Archivos

El abrazo en el Tango… Mi mano en tu espalda.

 

Palabras de Maestro

Dijo Carlos Gavito:
“El tango tiene una gramática propia. Un ritmo. Comienza con una letra mayúscula. Es quizás el momento más importante. Abarca el abrazo inicial donde ya hay una química, a veces explosiva, a veces neutra, a veces negativa. Comprende el primer movimiento. Generalmente es un paso, pero puede ser solamente la insinuación de un paso. Un gesto. O apenas un estremecimiento…”

Insinuación
Mi mano en tu espalda
mientras preciso marcaba
tu corazón, suave el compás…
Te deslizas en mi abrazo
y siento tu pecho vibrar
esperando mi primer paso…
Un gesto nace en armonía
y los ojos ya nos sobran
es baile,         
 es tango,
           es vida…
          (JMPA Pink Panzer)
 

Salvemos a las mujeres… Abrazos como el agua…

   Luis Fernando Veríssimo es un escritor brasileño que nació en Alegre, el 26 de septiembre de 1936. Es hijo del escritor Érico Veríssimo. Durante su niñez vivió en Estados Unidos. Muchos de sus trabajos tienen un tono humorístico. Disfruta de la cultura de Río de Janeiro y es un gran crítico de la política de derechas, imperante en su país…

   Recordando y recalcando de nuevo el tono humorístico con que escribía este genial escritor brasileño (y la época en que lo escribió), aquí les dejo su “Salvemos a las mujeres”. 

 
>>>·····>”””El irrespeto por la naturaleza ha afectado la supervivencia de varios seres, y entre los más amenazados está la hembra de la especie humana.  
 
  Tengo apenas un ejemplar en casa, que mantengo con mucho celo y dedicación, pero en verdad creo que es ella la que me mantiene. Por lo tanto, por una cuestión de auto-supervivencia, lanzo la campaña “Salvemos a las mujeres”. 
 
   Tomen de acá mis pocos conocimientos sobre la fisiología de la feminidad, con el fin de que preservemos los raros y preciosos ejemplares que todavía quedan:
1. Hábitat:
   La mujer no puede vivir en cautiverio. Si está enjaulada, huirá o morirá por dentro. No hay cadenas que las aten y las que se someten a la jaula pierden su DNA. Usted jamás tendrá la posesión sobre una mujer; lo que la va a atar a usted es una línea frágil que necesita ser reforzada diariamente.
2. Alimentación correcta:

   Nadie vive de la brisa. La mujer vive de cariño. Dele en abundancia. Es cosa de hombre, y si ella no lo recibe de usted, lo buscará en otro. Besos matinales y un “yo te amo” al desayuno las mantienen bellas y perfumadas durante todo el día. Un abrazo diario es como el agua para los helechos. No la deje deshidratarse. Por lo menos una vez al mes es necesario, si no obligatorio, servirle un plato especial.

3. Flores:
   También hacen parte del menú. Mujer que no recibe flores se marchita rápidamente y adquiere rasgos masculinos como la brusquedad y el trato áspero.
4. Respete la naturaleza:
   ¿No soporta la TPM (tensión pre-menstrual)? Cásese con un hombre. Las mujeres menstrúan, lloran por cualquier cosa, les gusta hablar de cómo les fue en el día, de discutir sobre la relación. Si quiere vivir con una mujer, prepárese para eso.
5. No restrinja su vanidad:
   Es propio de la mujer hidratar las mechas, pintarse las uñas, echarse labial, estar todo un día en el salón de belleza, coleccionar aretes, comprarse muchos zapatos, pasar horas escogiendo ropas en un centro comercial. Comprenda todo esto y apóyela.

6. El cerebro femenino no es un mito:

   Por inseguridad, la mayoría de los hombres prefiere no creer en la existencia del cerebro femenino. Por ello, buscan aquellas que fingen no tenerlo (y algunas realmente lo jubilaron). Entonces, aguante: mujer sin cerebro no es mujer, sino un simple objeto decorativo. Si usted está cansado de coleccionar estatuillas, intente relacionarse con una mujer.

   Algunas le mostrarán que tienen más materia gris que usted. No les huya, aprenda con ellas y crezca. Y no se preocupe; al contrario de lo que ocurre con los hombres, la inteligencia no funciona como repelente para las mujeres.
7. No haga sombra sobre ella…
   Si usted quiere ser un gran hombre tenga una mujer a su lado, nunca atrás. De esa forma, cuando ella brille, usted se bronceará. Sin embargo, si ella está atrás, usted llevará una patada en el trasero.

