Archivos

El “algoderitmo” de Pink… Código rosa.

Ella es arte, puro arte embelleciendo todo cuanto sus dedos rozan, en las paredes más grises de mi alma.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Ella in love)

Styletto Rosa

mind-544404_12801573919540   El diván que me imaginaba en la sala de espera es en realidad, una incómoda silla del maldito Ikea. Sobre ella, mi metafórico y vapuleado culo contesta a este engreído maestro de la psicoterapia que, en vano pretende hurgar entre las entrañas de esos horrores que puede, y solo digo que puede, no me dejen dormir. Y aquí estoy, con el móvil compartiendo mi virtual modo silencio en plena terapia con este barrigudo que sabe de la gravedad de la vida la milésima parte de lo que yo intuyo sobre los líos que mantiene con Mario, su musculoso secretario… Vale, puede que yo haya averiguado algo más sobre su vida siendo como soy, un simple pero atento espectador dentro de la jaula Sheriff Pink.pngde oro de su agobiante despacho. El detalle de esas miradas mientras le entrega mi dossier, o la forma con la que le prepara el café, depositando la cantidad justa de azúcar y su mirada furtiva buscando la aprobación del doctor mientras toma la cucharilla entre sus dedos y con sumo esmero mezcla el blanco sobre el negro, dejando expuestas a noventa grados sus agridulces nalgas prietas vibrando con el tintineo del erecto metal golpeando la receptiva porcelana… Vale, se me ha ido la pinza del tema principal; regreso. Es descaradamente obvio. Que sí, que están liados, lo sé, y no habría ningún problema si no fuera porque uno de ellos mantiene sobre la mesa de su despacho la foto enmarcada y en carísima plata de una mujer con dos preciosos querubines de ensortijado pelo dorado, casualmente idéntico al pelo rubio “Bisbal Style” de mi, evidentemente pasado de peso doctor Santist… perdón, no puedo decir su nombre.

Chica pies techo.jpg    Me abrasan las ganas de conectar el despertador y que este tipo se despierte de golpe de su engaño, que su mujer le reviente los huevos de una buena y puntiaguda patada con sus Styletto de 600 euros y que, con el escroto amoratado y su vida entera metida en un dossier, contrate a cualquiera de sus colegas que lucen orgullosos sus sonrisas en la orla de su promoción.

    No hay ganas de seguir fingiendo y le mando a la mierda… y lo hago desde el precioso y educado silencio que reina en mi cabeza. Él no lo sabe, pero lo intuye a través del brillo de mis ojos mientras le miento en todo lo que puedo y quiere oír desde mi sensual boca. Sí, he dicho sensual boca. Me divierte ponerle nervioso mientras le cuento como suenan las balas silbando a un metro escaso de mi cabeza. Le miro fijamente taladrando sus acomodados ojos mientras humedezco mis labios como si el espíritu de Marilyn Monroe me hubiera poseído. Sé que le pongo nervioso porque su Parker no para de hacer click-clack bajo el repetitivo impulso de su peludo dedo pulgar, escondiendo y enseñando lúbricamente su pequeña y húmeda puntita azul.

homeless man by eveonahart    Malditos ojos. El nerviosismo instalado en sus pupilas me hace adivinar su pasado como los dos nulos espectadores de la vida que son, una vida aprendida entre el silencio de cripta y biblioteca de cualquier Universidad sin alma… bueno, cualquiera no, porque este señor es el tercero de su promoción según su descolorida orla de La Complutense de Madrid…

    Con este detalle académico llega el momento de la primera lección y ya os lo digo yo, si es que aún no lo sabéis pero, en este complicado mundo hay profesiones que, si no eres un buen observador, no vuelves a casa.

    Ya dije antes que no tenía ganas de seguir fingiendo. Por eso me divierto intercalando insultos entre sus grandilocuentes palabras de loquero de lujo. Él no me escucha pero yo le insulto en binario perfecto; mientras él se empeña en marcarme “unos” terapéuticos yo le intercalo hermosos “ceros” energéticos, descontando segundo a segundo la energía que malgasto en los cincuenta minutos de cada sesión… en grupos de 8 bits.Yorch Stop Pain Series

    Llegados a este punto previo al final del relato de los hechos, mis más agudos lectores se estarán preguntando el motivo por el cual yo conozco la marca de zapatos de la esposa de mi querido y apreciado doctor. Si no os habéis dado cuenta del detalle, ya os digo yo que, en más de una ocasión y con vuestra capacidad de observación… no volveríais a casa.

