Archivos

Poem of Love… Por su voz cautivo.

“Toma mi mano, muéstrame tu mundo. Tu amor puede paralizar mis miedos a caer…”

   Desde muy pequeño, mi cerebro se convirtió en un adicto a las voces de María Callas, Joan Sutherland, Renata Tebaldi, Edita Gruberová… Por supuesto, también las voces masculinas ocupaban su lugar en mis emocionantes días de infantiles descubrimientos pero, eran las voces femeninas las que con mayor fuerza me cautivaban.Pinker cup of coffe

   Gracias a la gran afición que tenía mi padre por el “Bel Canto”, no hizo falta mucho tiempo para que yo me aprendiera pasajes completos de algunas de las más famosas “arias” de La Traviata, Otelo, Lucia de Lammermoor, Lakmé, Bohème… y muchas más, tantas como cintas de cassette había en nuestra casa, todas ellas traídas por mi padre al regresar de sus muchos viajes a Italia.

   En cierta ocasión, compartí con un compañero una tarde de servicio disfrutando de la película Philadelphia” de Jonathan Demme. En un punto culminante de la cinta, Whyant Wheeler (Tom Hanks) en una sensacional escena, explica a su abogado defensor cómo ha llegado a darse cuenta que no hay manera de sobrevivir al VIH, y sin embargo esta listo para afrontar la muerte y reproduce el aria de la ópera Andrea Chenier de Umberto Giordano interpretada por Maria Callas, La mamma morta. Mi amigo, impresionado por la emotividad de la escena, con Tom Hanks traduciendo entre lágrimas lo que estaba interpretando de fondo María Callas, apenas terminó la película, me acribilló a preguntas sobre, quien era, que cantaba, el por qué no entendía nada, donde podía conseguir aquella canción… Aquel día, recuerdo que yo aún disfruté más si cabe, grabando en una memoria USB desde las profundidades de mi ordenador, una selección de mis piezas de ópera favoritas y que estaba seguro, a mi amigo y fan acérrimo de AC/DC, le iban a alucinar… y así fue.

  20151024_140151-1 Siempre he sido el bicho raro de mi pandilla, y mucho después, también. Poesía, ópera, motos, ejército, explosivos, transmisiones, generales, coroneles, frío, intrigas y venganzas, guerra y paz… Ingredientes que mezclan mal para las mentes obtusas de algunas personas con las que me he topado. Esas cosas curten el espíritu y llenan las alforjas de valiosas experiencias. No, no me arrepiento de nada, pues, cambiando algo, seguramente no hubiera llegado a donde estoy, incluso ni siquiera estaría vivo.

   Iyeoka Okaowo; Mujer, activista, educadora y cantante con una voz excepcionalmente bella y además, POETISA.  Poem of Love para Ella, la mujer que me ama, que amo con locura y que paraliza mis miedos a caer…

∼Nota de PinkerNotes∼

    En este vídeo se transcribe erróneamente “feels” en vez del correcto “fears” dentro de la frase que realmente pronuncia Iyeoka “your love can paralyce my fears of falling” (tu amor puede paralizar mis miedos a caer…) feels no encaja y rompe el sentido de la poesía. Las traducciones automáticas y la poesía son como agua y aceite. La poesía de Iyeoka es bellísima y merece la pena leerla/escucharla y encontrarle el sentido con atención, buscando la ayuda de otros poetas para traducirla, si esa es nuestra intención, pero evitando por favor, el sacrilegio de, por ejemplo, pasarla por el traductor automático de Google… Una estrella se apaga en el cielo cada vez que alguien le hace eso a una poesía…

∼ Siguiente vídeo, Versión piano ∼

Y si os gusta Iyeoka, no dejéis de escuchar Simply Falling

“Tú me moldeas como una mariposa de origami…”

Anuncios

La vida, un jardín… Eterna imperfecta.

“Una vida es como un jardín. Se pueden vivir momentos perfectos, mas no conservarlos eternamente, excepto en la memoria.

Larga vida y prosperidad.”

– Último tuit de Leonard Nimoy (1931-2015) –

No te hagas pedazos

La gente buena, muere, pero nunca desaparece. Ahí reside el milagro de nuestra imperfecta eternidad.

VULTURE
Frío inmenso
el espacio que nos separa
apenas dos pensamientos
a un verso de distancia.

(JMPA Pink Panzer)

Poesía Leonard Nimoy“Tú y yo hemos aprendido la canción del amor… – Leonard N. –

El explendor de las flores… Secretos bajo el barro.