8. Acepte:

   Las mujeres también tienen luz propia y no dependen de nosotros para brillar. El hombre sabio alimenta los potenciales de su compañera y los utiliza para motivar los propios. Él sabe que, preservando y cultivando la mujer, él estará salvándose a sí mismo.

   Mi amigo, si usted piensa que la mujer es demasiado costosa, vuélvase GAY.  ¡Sólo tiene mujer quien puede!…”””<······<<<

 
Autor: Luis Fernando Veríssimo

 

Cuando el gesto te delata… Miradas que desarman…

   En 1978, Paul Ekman publicó un sistema de códigos faciales denominado El sistema de codificación de la actividad facial, que permitía medir por primera vez, y con rigor científico, todos los movimientos musculares de la cara. Con este método descubrió que el rostro puede generar más de 10.000 expresiones diferentes…

   “Seductora, transgresora, rebelde, erótica, sincera, segura, pensativa, desconcertada, decidida, tímida y cariñosa a la vez. Tu mirada me desarma sin escuchar ninguna palabra de tus labios. Tus ojos hablan en voz alta mientras tu sonrisa saborea el instante, desafiándome en una declaración de guerra amorosa. Escondida pero atenta, tu mirada alumbra la oscuridad y disipa las preocupaciones cotidianas, aletargándolas, dejándolas descansar, ávida de una réplica similar, deseosa de una contestación, tan afirmativa como silenciosa…” (A lareira máxica)

“Mientras que nuestros pensamientos son totalmente privados, la mayoría de nuestras emociones se detectan por una señal distintiva que ayuda a los demás a comprender cómo nos sentimos”
(P. Ekman)

Después de besarnos… Nada ha cambiado.

   De niño solía acostarme tarde. El demonio de la noche poseía mis ideas y todos los inventos del mundo pretendían ver la luz, en la misma noche y a través de mis enrojecidos ojos.

Nada ha cambiado desde entonces y ya
han pasado tantas noches… 

No hicimos nada
No hubo nada
No pasó nada
Hemos dejado de hablarnos…

Así son los amores del niño.
Después de lo de anoche,
después de besarnos…

Duermevela… dulce agonía de sueño y fatiga.

“Es que no se callan esos amores que impiden dormir.
Es esa duermevela que te levanta
por un trago, un cigarro, una
pluma, un papel,
una pistola.”
(Autor desconocido – Si lo sabes, déjame un comentario)

Duermevela: Una mezcla inquietante, entre el dormir y el velar.
    La Real Academia de la Lengua la define como un “Sueño ligero en que se halla el que está dormitando” o el más común, el Sueño fatigoso y frecuentemente interrumpido”.

 ∼
Ensueño
Aire templado
de tu aliento
callado,
llenan de impulso
las velas de mi ensueño.
Dulce agonía
entre el sueño de amor
y el amor que fatiga
tu pulso y mi empeño.
(JMPA Pink Panzer)

Aterriza en mis brazos… un ser ESPECIAL.

   Una sola palabra es capaz de cambiar muchas cosas: expresiones, sonrisas, miradas, abrazos, besos, caricias, en fin, con una sola palabra tu puedes llegar al cielo o simplemente hundirte en lo más profundo de la tierra. Por tal razón, solo tengo una palabra que compartir… eres ESPECIAL

José Mazariegos.

“A la gente se le olvida, el poder que tienen los versos susurrados al oído”.

 …·:·…

Yo quería estar descalzo… un lunes cualquiera.

   Buenos días… Hoy es lunes, un lunes áspero y duro como todos los malditos lunes. Te deseo un buen día, te deseo que comiences la semana con una palabra amable, un impulso nuevo, el recuerdo de un beso, la promesa del encuentro de la mejor sonrisa… Te deseo un buen día, despertar en compañía, llegar, regresar, para leer la vida por un poema atravesada.
 ∼

   La trampa la hizo el frío. El frío, la cercanía y mis zapatos. Porque si nos cruzábamos cualquier otro día – pongamos un 21 de febrero – y yo hubiese estado vestido de tomate, repartiendo “dosporunos” de gazpacho, no te hubiese ni mirado. El problema es que cuando llegaste rondaban los 40 grados, yo no tenía prisa, ni estaba vestido de idiota. El problema es que ese día me moría de calor, tú estabas demasiado lejos y yo quería estar descalzo. 