    El caso es que en mi séptima sesión, entrando con prisas pero no ciego en su despacho, a mano derecha y entre su ampuloso escritorio de nogal y un elegante tresillo tapizado en cuero negro, una gran bolsa de papel con una conocida marca de zapatos esperaba su momento escénico, reposando sobre aquella moqueta gris verdoso que yo tanto aborrecía.

– Bonitos zapatos, Mario… hasta el próximo día. – le dije al secretario mientras me encaminaba hacia la salida.
– ¿Perdón? – me dice extrañado cruzando su mirada con la mía y señalando con sus poderosos y trabajados índices a sus enormes zuecos de inmaculado verde hospital.
– Discúlpeme, Mario. Era una broma. Cosas mías. Por algo me habrán enviado a ver al doctor, ¿verdad?
– Hasta su próxima cita, señor Pink, – me contestó con media sonrisa y arqueo de ceja incluido.

CAM00392~01    Y ya me conocen, me encanta el café, el buen café negro entre mis labios mientras mi mente anuda pistas y ata cabos… Sin perder tiempo, encontré cruzando la calle, una preciosa pastelería de esas modernas y franquiciadas frente al consultorio y que me ofrecía la atalaya perfecta para mi acecho. Tres cafés y un brioche al estilo francés me costó la espera. A las ocho de la tarde entraba por el portal una elegante señora de trabajada melena de mechas rubias, enfundada en un traje chaqueta gris listado y con una llamativa y madura juventud reflejada en su rostro. Aquí fue cuando pedí el tercer café. A los veinte minutos sale mi doctor acompañado por aquella belleza sonriente que llevaba colgada de su brazo izquierdo, la “misteriosa” bolsa blanca con el inconfundible logotipo rojo sangre que combinaba de forma extraordinaria con el dorado de la manzana mordida de su mano y el blanco de sus dientes. Y yo, con el último sorbo de mi terriblemente frío café, reflexionaba pensando en que no era ella la que había mordido la manzana. Con la cafeína retorciéndose como un gato herido en mis arterias, decidí que ella merecía quedarse disfrutando del paraíso de su opulenta existencia, solo por aguantar a semejante cretino comiendo en su depilada cesta.

    Y regresé a mi hotel, con mis miedos envasados al vacío dentro de mi cabeza y los acordes de “1999” entrando para calmar mis neuronas a través de los auriculares de mi viejo Nokia. Un día más, y un día menos de suplicio, esperando que pronto se acabe esta prueba de resistencia que, obviamente voy ganando, aunque el cretino piense que a su despacho, llegaron los restos de un hombre derrotado. FIN.

(JMPA Pink Panzer Korps. – Gears of War)

“Putas ganas de seguir el show
ni de continuar mintiendo
y en un travelling algo veloz
sale un “fin” en negro…”

(Parte de la excepcional letra de la canción 1999 del grupo español Love of Lesbian)

Pinker Nube Tag 2

Love of Lesbian: Uno de mis grupos insustituibles en mi pasado musical en español. Dime que música escuchas y te diré por qué extraña razón aún sigue palpitando tu cansado corazón.

TattooDesign.com-9436633

Entonces sucederá… L’au revoir…

“Cuida tu carácter. No les des lengua a tus pensamientos, ni actuación a tus ideas descabelladas.
Sé amistoso, pero por ningún motivo vulgar.
Los amigos que tienes, aférralos a tu alma con zunchos de acero.
Evita meterte en grescas, pero si estás en una, haz que tu adversario se cuide de ti.
Ofrécele a todos tu oído, pero a pocos tu voz.
Y sobre todo, sé sincero contigo mismo.
Entonces sucederá, como la noche al día, que no serás falso con nadie.”

(William Shakespeare en Hammlet)

photo_2015-10-27_23-34-25

Imagen propiedad de Pink Panzer Korps

   Como casi siempre, en medio de una animada charla delante de un buen café y con nuestras motos aparcadas a pocos metros de nuestra mesa como únicos testigos, alguien me preguntaba el porqué de la música que escucho cuando escribo. Es obvio que esta persona me conoce muy bien y mi respuesta necesitó de varias tazas más de buen café.

