemos mucho de lo que hablar – Le dije casi al mismo tiempo que la puerta se abría, con aquellos pies descalzos sorprendiéndome una vez más con el silencio de sus pasos. La sonrisa de Yorch era de esas francas, de las que no te dejan dudas y si alguna le quedaba, no dejaríamos que duraran mas allá de dos cervezas…

   El trabajo de Sophie, productora y diseñadora de campañas publicitarias, la puso en contacto con la directora de una gran empresa europea de gimnasios exclusivos para mujeres. Durante el diseño de sus últimas campañas publicitarias para estos gimnasios, entre ambas surgió una buena amistad que llevó a Agnes, la directora, a ofrecerle la dirección del proyecto de apertura y gestión de uno de sus nuevos locales en las islas. Pero Sophie, que acababa de cortar su relación con el italiano, no se sintió con fuerzas de afrontar semejante reto y no aceptó.

Ellas unidas mujeres dos

Hace unos meses me lo volvió a recordar y mañana mismo voy a llamarla para aceptar. Se que espera mi llamada y por eso me atrevo desde ya a ofrecerte que trabajes conmigo. Si Greta acepta, me gustaría que los dos me ayudarais en esta aventura. Yo me encargo del tema económico con Agnes y tú te encargas en exclusiva del apartado de masajes, dentro de la sección de Salud & Wellnes que Agnes me explicó que desarrollan en sus centros deportivos…

   El ofrecimiento de Sophie me sorprendió pero acepté al momento. El reto era demasiado cautivador y no lo iba a dejar pasar. Greta estaba entusiasmada con la fulgurante velocidad de los acontecimientos pero nada, absolutamente nada salió mal de lo mucho que se acordó aquella larga noche. El trato incluía una tarde de masaje a la semana, enteramente reservada para ellas dos. No me sorprendió la especial “cláusula” de mi contrato y cuando el proyecto se convirtió en pujante realidad, aquellas tardes se convertían en pura terapia de grupo. En una de aquellas sesiones, ya con la noche llamando a mis ventanas, una última decisión se tendría que tomar. Muchos meses después de que todo empezara, ese “todo” comenzó de nuevo, una vez más… sobre una camilla de masaje.

– Yorch… Greta y yo queremos pedirte algo… Dijo Sophie con aquel tono seductor que tanto encandilaba a Greta…

– Vosotras me diréis, pero si es por cenar, me niego a pedir pizza otra vez…

– Esta noche, si no estás muy cansado, a las dos nos gustaría quedarnos y darte un masaje…y luego, si eso, ya cenamos.

Bueno, pues aquella noche si que me sorprendieron, o tal vez no lo hicieron y solo fue un sueño fruto del cansancio…

Han intervenido, por orden de aparición en este mundo:

– Soy Greta. Di mi permiso para que esta historia saliera a la luz. Soy parte de ella, y ella ya es parte de mi… y no hablo de la historia.

– Soy Sophie y mi historia no es solo mía. Las decisiones, igual que una simple y aislada gota de agua cayendo en un estanque, pueden provocar miles de ondas y con ellas alcanzar, arenas de lejanas y desconocidas playas.

– Y yo soy Yorch, Pink Panzer Yorch, el masajista escribano y fiel… fiel guardián de esta historia, hasta donde se puede contar.


Cuando tocas una guitarra, la magia sucede cuando en vez de sonidos, le arrancas lamentos a cada una de sus cuerdas.

(JMPA Pink Panzer Yorch)

Anuncios

30 pensamientos en “El masajista fiel… La decisión final de Sophie.

    • Muchas gracias por tu generoso comentario. Me siento agradablemente sorprendido, pues lo has leído hasta la mi reflexión final sobre la guitarra. A veces, tengo miedo a publicar textos tan largos pues, en este mundo de velocidad vertiginosa en todo lo que hacemos, no siempre se tiene la calma y el tiempo suficiente para leer sin prisas…
      Muchas gracias de nuevo. Tu comentario es un auténtico regalo. Un abrazo, amigo.

      Le gusta a 1 persona

      • Qué curioso, este apunte tuyo sobre la longitud de los textos y la velocidad de nuestras vidas es algo en lo que pienso a menudo, la “filosofía twitter” nos está matando, preferimos titulares a contenidos de calidad, como si con ellos pudiésemos presumir de cultura. Y la partida la gana la imagen, “vale más que mil palabras”, por eso estas deben ser buenas y breves, para combatir con otro refrán: lo bueno, si breve, dos veces bueno. De hecho, este pensamiento recurrente ha condicionado mi forma de escribir, comencé sin preocuparme de la extensión y ahora elijo las palabras, evito los rodeos, como quien dice. También he cambiado de registro y abordado otros “géneros”.
        Sigo muchos blogs, de algunos me da igual si filosofan largo y tendido o despachan la entrada con una frase, reflexión o un relato, detrás se vislumbra alma y eso detiene mis prisas, otros tendrán que esperar. El tuyo es así, balsámico. Lo sigo desde hace poco (lo conocí siguiendo a Ana “reflexiones”) Gracias a ti, ¡por favor!