 

    En promedio – lo sé porque los he contado desde niño- hay 143 pasos en una cuadra. 71 pasos para estar frente a frente, y medio paso más para tropezarse, que se caigan unos papeles y se desate una de esas películas imposibles en las que la gente se enamora tanteando la calle con las rodillas flexionadas. Nada se parece menos al amor que estar agachado, nunca entendí ese cliché. 
    Por eso contigo no hubo colisión ni reguero, hubo competencia de caminata con meneo y unas ganas feroces de que te dieras cuenta de que te estaba ignorando, de que ni loco – en el paso 11 – te hubiese lamido la boca, ni halado el pelo con la mano izquierda en el paso 16. De que supieras que no me había puesto nervioso en el paso 21, ni tuve ganas de desnudarte en el paso 32. De que era un atrevimiento mirar bajo tu falda a sólo 40 pasos de haberte visto y que era un absurdo pensar en arrinconarte 10 pasos después y hacerte el amor ahí mismito. No quise clavarte los dientes en el paso 60, ni jurarle devoción gastronómica a tu entrepierna en el 69. Que 5 pasos después, en la mitad de una línea recta y vacía, no iba a predicarte el infinito. Todo lo contrario: ¿Me puedes decir la hora?.
 ∼
 “La luz cree que viaja más rápido que cualquier otra cosa, pero se equivoca; da lo mismo lo rápido que pueda viajar, porque al final, la luz descubre que la oscuridad ha llegado antes que ella y la está esperando”.

Sentir el latido… Tocar, amar, dormido en tu pecho.

 

“Apoyar el oído sobre el pecho de alguien.
Sentir el latido. Sentir la fragilidad del
cuerpo, y hundirse en un sopor de
comodidad y angustia. Amar…”
(Josefina Licitra)
 

   Familia, Amigos, Enemigos, Conocidos… casi cincuenta años de vida me han enseñado a respetar al Amor, en todas sus formas, manifestaciones y edades… La transparencia no se ve, pero existe a pesar de todo y en ocasiones extraordinarias, transforma lo absoluto en detalle imborrable; se acerca a nuestro lado, se deja tocar…

Tocar…
Por tus dedos extendidos,
por tus besos olvidados,
por los brazos cruzados
entre sombras divididos
a la espalda de la luna.

Luna en creciente,
que mece mi cuna
con tu mano ardiente
quemando mi locura.

Dame amor

y hazme jirones

de ternura.

(JMPA Pink Panzer)

 

“Practicar las Artes y la Música con todos
los niños, no para que todos sean
 artistas, sino para que ninguno
de ellos sea esclavo.”

Nudos en mis cuerdas… Dulce condena.

“Hay cuerdas en el corazón humano que
es mejor no hacer vibrar”
La cuerda cortada
La cuerda cortada puede volver a anudarse,
vuelve a aguantar, pero
está cortada.
   
Quizá volvamos a tropezar, pero allí
donde me abandonaste no
volverás a encontrarme.
  

 “La vida es una gran sala de espera, la otra
es una caja de madera”

(10 Años después – Los Rodríguez.)

“…Me quedo con lo poco que queda, entero en el corazón…”


Abrazos… un regalo del alma.

   Empezaremos por nombrar la fuente que da vida a esta entrada en el blog y no es otra que nuestra amiga Clara. Mil gracias por enviarnos este precioso vídeo que hemos compartido los dos juntos en el sofá, embobados con el portátil en las rodillas esperando vernos a nosotros mismos aparecer en la pantalla en cualquier momento… 
   Abrazos gratis, como los viernes al vernos, al despedirnos… abrazos para compartir un café, en nuestra casa, en la tuya… Dicen los científicos que un abrazo tiene que durar 6 segundos para que tenga un impacto químico en el cerebro y que un abrazo de verdad ayuda a mejorar la salud física y mental. Bueno, pues hagámosle caso a los científicos. Gracias otra vez, por el vídeo y por tus abrazos, en esos seis mágicos segundos.

 

Alma
Desde niños nos amamos
entre sus brazos aún desnudos
Desde niños encontramos
el valor de seis segundos.
(JMPA Pink Panzer) 

“For one moment our lives met , Our souls touched” 
Durante un instante nuestras vidas se encontraron, nuestras almas se tocaron.