Archivos

Tu mano me tranquiliza… Cisne negro.

El hombro sobre el que llorar era una nube gris que atormentaba mis pies con su incesante llover, lluvia de hirientes  agujas de quebradizo y negro cristal…

(JMPA Pink Panzer… En memoria de mi hermana Teresa)

photo_2017-07-15_22-43-02   Cincuenta y siete días han pasado sin poder escribir ni una sola de las palabras que allí se quedaron encerradas, escondidas como un niño asustado bajo la cama de aquella habitación engullida por el silencio.
Pasaron también unos cuantos aviones entre miles de kilómetros de desesperada impotencia para estar junto a ella… Mi hermana mayor y la mas joven de tres hermanos no tuvo una vida fácil. Empezó naciendo el último día de un febrero bisiesto y a su lado terminamos todos, sus hijos, su pareja, su tía… todos aferrados a sus manos para que, en la última puerta de su vida, no se sintiera sola.

   “Dame tu mano, tu mano me tranquiliza”

   Y le dí mi mano durante horas, a su lado, entre aquel silencio que su voz ya no lo rompería nunca más. Durante años fue al contrario. Era su mano la que cuidaba y tranquilizaba a su revoltoso hermano, sangrando, llorando o metido en mil y un problemas de los que salía, casi siempre, de la mano de su hermana mayor.
Es ahora cuando la ausencia de su voz, su silencio, crece en mi interior como un cáncer, como esa enfermedad que la devoró por dentro cuando la vida mejor la trataba. Que dolorosa contradicción que su hermano, metiendo la mano con avaricia en el saco de la suerte, jamás haya sacado la bola negra que le tocó a ella a la primera de cambio… ¿existe un dios? Queda claro que no. Es imposible ser tan cabrón y ser dios al mismo tiempo.

photo_2017-07-15_22-41-49

Teresa, mi hermana… Siempre ella…

To live in the hearts we leave behind is to never die.

(Vivir en los corazones de los que dejamos atrás es nunca morir)
– Carl Sagan –

photo_2017-07-20_23-45-09

Era su mano la que me tranquilizaba…


TRAVESÍA

Será que no nos llegan
los suspiros suficientes
Será que ya no quedan
sueños de adolescentes.

Entonces pidamos más
sin tregua ni compasión
por mi herido corazón

que debe quedarse atrás.

Si todo eso se nos acaba
Grita y rompe el silencio
y en un último esfuerzo
llorar a quien más se ama

Aprieta, no tengas miedo
aprieta fuerte mi mano
en esta dura travesía

Aprieta, no tengas miedo
el dolor deshecho en caricia
rosa y camelia, en tu vida.

(JMPA Pink Panzer Yorch –  En memoria de mi hermana Teresa)

Una vez más, su melodía me calma…

“Me arrancaré el corazón
y esperaré mi regreso

Para sacarlo otra vez
y colocarlo en mi pecho”

(Orishas)

Anuncios

Escena final… Abaddon blog.

“Si te digo lo que leo, si desnudo me muestro, si no te oculto lo que pienso y juntos buscamos esa reflexión que nos lleve al punto de encuentro…”

(JMPA Pink Panzer in Refletive love)

Reflective impressions.png

¿Cuanto Tiempo Me Queda?

   La obra finalizaba con el ocaso del telón cayendo a mi espalda. Casi imperceptibles eran los acordes de piano intercalándose con el timbre de tu voz preguntando, ¿cuanto tiempo me amarás…? Cuanto será y cuanto fue el tiempo transcurrido, ahora detenido con el silencio instalado en la boca de tu blusa, insolente ventana que otrora me mostraba el color del camino, al paraíso oculto de tu inmenso corazón.

   La melodía no cesa. Su piano me acompaña mientras recojo un libreto abandonado sobre la brillante madera del escenario. Aún me hablabas mientras mis dedos se fundían en las páginas de aquel texto lleno de abrazos de papel asustado. Aún me llamabas, urgías mi respuesta pero yo, desesperado, no encontraba tus ojos para entregarte mi alma. Tu voz parecía venir de todas partes, resonando entre las paredes de aquel teatro ahogado por sus palcos en penumbras… Aún me querías cuando me preguntabas ¿Cuanto tiempo más me amarás…?