        Le gusta a 2 personas

        • En matemáticas, podemos ofrecer a quien nos observa, una larga y hermosa fórmula matemática que, tras grandes esfuerzos, sabiduría, audacia, ingenio, imaginación e intuición, alguien llegará a la conclusión de que, finalmente, X es igual a 1. Pero a la inversa, desde un simple y comprimido X=1 nadie sería capaz de recrear mi largamente bella fórmula matemática. Entre los dos camino, veo con alegría que elegimos el primero. Lo breve, no siempre es doblemente bueno. Un abrazo sin prisas, amigo.

          Me gusta

  1. Sabes esta sensación que va “in crescrendo”, aplicable a cualquier cosa, que esperas más y quieres más y luego te quedas con las ganas? Pues así. Yo hubiera deseado un descripción detallada de esos masajes de jueves, y sobre todo del masaje final a tres….ya me conoces. Me ha encantado, narrar a tres voces en primera persona se me antoja dificilisimo y tu lo haces de maravilla, pero…..yo quería más…….

    Le gusta a 1 persona

          • Cuando uno tiene la mente puesta en algo, ve señales en todas partes. Hubo un tiempo en que a mi me ocurría lo mismo con tu blog. En cada entrada tuya veía claves ocultas por todos lados. Quizás si el destino nos pone delante de una café, te cuente esas claves y te reirás mucho. En el caso de este café, es de un café real que se tomó alguien a mi lado. El camarero me ofreció a dibujar algo en el mío y yo lo rechacé porque preferí no adulterar su sabor con chocolate. Sin embargo me gustó como quedó ese y le hice una foto.
            Es posible que haya un pequeño homenaje con esa foto a quien compartió ese café conmigo.
            Quizás haya más claves en las imágenes que en los poemas.
            Y viceversa. De todos modos y sin ser algo intencionado, es otra casualidad compartida contigo lo del café, aunque no haya sido planeada.
            Y casualmente en el tuyo, ultimamente no veo llaves ni claves. Será que no miro bien…

            Le gusta a 1 persona

  2. Hola soy margui, y en esta historia nada, la que observa , la que espera, la que llega hasta el final, y vuelve a empezar por si me perdí algo. Largo? Para quien? Para quien no quiere disfrutarlo… Qué se vaya, que no mire, si solo busca un final saltándose los interludios.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

      • Yorch el que siempre deja una coma, unos puntos suspensivos, el que sabe poner entre paréntesis lo que no quiere contar, diciéndolo entre comillas… Y si subraya una frase, es para intentar despistarnos del meollo de la cuestión.
        Pd: espero no ser la que limpia…. O si …. Ains ahora no lo sé jj

        Le gusta a 1 persona

        • Por San Patrás bendito, patrón de los “cangrejos” (soy Cáncer pero no creo en esa seudocientífica parafernalia de los astros-lógicos…)
          En un breve y agudo comentario, has sacado a relucir todas mis armas, y ahora…¿que va a ser de mí? jajajajaj Gracias, Margui por tus visitas tan divertidas. El papel será de protagonista, y hasta ahí puedo contar…jajaja 🙂

          Le gusta a 1 persona

          • Jajaja, alguna te guardas en algún pliegue escondido, Jsjshs soy tauro, en no creer estás en lo cierto, alguien me contó que el universo se mueve sin descanso y lo que antes era Cancer ahora es Leo o el que va detrás que no recuerdo…
            Pd. Soy mujer paciente, tomate el tiempo que quieras

            Le gusta a 1 persona

  3. Apenas te atisbo y ya me gustas y no sólo porque yo también opino que lo bueno no tiene que ser necesariamente breve, sino también porque, con frecuencia, siento gemir a la guitarra… ese lamento que me pone el vello de punta y el corazón al galope.
    Excelente tu escrito, corto para mi gusto, hubiera seguido leyendo por tiempo indefinido… Remediaré ese deseo paseando por tu blog, seguro que es apasionante.
    Un abrazo.
    Estrella

    Le gusta a 1 persona

      • Esa imagen que me representa era mi perra Linda, la abandonaron a la puerta de mi casa cuando tenía apenas un mes y me acompañó durante ocho años.
        Algo de lobo tenía, pues no ladraba, aullaba como los lobos, pero era mansa y tranquila como un corderito, la recuerdo todos los días…
        Es un placer leerte.
        Estrella

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s