“Reinaba la intranquilidad. Ella, tímida, inclinaba la cabeza para que él se acercase. Pero a él le faltaba valor.
Ella dio media vuelta y se alejó.

     Con está frase empezaba la película “Deseando amar”. Su título en inglés, “In the mood for love” nos da alguna valiosa pista sobre su trama, aunque sigue siendo infinitamente menos expresivo que su original en chino… 
   “Fa yeung nin wa”, se podría traducir por “El esplendor de los años pasa como el de las flores”... Nos hacemos viejos, inexorablemente… ¿verdad?.
 
   Nada voy a revelar sobre su trama. Amor y silencios llenos de belleza y delicadeza. Una forma muy particular de hacer cine de su director Wong Kar-Wai, al que posiblemente, no estemos acostumbrados. 
 
   La música excepcional de Michael Galasso, consigue impregnar de profunda melancolía cada uno de los fotogramas que sus notas acompañan.

   “Deseando amar”, todo un reto para olvidar el cine europeo/americano que nos invade, regalándonos la oportunidad de disfrutar sabores orientales absolutamente distintos y tremendamente desconcertantes…

(JMPA Pink Panzer)

 

“Antiguamente, si alguien tenía un secreto que no quería compartir, subía a una montaña en busca de un árbol, le hacía un agujero y susurraba el secreto. Luego lo tapaba con barro y dejaba el allí el secreto,  oculto para siempre
(“Fa yeung nin wa”)

Solo la gente te hará llorar… la costumbre del amor.

“Qué no se pierda la bonita costumbre de
encontrar al amor de tu vida, todos
los días, en la misma persona”.

(Autor sin localizar – Por favor, si lo sabes, te ruego me dejes un comentario)

   El título de la película estadounidense “Paint Your Wagon” (pinta tu carreta) quizás no te diga nada pero, si te lo traduzco al “castellano cinematográfico” de los años 70, el título se queda en este bastante más aparente…  “La leyenda de la ciudad sin nombre” 

 
   Pocos seréis los que os acordéis de ella y menos los que la hayan visto entera (dos horas y media). Narra la historia de dos buscadores de oro totalmente opuestos en carácter, que por ironías de la vida, se convierten en socios en una importante zona minera a la que pronto llegan hombres, solo hombres de todos los lugares del país, en busca del preciado oro… ah… se me olvidaba; pertenece al denostado género de los musicales… y con geniales golpes de humor…

¿Qué es un fornicador?
No lo sé, no soy hombre religioso. 
   
   
   Aunque los de la Paramount Pictures no se rompieron la cabeza con su título en inglés (Píntame “mai” Carro que diría Manolo Escobar), pocos fueron los países que tuvieron compasión… algunos títulos son para llorar y otros tienen algo más de gracia y salero; aquí van unos ejemplos bárbaros:
   
 
– O dromos tis eftyhias (El camino a la felicidad – Grecia)
– Os Aventureiros do Ouro (Brasil)
– Os Maridos de Elizabeth (Portugal)
– Iki kabadayi (ni idea… Turkía)
– La kermesse de l’Ouest (La feria del oeste – Francia)… y mejor no seguir.

La leyenda de la ciudad sin nombre (1969)

Mud can make you prisioner
                              El barro puede hacerte prisionero
and the plains can bake you dry,
                              y las llanuras pueden dejarte seco,
snow can burn your eyes
                              la nieve puede quemarte los ojos
but only people make you cry.
                              pero sólo la gente te hará llorar.

La leyenda del uno por ciento… Live Free, Ride Free.

   En 1947la celebración del 4 de julio cayó en fin de semana. Durante aquel “weekend” en la ciudad de Hollister, California, igual que se hacía en otras muchas ciudades de Estados Unidos, se organizó una fiesta motera, con diversas carreras y espectáculos. La reunión-motera atrajo a muchos más participantes (más de cuatro mil) de los que la organización esperaba (no pensaban ni de lejos llegar a mil “invitados”), lo que supuso algo de ruido y jolgorio en la ciudad, pero nada que los múltiples bares y locales de comidas, copas y alojamiento no pudiesen asumir con mucha alegría para sus cajas registradoras.