  Retrocedo hasta el Festival de Cannes, mes de mayo de este demoledor año 2016. La tortue rouge (La tortuga roja) no es la película más aclamada del festival, sin embargo, su director, Michaël Dudok de Wit, se llevó el Premio Especial del Un Certain Regard, un premio para los que no optan a la palma de oro pero que fue creado para reconocer el talento joven y fomentar obras innovadoras y atrevidas. Este director se llevó un Oscar por un corto de animación, Father and Daughter, que me dejó fascinado por su difícil sencillez comprimiendo dos vidas en menos de diez minutos. Este corto hizo que me aprendiera de memoria su nombre… una muesca más en mi portátil.

la-tortue-rouge-michael-dudok-de-wit

   La película también es de animación, excepcional animación para mi gusto y lo más sorprendente, sin un solo dialogo entre sus protagonistas. Y aquí es donde, a mi buen amigo y “brother in arms” le doy mi respuesta, acompañada por el último sorbo de café. La música que escucho, que me apasiona, no es otra que esa que es capaz de hablarme, de sugerirme palabras hermosas y conseguir que en mi cerebro, cientos de millones de sinapsis en pleno delirio agudo, hagan que mi mundo sea más grande en un universo cada vez menos importante para mi.

   De toda la banda sonora, elegí para vosotros la pieza del vídeo, donde una vez más, una voz de mujer me cautiva enredándose con cuerdas y metales de una exquisita melodía. De su compositor, Laurent Perez del Mar, solo os puedo decir que inunda mis horas muertas con sus trabajos desde hace algunos años y me hace feliz ver su firma en esta película. Unos auriculares para escuchar con un mínimo de calidad sonora son algo más que obligatorio… ¿y la película? Simplemente hermosa. Concederle una oportunidad para que os conquiste. Creo que pronto llegará a España, y así os ahorráis un viaje a Francia.

Imagina Silencios

Escucha mi música.
Cierra los ojos.
Imagina que estás solo.
Imagina que lo has perdido todo.
Que las notas te avasallan
que las voces te arañan
que tu piel te abandona
que tu alma no perdona.
Cierra los ojos.
Imagina que lloras,
que lloras solo
y solo hay silencios
volviéndote loco
haciéndote compañía
mientras llega la calma.

(JMPA Pink Panzer in love)

L’au revoir… A veces no es lo que cuentas,
sino como lo cuentas…

(JMPA Pink Panzer Korps)

Parisienne… Recuerdos tout terrain…

pinker-route-beaujolais

Robert William Gary Moore – Parisienne…

   Hay “solos” de guitarra realmente memorables. Aún así, a pesar de que esta apreciación es muy subjetiva y nuestro planeta muy grande y lleno de gente con gustos muy diferentes, me atrevo a poner esta interpretación de guitarra eléctrica entre las cinco mejores que he escuchado. De esta preciosidad de Parisienne Walkways existen multitud de grabaciones, actuaciones en vivo, cientos de “covers” de otros artistas… pero para mí, no hay ninguna comparable a esta rara pieza grabada en vivo y que hoy les dejo bajo estas letras.

   Año 1993. Con la vida metida en diez maletas y una montaña de cajas de cartón, en este año llegamos a esta isla de arenas negras. Después de innumerable viajes, kilómetros y kilómetros de carreteras amigas y enemigas y seis casas diferentes donde se quedó mucho de nosotros, la isla no nos dejó marchar. Al fin echamos raíces, donde menos habíamos pensado que la tierra cubriría nuestros pies. Veintitrés años bien merecen un buen café.

lr-paris-ago-2016

      I remember Paris in ’49. ⇔  Recuerdo a París en el ’49.
The Champs Elysee, Saint Michel,  ⇔  Los Campos Elíseos, Saint Michel,
And old Beaujolais wine.  ⇔  y el vino añejo de Beaujolais.
And I recall that you were mine  ⇔  Y recuerdo que eras mía
In those Parisienne days.  ⇔  en aquellos días parisinos.
Looking back at the photographs.  ⇔  Repasando las fotografías.              
Those summer days  ⇔  Aquellos días de verano
spent outside corner cafes.   ⇔  transcurriendo por fuera de los cafés de esquina.
Oh, I could write you paragraphs,  ⇔  Oh, podría escribirte párrafos
About my old Parisienne days.  ⇔  sobre mis viejos días parisinos.

