El lenguaje secreto… Las cuatro cartas.


“Las esmeraldas de mis ojos tristes aguardan tus pupilas de bohemio, y mis manos germinan las caricias que brotan al contacto de tus dedos.”

(Laura Victoria, seudónimo de Gertrudis Peñuela – escritora)

Jorge y Pury

Las cuatro cartas mágicas del amor por sorpresa.

   En la casa de Korps, existe todo un lenguaje secreto que mantiene al mundo de los sentimientos a salvo del viento frío de la realidad. Fuera de la casa, las almas escuchan tras las ventanas, intentando descifrar la clave que mantiene a salvo el misterio. Mientras todo ello transcurre en silencio, dos bailarines alzan el vuelo y cuatro cartas iluminan el cielo…

Primera Carta: El cruce de miradas.

“Con tu mirada provocarás su sed, hasta que su cuerpo suplique beber de tu boca…”

(©The Pink Panzer book of The Blind Caresses)

Biker Pink Yorch   Dos miradas que se cruzan como un abrazo en la distancia. Tan solo unos segundos bastarán para que la magia convierta tu estómago en un rosal lleno de mariposas revoloteando entre sus pétalos. Minutos, horas y días de juego, de miradas intensas, de abanicos de timidez decorados, de pupilas clavadas con descaro en todas las formas de tu cuerpo, al mismo tiempo que imaginas tus manos bajo su ropa… deshaciendo con tus dedos las migas del deseo.

 

Segunda Carta: El abrazo inesperado.

“Tu abrazo será el único reflejo del amor verdadero…
Si no amas, no abraces, porque te delatarás.”

(©The Pink Panzer book of The Blind Caresses)

  Pocas cosas hay más gratificantes que sentirse a salvo, protegido, inmerso en un gran abrazo inesperado.

Pink Panzer love

   Lo cierto es que no es un manjar para todos los gustos. El abrazo inesperado exige entrega de quien lo recibe… Exige ceder los códigos de tus defensas, las llaves de tus puertas, el control absoluto del habitual rechazo al roce con lo desconocido y entregar el control de ese último y más privado espacio que te separa del resto del mundo. Sin embargo, una vez que te dejas, te abandonas y disfrutas de su aroma, el abrazo inesperado será la flor que siempre desearás en el jardín de tus afectos.

 

Tercera Carta: La caricia ciega.

“Cada una de tus caricias serán como palabras
nunca escritas sobre su piel…”

(©The Pink Panzer book of The Blind Caresses)

   El roce de unos labios, es la carta más poderosa de la casa de las caricias ciegas, la puerta de entrada al paraíso.

Ella Paradise   El beso en la espalda, en la nuca, en el cuello, de forma lenta y delicada, exige aceptación, control y confianza de quien lo recibe, para no girarse y romper la magia en el primer segundo. Delicadeza, ternura, suavidad hasta el extremo de ser el aliento mismo quien trasmita el sensual contacto del calor de los labios… estas son las condiciones a cumplir si eres tú quien ponga en juego esta carta o cuando con los ojos cerrados, abandonas toda defensa y dejas tu cuerpo en las manos de esa persona que adora los suspiros que tu estremecido placer le regala.

 

Cuarta Carta: La pequeña muerte… compartida.

“En el éxtasis del placer, perderás la vida y tú tendrás la suya,
en el mismo suspiro y en idéntica renuncia…”

 (©The Pink Panzer book of The Blind Caresses)

«Red tree» By Nagy Norbert Concept artist - illustrator ( freelancer ) From Cluj - Napoca, Romania

   Las Cuatro Cartas del AMOR por sorpresa, no tratan de un amor naciente, inesperado, virgen aún de recorrido y experiencias. Muy al contrario, las Cuatro Cartas tratan de un amor que nace en cada instante de cada día, habla sobre el éxtasis que se convierte en explosión de afectos renovados, inesperados, que la sorpresa del cariño nos llega en un abrazo trasformado, trata de las caricias que hacen vibrar la carne cuarenta años después de la primera mirada, pues, hemos aprendido que no hay ni una sola caricia igual a la anterior, pues el amor crea nuevos mundos cuando cerramos los ojos y nuestras mentes vuelan juntas dominando el espacio rebosante de caricias ciegas.

Pink Panzer Korps Tatoo

Dos bailarines alzan el vuelo…

Casida de la rosa

La rosa
no buscaba la aurora:
Casi eterna en su ramo
buscaba otra cosa.

La rosa
no buscaba ni ciencia ni sombra:
Confín de carne y sueño
buscaba otra cosa.

La rosa
no buscaba la rosa:
Inmóvil por el cielo
¡buscaba otra cosa!

(Federico García Lorca)

Anuncios

29 pensamientos en “El lenguaje secreto… Las cuatro cartas.

