Archivos

Encadenar versos… Soledad incompleta… 

Pinker Blusens

   Te tengo si te leo, al completo en tu poema y aprendo a respirarte, con cada pausa insinuada, liberando la intención entre tus letras encarcelada.  Por instantes dudo, freno a mi voz que te nombra y pienso que te pierdo, te pierdo como si a un gorrión asustado, a su cuerpo me aferrara y tus versos encadenara con los diez eslabones de mis dedos.

   Te pierdo y te extraño mientras te diluyes a lo lejos, donde mis ojos se esfuerzan en seguir tu rastro, seguir leyendo, leyéndote entera, acariciando tus versos con mi imaginación viajera, esperando tu llegada igual que la tierra por el sol torturada desea que llueva… y llueves en mí, amor, intensamente, llueves en mí cada primavera.

(JMPA Pink Panzer Disturbed once more…)

Pinker woman cocktail

Ella es pura insinuación…

Pink Panzer Korps distturbed

ELLA
De lejos, todo parece

y nada importa…
pero de cerca, la nada lo es todo,
y nada, me importa.

(JMPA Pink Panzer in love)

Anuncios

Tus últimos versos… Las Flores del mal.

Elige bien tus últimos versos, ellos se quedarán para explicar como llegaste y si te fuiste en paz.

(JMPA By Pink Panzer Yorch)

EinsteinRelGeneral

Cinco Preguntas de Rebeldía

Un rebelde duerme

lejos de su casa

¿Vivirás esta tarde?

Y despierta, para no marcharse

con cualquier corazón robado.

Un alma rebelde escribe

con tinta rosa diluida en lágrimas

¿Escribirás esta tarde?

Y arruga el papel, para no contestarse

para no tener miedo

por el suelo que nunca ha de pisarse.

Un rebelde camina

con sus pies descalzos

¿Llegarás esta tarde?

La izquierda es el amor

la derecha, es la huella del arte

mis pisadas sobre la arena

como flores prohibidas, despreciadas

por el tiempo implacable,

en la orilla, por el mar borradas.

Un rebelde se revuelve

y un monstruo, en su lucha,

muerde el abismo en su almohada.

¿Morirás esta tarde?

Un rebelde guarda sus sueños

bajo el sudor de su espalda

y luego el mundo enmudece

y luego… luego la nada.

¿Estarás a mi lado mañana?

(JMPA Pink Panzer Yorch)

Belleza sin condiciones

“Pero el silencio es cierto.

Por eso escribo.

Estoy sola y escribo.

No, no estoy sola.

Hay alguien aquí que tiembla.”

(Alejandra Pizarnik)

Abrazo y recompensa… Nostalgia por la ausencia.

A ella le gusta la poesía, a él le gusta la Mar…

(Dedicado a dos amigos…)

Cat on Sea

“Vuelvo y pido perdón por la tardanza,

se debe a que hice muchos borradores;

me quedan dos o tres viejos rencores

y sólo una confianza.

Reparto mi experiencia a domicilio

y cada abrazo es una recompensa;

pero me queda, y no siento vergüenza,

nostalgia del exilio

(Poema Quiero creer que estoy volviendo)
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor, poeta y dramaturgo uruguayo.

   La nostalgia ayuda a mantener vivos los recuerdos tras una pérdida, una ausencia…

   Aquella noche fue especial. Las horas desaparecieron como por arte de magia. Una cena exquisita y una sobremesa llena de historias, confesiones y corazones abiertos mientras, sigilosa como una sombra, un alma surcaba la estancia, apenas rozando el suelo sobre sus cuatro alfombras voladoras…

    Sea & sea

Silencio y Nostalgia

Abrazos sobre hombros de cristal

por fuerza reprimidos

 en siete almas doloridas

indefensas al paso del tiempo.

El tiempo, comprimido en cuatro gotas de silencio

y la compañía, su compañía, apenas contenida

sigilosa y empapada de paciencia

tan suya, tan humana, casi divina.

Llueve ahora la nostalgia

buscando cruzar miradas

con él alerta en su atalaya.

Llueve ahora la nostalgia

añorando su presencia

añorando aquella esencia

encerrada en su mirada.

(JMPA Pink Panzer)

CAM01436~01

   “A menudo, todavía soñaba con él y revivía sus prolongadas e íntimas conversaciones, y también sus profundos silencios. Hay veces que dos hombres, ante la certidumbre de la muerte, no necesitan más que el silencio; ese silencio rabioso, impotente, inconfundible en su fracaso. Es el silencio de la esperanza.”

(Rafael Mulero Valenzuela – “El nudo de las estrellas”)

Easy to love… Andrea, canción de hielo y fuego.

“Hay almas.
Almas que se necesitan,
que se buscan.
Almas que existen
por otra.
Yo sé que hay almas
que se pertenecen,
que no pueden ser de alguien más.
Tú eres mi alma y yo también te
necesito, también te busco…”

(Leído en la web de Jarhat Pacheco)

   Comenzando el mes de septiembre de este extraño 2015, Andrea tomó su camino hacia el Norte, ese que nunca olvida, el mismo Norte que ella no ha olvidado durante todos estos años de destierro, tan al sur, tan lejos…

Vuelve a tu casa cuando quieras,
Regresa a tu casa cuando lo necesites.