   La leyenda empieza justo aquí. Un fotógrafo apuntó su objetivo a un “bandarra” cocido a base de cervezas y otras “hiervas”. Barney Peterson (así se llamaba el fotógrafo) entregó su reportaje al periódico Crónica de San Francisco para el que trabajaba y esta foto de la izquierda fue publicada poco después por Life Magazine y ya se armó el follón!!!.
  Catalogar a todos los moteros como borrachos pendencieros por una simple foto ayudada por una crónica exagerada de los hechos de Hollister fue coser y cantar para la prensa sensacionalista.
  La AMA (American Motorcycle Association), en aquellos tiempos algo así como el OPUS de las buenas costumbres Moteras y Americanas (hoy son otra cosa) dio a entender a la prensa del país que aquellos motociclistas representan (de forma claramente despectiva) el 1%  (uno por ciento) del total de los motociclistas norteamericanos.
   Así crearon, sin pretenderlo, la leyenda y Grupo Motero de los One Percenter. En aquel fin de semana, de entre más de 4.000 asistentes, solo se detuvo y encarcelaron a unos 50 de ellos. Solo hubo cerca de 60 heridos de los que 3 fueron de gravedad… nada del otro mundo.
    En un principio, los encarcelados, como gesto de oposición a la AMA, a las leyes y sus gobiernos decidieron crear y usar un parche con el nombre de su recién (y encarcelado) grupo… ONE PERCENTER. 

    Más tarde se extendió su uso a todos los que estuvieron aquel fin de semana y luego ya se convirtió en santo y seña universal… para los que se sienten como “Outlaws”, los fuera de la ley. 

   Esta fiesta-incidente motero fue la inspiración para una película clásica del motociclismo llamada “The Wild One – (Salvaje)” donde Marlon Brando personificó a “Johnny”, el líder de los BozzeFighters (Te real Wild ones) MC. En honor a la verdad, hay que resaltar que este motoclub aún en activo, no pertenece al movimiento 1% y promueve la coexistencia, amistad y buen rollito en general.
   
   Hay muchas historias de coches pero es indudable que las motos son otra cosa, tienen alma y ésta se une a la de su dueño cada vez que giras el contacto y pones en marcha su vibrante corazón… ese “uno por ciento” salvaje que vive dentro de cada motero de verdad.

“Es inútil hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes.”

Cadena perpetua… cicatrices y suspiros.

“Dicen que el tiempo cura las heridas. No estoy de acuerdo. Las heridas perduran. Con el tiempo, es la mente quien, para proteger su cordura, las cubre de cicatrices y el dolor se atenúa, pero nunca desaparece.”

   “No tengo ni la más remota idea de que demonios cantaban aquellas dos italianas, y lo cierto es que no quiero saberlo. Las cosas buenas no hace falta entenderlas. Supongo que cantaban sobre algo tan hermoso que no podía expresarse con palabras, y precisamente por eso, te hacía palpitar el corazón. Os aseguro que esas voces te elevaban más alto y más lejos de lo que nadie viviendo en un lugar tan gris pudiera soñar. Fue como si un hermoso pájaro hubiese entrado en nuestra monótona jaula y hubiese disuelto aquellos muros. Y por unos breves instantes hasta el último hombre de Shawshank se sintió libre“.
  Estas son palabras que Red (Morgan Freeman) pronuncia recordando la “Canzonetta sull’aria” de Las bodas de Fígaro que Andy Dufresne (Tim Robbins) pone por megafonía para que todos los reclusos en la prisión de Shawshank pudieran escucharla (cadena perpetua).

 ∼
Elisabeth Schwarzkopf & Anna Moffo

– Canzonetta sull’ aria –

Le Nozze di Figaro 1959 

 ∼

    En Venecia, los condenados a prisión pasaban desde el Palacio Ducal al edificio de los calabozos, al otro lado del canal,  atravesando el Puente de los Suspiros…

   Su nombre se debe a los pensamientos de los propios condenados que, en su mayoría, sería la última vez que verían en mar, el azul del cielo de Venecia, la luz del día… Por eso, aquella pobre gente, inocentes o culpables, suspiraban. 



Suspiros

La sal en mi piel

del mar que se muere

con el sol abrasador
quemando mis sienes.

Cicatrices blancas
sabor intenso que hiere
la cárcel de mi piel
que sentirte rozar quiere
y suspira por tu boca
que tus besos la liberen
como rompen las olas
contra mi húmeda roca.
(JMPA Pink Panzer) 

 

“Todos llevamos dentro aquel niño que fuimos; ese niño es la base de aquello en lo que nos hemos convertido, de quienes somos y de lo que seremos”

(Doctor R. Joseph)