   Apenas ya escucho llorar al piano. Las luces se apagan mientras intento contestarte, pero no consigo encontrarte y me niego a dejarte allí, abandonarte… y desesperado, lleno mis pulmones y grito hacia ninguna parte ¿Cuanto tiempo me queda? El tiempo se destruye con cada pregunta, con cada espera, con cada súplica entre los acordes de ese piano que, por momentos, ya no escucho. El tiempo se destruye, amor, con el aliento que pierdo deseando tenerte eternamente, anhelando tu rostro, aunque solo pueda verte… cerrando los ojos.

   Es tiempo de reflexión, destruir ideas preconcebidas para crear otras nuevas, propias, nuestras. Dejar, por ejemplo, de creer ciegamente que una eternidad espera al otro lado de mis poemas. Regresad a la realidad y colgad a vuestro dios donde no moleste, donde no mienta, donde no haga más daño, pues el futuro que más os importa, ya está presente justo bajo la piel de vuestras manos.

(JMPA Pink Panzer Korps)

   Abadón o Abaddon (del hebreo Avadon, “destrucción” o “perdición”) según expertos demonólogos, es el destructor jefe de los demonios de la séptima jerarquía. También, según la revelación de un tal San Juan en su Apocalipsis, se le atribuye la identidad del rey de las langostas y en no pocas menciones, como el ángel exterminador.

   Según algunos de los autores que he consultado, nadie se pone de acuerdo en el origen de este sonoro y poético nombre de ángel vestido de blanco y negro. Para unos, Abaddon sería uno de los más importantes generales del imperio de las tinieblas y por el contrario, para otros sería un representante de “dios” (sea la forma que sea y adopte ese dios para ti) que tiene la llave del abismo y lidera la plaga de langostas que será lanzada sobre los enemigos del dios cristiano, al Final de los Tiempos

Abaddon Blog 

La ciudad era inmensa
un dragón con garras de acero
ocultándome tus huellas
entre aleros de tejados
y calles empedradas
con palabras de hielo
cansancio y miedo.

La ciudad era inmensa
como tus ojos de fuego.
En ellos hallé
mi futuro más cercano
oculto entre mis venas
bajo la piel de mis manos.

(JMPA Pink Panzer abaddon love)

Captura de pantalla de 2017-01-18 17-56-56

¿Cuanto tiempo me amarás? 

Time to dance… Pídeme más…

gopr0272-yorch

– Ahora pídeme más –

El alfil negro de mi padre

cortando raudo el tablero.

Las manos de mi madre

diciéndome “te quiero”.

La primera noche rompiendo el cielo…

todo ya era poesía enredada en tu pelo.

Aquella curva imposible

de mi mano en tu pecho

El perfume de tus ojos

aún con los míos cerrados

hoy me llega, me atraviesa

en tus alas de impaciencia

filtrándose por mi costado,

creando ríos desbordados

bebiendo amor despiadado.

Todo son retazos de recuerdos

ilusión de felicidad entrecortada

breves y brillantes momentos

de ternura en destellos congelada.

Solo es tiempo y el tiempo es nada

y nada nos queda…         

           cuando todo se acaba.

(JMPA Pink Panzer Yorch in Love)

   Solo los más allegados saben que en mi juventud, estuve a punto de entrar en una academia de danza clásica. No me arrepiento de mis decisiones, pero es indudable que, hoy en día, mirando hacia atrás siento una curiosa nostalgia por ese universo que podría discurrir paralelo al mío, con un Yorch Nuréyev, entre “Arabesques, Glissades y Grand Jetés”.Danza bailaria pie punta

   En aquellos tiempos, Yorch era el orgulloso hermano de dos jovencitas bailarinas en una prestigiosa escuela de danza. En cierta ocasión, su profesor confesó a mi madre que necesitaban formar a un bailarín y físicamente, yo reunía las condiciones que él exigía para el puesto. Recuerdo la conversación con mi madre al estar mi padre en Italia… muy lejos y sin móvil (ni se había inventado). Había que decidirse y no había tiempo para esperar su regreso. ¿Que se podía esperar de un chaval reventando de hormonas y que en esos años era miembro del equipo de atletismo de un colegio solo para chicos… y lleno de sotanas negras?.