Atracción

Quizás note tu presencia invisible
como la esencia de una palabra
como luz entre la niebla espesa
iluminando mi sueño irrepetible.
Quizás note tu amor, de color
impredecible
anunciando el final en mí
de mi inútil resistencia.
Es como si te besaran
con los ojos cerrados
como si pétalos de rosas
en tromba llegaran
abrazando tu corazón
en llamas.
Es como si te besan mientras duermes
Es como si te besan y ya no duermes
Así es como yo lo siento,
un solo beso, ciego de amor,
por tu presencia, es pura atracción
concentrada en un gesto.

(JMPA Pink Panzer Korps in Love)

bering-7-ago2016endcampaing  SNAFU

 

Dos puertas… Master and Servant.

“Domination’s the name of the game
In bed or in life…”

(“Dominación es el nombre del juego, en la cama o en la vida”).

Master and Servant by Depeche Mode –

   El Gran Café tenía dos puertas. Cada mañana, mi mente entraba persiguiendo a mi cuerpo, un ser adicto al fuerte café que mi amigo Enzo me servía, nada más verme aparecer por la cristalera de Recoletos.

Inolvidable... Hoy es día de besarte.

    Tú esperabas, sentada ante el sólido mármol blanco de la última mesa, casi posando como una modelo de Helmut Newton en el viejo París. Sonreías como siempre, con tu pelo recogido, enfundada en tu elegante traje de ejecutiva, con tus piernas cruzando lo imposible y la corbata separando turgentes deseos inalcanzables…  Sí, allí estabas, delante de un buen café con leche junto a las habituales dos tostadas muy hechas y la brillante mermelada de arándanos, tu favorita.

La esencia no cambia... Ella me hace sentir.

   El Gran Café tenía dos puertas y tú sonreías compitiendo con el  sol naciente que entraba por los ventanales. Sonreías con tus ojos, con tus labios, con la sensual expresión de todo tu cuerpo también sonreías, sutilmente perfumado de embriagador Jasmin Rouge.  Pero había una pieza que no encajaba en tu rompecabezas… Ni un solo día me miraste a los ojos. Yo entraba todas las mañanas, como siempre, por la puerta equivocada y tú, tú sencillamente no me esperabas. Recuerdo verte abandonar elegantemente la silla al verle entrar por la puerta del fondo. Recuerdo tu espalda, tu traje de Dior atrayendo las miradas… Recuerdo mi dolor, como un látigo sobre mis hombros desnudos, que era casi como el morir, al ver como te fundías contra su pecho, malditos recuerdos, perdiéndote en el horizonte de aquel interminable abrazo y yo, yo sencillamente dejé de existir y de recordar, también, tus uñas clavadas en mi espalda.

   Señores y sirvientes, dueños y esclavos, jefes, lacayos… amantes y trastornados seguidores de corazones abandonados. Para todos los seres con almas de dos puertas… Cuando llega la hora de despertar, cualquier realidad será mejor que morir oculto en el mejor de tus sueños.

(El Gran Café by JMPA Pink Panzer Korps)

No es frío eres tú

Pink – Dejaste abiertas las dos puertas de mi alma – Panzer

“Dimmi il mio nome e all’alba morirò…”

( Di mi nombre y al alba moriré…)

Nessum Dorma Turandot – de Giacomo Puccini

Cuando no estoy… vuelo, quiero, doy.

   Pensativa, sentada en la cafetería de aquel coqueto hotel de Montmartre, Triana evocaba el romántico encuentro de la noche anterior, imborrable y cálido, como el aroma del pan recién hecho.  Mientras tanto, la tinta derramada, surcaba caprichosa el papel secante sobre su carta de despedida, de brillante blanco nieve, aún sin la huella de una sola palabra.

   Inevitables son los recuerdos, el sabor del vino en sus labios, el mutuo tremor en la penumbra de la habitación o el aroma de esa pequeña pastilla de jabón, que tímida se esconde dentro de su bolso.