And & Die

The winter is coming… Kill the little girl and let the woman be born.

Only Pure Pink Panzer Soul.

Doce años, Cien palabras… Canción para Lia.

LIA   ∼

   Doce años de LIA con mayúsculas. Llegó la primera, casi sin querer, y casi sin querer, nos vimos envueltos en un tremendo “lío” auspiciado por nuestra hija Andrea. Y allí estábamos en el coche, camino del aeropuerto, con una pequeña pincher de tres meses dentro de un bolso, cuatro horas antes de coger nuestro avión a casa. Y como era niña, le llamamos Lía.

   Nuestra casa fue pronto, muy pronto la suya. Obediente, inteligente y tolerante, incluso estando ya muy enferma. Sus últimos cinco años fueron muy duros para ella, esforzándose por vivir, siempre a nuestro lado.

   Ciega, casi sin poder caminar, desahuciada dos veces por el veterinario y dos veces regresando a casa con nosotros, llorando, incapaces de romper lo que nos unía con una fría inyección. Aprendió a moverse por la casa dentro de aquella oscuridad imposible de explicársela. Aprendió a caminar de nuevo por el parque, colgando de correas como una marioneta… y luego con una sola correa… y luego ella sola, de nuevo, nuestra Lía saliendo adelante.

  Enseñó a sus “hermanos” modales y tolerancia, repartió cariño incluso al quien no se lo esperaba y se nos fue, un 14 de Julio de este convulso 2015,  con nuestras lágrimas como última muestra de respeto y amor. Quiero pensar que con nosotros ella fue feliz. Nuestra familia lo fue, disfrutando de su compañía.

A hundred words

“A hundred words to talk of death?
At once too much and not enough.
My plans beyond that final breath
are currently a little rough.

The dying thing comes on so slow:
reluctance to get out of bed
is magnified each day and so
transmuted into dead.

I dream of dying all alone,
nobody there to watch me pass
nothing remains for me to own,
no breath remains to fog the glass.

And when I do put down my pen
my memories will fly like birds.
When I am done, when I am dead,
and finished with my hundred words.”

(Neil Gaiman)

Cien palabras para hablar de la muerte?
A la vez son demasiadas y no las suficientes.”

Fotos LIA con Ñandú

MINOLTA DIGITAL CAMERA

Extraña Honestidad… Una palabra solitaria.

   Los idiomas, en nuestro caótico mundo, son como universos paralelos. Multitud de vidas y obras discurren paralelas a la nuestra sin el más leve contacto. A veces, tan solo necesitamos un mínimo esfuerzo para “tocar” el mensaje que busca su destinatario, viajando en cualquiera de las innumerables formas de comunicación que tenemos los seres humanos.

   Con la música sucede algo extraño. Cuando sus notas envuelven versos en un idioma que desconocemos, la melodía intenta traernos su mensaje, mientras nosotros cerramos la mente a las palabras, que son las que, en verdad, nos cuentan la realidad de su historia… Honestidad, una palabra solitaria en mi universo paralelo.

Un acuerdo para un extraño.

Romperé las cadenas,

de acuerdo,

pero serán las tuyas,

las que te mantienen prisionera

entre dos calles llenas

de amor y desconcierto.

Romperé, las reglas,

de acuerdo

pero serán las tuyas,

tus reglas

con tus cartas escondidas

y tu alma en juego.

Romperé en llanto

llanto eterno

por tu vida

en mi verbo conjugada

por tu esencia

en mi obra desenfocada.

Romperé, sin orden

tu recuerdo

en mil palabras

huérfanas, desordenadas

en tu alcoba

escondidas, condenadas.

Romperé tu ausencia

aún sin quererlo

porque me quiebras

me haces daño

mujer,

por tu voz

clavada en mi ser,

por tu ser

rompiendo el silencio

que se niega a beber

de un extraño.

De acuerdo, de acuerdo

moriré…

pero no me hagas más daño.

(JMPA Pink Panzer)

Café.París.André Kertèsz.

Una noche yo seré… Queriendo SER.

 Yorch Stop the Pain

QUERIENDO SER

Seré esa silla en el rincón

donde tu ropa descansa

añorando tu piel.

En cada una de tus noches,

seré fiel guardián

vigilando el cauce

desbordado de tu sueños.

Seré esa caja de cartón

donde guardas inquietos

entre tus cartas de amor

miles de abrazos eternos.

Seré tu encaje favorito

bordado de olvido

y amor compartido en tu pecho dormido.

Seré la voz que te llama

en cada despertar

el que cierra el círculo

de una vida entera aún sin explorar.

Encrucijada de almas

queriendo SER…

una silla, un guardián,

a veces amante, siempre tu amigo.

Seré la hoguera

donde memoria y pasado

calientan al fuego

sus manos cansadas,

mientras arden los recuerdos,

los que arden y duelen

como sal en las heridas,

                          como fuego en las entrañas

que sentir, ya no quieren.