  1. Que belleza…!
    Yo nunca viví algo así, pero sé de quienes vivieron algo así por mucho más de cuarenta años: mis padres.
    Sé que suena raro… hasta contarlo… pero con mi madre jamás hablamos de sexo, solo hasta la partida física de mi padre (serán 11 años en 21 de noviembre).
    Yo siempre vi en ellos una pareja hermosa, en verdad hacían un equipo increíble! Y a medida que pasaban los años, jamás dejaron de estar “de novios”, eran muy dulces el uno con el otro, se escribía cartas, se dejaban pequeñas notas…
    Pero solo hace un par de años mi madre me confesó la intensa pasión que se tenían. Y se asemeja a esto que tienes con tu pareja. Y me recordó a ellos. Así de eterno y bello es su amor…
    Es sencillamente hermoso!
    Gracias por recordarlo! Por cierto, hay mucha belleza en este mundo!
    Bendiciones!

    Le gusta a 1 persona

  2. Desde mi soledad no puedo sentir más que alegría por ti, y envidia por mi parte.
    Dos amores he tenido en mi vida. Con uno me casé cuando tenía 17 años y viví con él muchos años hasta que se cruzó por medio el cáncer, cuando estábamos a punto de separarnos. Me dediqué en cuerpo y alma a él durante once duros meses. El amor se había acabado hacía mucho tiempo (si es que alguna vez fue totalmente real, éramos los dos muy jóvenes cuando nos casamos) pero había cariño y dos hijos por medio.
    Para ese otro amor, ya en la madurez, creo que no fui lo bastante buena para él. Aún duele…+

    Mis ojos se perdieron en los tuyos,
    prendida en el brillo de tu mirada
    me evadí del mundo en un instante.
    Tus brazos rodeando mi cintura,
    hicieron que mil resortes
    saltaran en los poros de mi piel.
    Tu boca, madura y fresca,
    se acercó despacio a la mía,
    con el corazón a galope tendido,
    esperé…
    creí desfallecer cuando me besaste.
    Uno y mil besos desde entonces,
    una y mil caricias, deseadas,
    una y mil miradas, cómplices,
    y un solo camino, juntos, una vida.

    Besiños, Pink. El amor es como un rosal, para que tenga las rosas más hermosas hay que regarlo, mimarlo, hablarlo…

    Le gusta a 1 persona

  3. Bonjour ou Bonsoir
    après le silence de la nuit
    chaque jour renaît
    avec le chant d’un oiseau joyeux
    pour que nos réveils soient gais
    la rosée pour rafraîchir nos pas
    et le soleil au rendez-vous
    moi je te souhaite une très belle journée ou soirée
    Et tout ce que tu désires

    Bisous, BERNARD

    Le gusta a 1 persona

  4. Y yo dónde me habré metido que no te había leído?
    Pero sabes que siempre vuelvo.
    Cuatro cartas mágicas con las que no puedo estar más de acuerdo. Y esa frase destacada en otro de los comentarios, esa que dice que el abrazo inesperado exige la entrega de quien lo recibe…..tan cierto!
    Y cómo no, las caricias ciegas.
    Te he echado de menos.
    Besos inesperados.

    Le gusta a 1 persona

    • Acabo de ver tu blog veo que, efectivamente llevas “escondida” desde tu camino a Santiago… Imagino que algún buen vicario tendrá la culpa… También a ti te echamos de menos todos tus fieles lectores. Espero disfrutar pronto de tus poesías… a veces inesperadas pero siempre deseadas.
      Un abrazo doble para ti y para quien te cuenta las pestañas.

      Le gusta a 1 persona

      • Un poema? Solo pides un poema?
        Un poema de mi puño y letra
        Trenzando las palabras que brotan inquietas
        De mis labios de poeta.
        Un poema y mil si quieres
        Cuajado de afecto hacia quien lo recibe
        Que inspira unas veces y otras escribe.
        Un poema te entrego si es lo que pides.
        Quieres más?
        Tú solo pide…

        Le gusta a 1 persona

        • Tomo tu causa de sosiego certero,
          Rugiendo, rimando versos pendenciero,
          Impuesto a modo de extravío ligero,
          Antes del amor, más amor prefiero.
          Nombra tu nombre al borde primero,
          Al filo mismo, de un poema pasajero…

          Muchas gracias por tu precioso poema, Anina. Como respuesta/regalo, aquí te dejo una pista… Todo poema lleva un pasajero oculto…

          Me gusta

    • Que así sea…
      Tout comme une rose débordement,
      Regarder attentivement,
      Il est comme un fleuve qui traîne tout ce qui vient rapidement,
      Accompagnera mais pas par accident.
      Ne pas avoir peur d’être nu parce que je l’aime vêtement,
      Amour commence quand une personne se sent…
      Mil gracias por tus preciosos comentarios.

      Le gusta a 1 persona

        • Como un manantial de rosas
          mira atentamente
          Como un río que arrastra
          con todo rápidamente
          Te acompaña, no por accidente
          No tengas miedo de estar desnuda
          porque me encanta su ropaje

          El amor comienza cuando una persona siente…

          Obviamente, hablaba sobre ese “sentir” tan hermoso que llega en avalancha con un nuevo amor en pareja…
          Triana ya no pasea sola a la orilla de su playa y no tiene miedo a desnudar su alma pues otra piel tiene para darle abrigo y compañía… ese era mi mensaje. Abrazos mil.
          Hasta el año que viene.

          Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.