   Un día lejano, de nuevo su aroma, sabrá contar su historia.

(JMPA Pink Panzer)

Café (1949). Leonard Tsuguharu Foujita (Japanese, 1886-1962)

Triana

Cuando no te estoy leyendo,

vuelo hacia tus versos

Cuando no estoy contigo,

estoy yendo hacia ti.

Cuando no estoy

vuelo,    

      quiero,

algo de mi muriendo

muy dentro

de ti.

(JMPA Pink Panzer)

IMG_348863080734895

… Pinker Soul …

Dedicado a todos aquellos que, como yo, guardan recuerdos más allá de los cuarenta.

La inspiración está en todas partes, en la vida cotidiana, en ti mismo, en lo que percibes de los demás, lo que sientes, lo que crees que sienten otros…

(Pedro Guerra)

Sentimientos tras las murallas… Tan extraño como TÚ.

Frida-Kahlo-2

«Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú.»

(Escrito por la excepcional Frida Kahlo)

Frida Kahlo

Mereces un amor que te quiera despeinada,
con todo y las razones que te levantan de prisa,
con todo y los demonios que no te dejan dormir.

Mereces un amor que te haga sentir segura,
que pueda comerse al mundo si camina de tu mano,
que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel.

Mereces un amor que quiera bailar contigo,
que visite el paraíso cada vez que mira tus ojos,
y que no se aburra nunca de leer tus expresiones.

Mereces un amor que te escuche cuando cantas,
que te apoye en tus ridículos,
que respete que eres libre,
que te acompañe en tu vuelo,
que no le asuste caer.

Mereces un amor que se lleve las mentiras,
que te traiga la ilusión,
el café y la poesía.

Frida Kahlo Murallas contra sentimientos

   Desde muy pequeño me enseñaron a aceptar las diferencias. Que lo extraño no es necesariamente malo, que la belleza no es igual para todos y que el desprecio envenena a la infantil curiosidad y el asombro que todos llevamos dentro.

   Despreciar cierra puertas, quebranta corazones y ahoga oportunidades de crecer, conocer, vivir. Incontables son los caminos que se han retorcido bajo mis pies para llegar hasta tu casa.  Alguien tenía que decírtelo; no estas sola, no estás solo, un extraño está pensando en ti…

Amigos, bienvenidos a este blog sin murallas… aquí estoy, tan extraño como tú.

(JMPA Pink Panzer)

El RITUAL del café. Cerrando puertas.

Apenas un poeta... otro ladrillo en el muro.
Cerrando Puertas
Llueve tras mis ventanas
empapando los recuerdos
que llaman a mi puerta.
 (JMPA Pink Panzer)
 …·:·…
.

.

Un sabio dijo:

Lo que no se pueda arreglar tomando un café, no tiene arreglo.
(Leído en tuitter: @seanthorthon)
.
.
.
 
.

El ritual del café, cobra su importancia por la intensidad del momento que lo rodea, por las personas que lo hacen especial, disfrutando del aroma de su compañía.
(JMPA Pink Panzer) 
 …·:·…

Preciosa y dulce niña… Reir como niños tomando un café.

Mi taza de café
(Música: Alfredo Malerba – Letra: Homero Manzi)
Inútil pesimismo, deseo de estar triste.
Manía de andar siempre pensando en el ayer.
Fantasmas del pasado que vuelven y que insisten
cuando en las tardes tomo mi taza de café
 ∼
  
 ∼

Ghost Song
(The Doors)

Awake        

Despierta
Shake dreams from your hair                  
Sacúdete los sueños de tu pelo
My pretty child, my sweet one.       
 Mi preciosa y dulce niña.
Choose the day and choose the sign of your day
 Elige el día y el signo para tu día       
The days divinity       
El día es divino.
First thing you see.                     
 La primera cosa que ves
A vast radiant beach                            
  Una inmensa y radiante playa
 in a cool jeweled moon                            
 en una bonita y adornada luna
Couples naked race down by its quiet side
 Parejas desnudas corren por sus tranquilos lados
And we laugh like soft, mad children                

Y reímos como dulces y locos niños

 

GHOST SONG
(LETRA COMPLETA DEL POEMA) 

Sigue leyendo