Seré viento frío, barco de papel

bajo la lluvia temprana

                           que anuncia la galerna.

Seré Galicia cuando la quieras

y lava ardiente cuanto la llores

por el dolor que no cesa

por los afectos

que fingen sus pasos

pero nunca regresan

a tu corazón,

                …a tus brazos.

(JMPA Pink Panzer)

Acepto tu verdad

Hazme olvidar… Música para el alma.

DELIQUIO

Prometo olvidarte

cada noche

al morir el día, cada día.

Prometo olvidarte

morir en vida

de penumbra sumergida

nadando

en mi herida.

Prometo olvidarte

cada día

reprimiendo mi sueño

cortando mi huida.

Prometo olvidarte

cada día

agotada el alma

en éxtasis de olvido

y de amor desfallecida.

Prometo olvidarte

alma mía,

cada día, cada día.

(JMPA Pink Panzer)

Nosotros no elegimos qué sentir,
alma sentimientos anime souleater soulevans

El perfume que extraño… Los dos ermitaños.

La mano que te ofrece una rosa, siempre guarda
parte de su perfume.
(Proverbio chino)
Extraño
Como viejo ermitaño
añoro el placer del valle

las flores en tu pecho
mis labios en tu cuello
y el perfume que extraño
 en rocío transformado
 como perlas perfectas
buscando amor en tu talle.
(JMPA Pink Panzer)

Las flores en tu pecho, mis labios en tu cuello…
LOS DOS ERMITAÑOS
    Dos ermitaños que vivían en un islote cada uno de ellos. El ermitaño joven se había hecho muy célebre y gozaba de gran reputación, en tanto que el anciano era un desconocido.
   Un día, el anciano tomó una barca y se desplazó hasta el islote del joven y afamado ermitaño. Le rindió honores y le pidió instrucción espiritual. El joven le entregó un mantra y le facilitó las instrucciones necesarias para la repetición del mismo.
   Agradecido, el anciano volvió a tomar la barca para dirigirse a su islote, mientras su compañero de búsqueda se sentía muy orgulloso por haber sido reclamado espiritualmente.
   El anciano se sentía muy feliz con el mantra. Era una persona sencilla y de corazón puro. Toda su vida no había hecho otra cosa que ser un hombre de buenos sentimientos y ahora, ya en su ancianidad, quería hacer alguna práctica metódica.
    Estaba el joven ermitaño leyendo las escrituras, cuando, a las pocas horas de marcharse, el anciano regresó. Estaba compungido, y dijo:
   -Venerable asceta, resulta que he olvidado las palabras exactas del mantra. Siento ser un pobre ignorante. ¿Puedes indicármelo otra vez?. 
    El joven miró al anciano con condescendencia y le repitió el mantra. Lleno de orgullo, se dijo interiormente:
  -Poco podrá este pobre hombre avanzar por la senda hacia la realidad, si ni siquiera es capaz de retener un mantra. 
   Pero su sorpresa fue extraordinaria cuando de repente, pudo ver que el anciano partía hacia su islote caminando sobre las aguas.
 “Aunque hay cientos de idiomas en el mundo, una sonrisa los habla todos.”
(Rabindranath Tagore)

Días de agua… taberna y fragua.

Lo confieso… soy lágrima
cuando estás lejos...

 
   En mi tierra, Galicia, los días de lluvia forman parte inseparable de nuestro paisaje. En nuestros pueblos, las ya prácticamente desaparecidas fraguas, eran el corazón que marcaba el pulso para la supervivencia y prosperidad de sus gentes. Madera y hierro gallego en múltiples combinaciones resolvían cualquier necesidad.
   Muebles, carros, herramientas, verjas y enrejados… llaves y candados para cerrar puertas que protegen y diarios que guardan la intimidad de una caricia o viejos secretos inconfesables


   En los largos y desapacibles días de invierno, la lluvia, el frío y la nieve impedían sacar los animales a pastar o acometer las labores de la tierra. Durante aquellas largas horas de espera, no había ningún lugar más agradable, calentito y acogedor que la fragua del pueblo.

   El herrero no tenía horario. Siempre funcionaba, incluso sábados y domingos. Reuniones, charlas, juegos y conspiraciones nacieron al calor y abrigo de su fuego. Entre hierro fundido y el rítmico golpear del martillo contra el yunque, se forjaron amistades, amores y guerras. Mientras tanto, allí fuera arreciaba la lluvia, trasformando en barro, nuestras calles casi desiertas.


   Mis recuerdos acaban aquí, con mi reflexión empapada de lluvia gallega. Mi alma es mi mente y en ella sobrevive, una fragua siempre abierta. Así es y así permanece, por mi mismo y para todo aquel que se acerca, en estos días de agua, taberna y fragua… al borde mismo de mi existencia.

(JMPA Pink Panzer)



“El tango tiene una significación oportuna y por eso
hay un tango que cada uno puede aplicarse
y hay tangos que alejan
y tangos que acercan…
tangos para el día del desahucio
y tangos para el día del amor…

(“Tango, la mezcla milagrosa”, Carlos Mina)