   Recuerdo una representación de El Cascanueces de  Piotr Ilich Chaikovski . Me recuerdo zambulliéndome en aquella emocionante opresión de un abarrotado patio de butacas en el Teatro Principal; mis hermanas brillando en el escenario ante su boquiabierto hermano, el aroma a linimento, excitación y nerviosismo entre bambalinas en el intermedio de la actuación. También me quedaron grabadas las muy exigentes indicaciones de aquel alto, moreno y fibroso profesor de baile al que solo le faltaba el látigo acompañando a su perenne sonrisa…

   Bueno, los recuerdos se mezclan con la voz de mi madre sentada al borde de mi cama. La poesía nacía con cada una de sus palabras, escondidas, atesoradas bajo mi almohada de alocado adolescente. A pesar de los sabios consejos de mi madre, opté por correr como una condenada liebre en vez de saltar y brincar como una grácil gacela.  Añoro los consejos de mi madre y no, no me fue mal pero la sigo echando de menos. Se fue demasiado pronto y es algo que nunca perdonaré al maldito dios en el que ella confiaba. El trabajo me convierte en una máquina y la poesía libera mis sentimientos, una vez más. Y ahora, si no has tenido suficiente… pídeme más.

(JMPA Pink Panzer Korps – Mezclando sentimientos.)

“Solo creería en un dios que sepa cómo bailar.”

(Friedrich Nietzsche)

Unbalance… Dulzura malgastada.

   Unbalance… Pocas cosas hay más bellas, que una mujer expresándose a través de la danza. Ella ya era música y era danza al poco de nacer.  Unbalance, desequilibrio, la vida es eso, desequilibrio, el bien con el mal, jugando y perdiendo sus partidas y cobrándose el precio de tus esperanzas. Ella era un ser especial,  de manos hechas caricias, de piernas interminables, girando alocadas sobre el eje rosa de sus pies, por sus zapatillas de baile torturados.

   Ella, indescriptible, indescifrable y sin embargo, ya lo he dicho todo. Ahora, ELLA ya es libre. Ahora quiere bailar con los pies descalzos.

Mujer dolor escondida

   “Ella no quiere existir”

   Su puerta era una cortina de lágrimas verticales. Sus manos, cubiertas de dulzura malgastada, atravesaban sus cuentas cada día deseando no regresar. Pero cada noche repetían el mismo camino a casa, mirando al suelo sin barrer, pensando siempre en morir, para huir, para no volver.

   Ella solo quería despertar, romper el alba sintiéndose nueva, aún más importante que la botella de vino que, cada noche de cada día, envilecía al dueño de su alcoba.

  Ella, que aprendió a esconderse para llorar sin molestar, ya solo deseaba regresar a los brazos de su madre, para sentir de nuevo el calor de su pecho en su mejilla maltratada y olvidar… olvidarse del mal sueño de su vida y volver a bailar.

    Una camiseta sudorosa se levantó del sofá reclamando la cena y todo comienza de nuevo para ella, como cada noche, mirando al suelo, reventándose el alma en lágrimas furtivas, mientras las horas huyen, llevándose sus sueños y el vino corre, manchando su enagua…

(JMPA Pink Panzer – Extracto de “Ella no quiere existir” by Pink Panzer)

Ella moría por dentroDedicado a todas las que sufren y no saben como evitarlo.

Contra el maltrato, llama

Lee, escribe y cuéntalo aquí:  016-online@msssi.es

Manliéve… Aquí dejo en mi mano.

M a n l i é v e

Dejó en su mano, encerrado el engaño.

Un corazón de piedra, un diamante de arena

y un amor, joven, recién olvidado.

Dejó el corazón en su mano

buscando un lugar nuevo

un refugio, más cálido

una señal, más fuerte

y una noche más oscura

donde los rostros se pierden

 borrando sus huellas,

sin dejar rastro.

Suyo es el baile

la danza más bella

enreda la hiedra

mas incontenible,

perfecto escribano

del juego de su vida.

Dejó cruel su engaño,

ciego y desvalido

encerrado en su mano

maldiciendo su suerte

en ladrón transmutado.

Dejó un simple papel arrugado.

Un mapa del tesoro

el poema de una culpa,

tinta de una senda oculta

a un paraíso perdido.

Apenas un papel magullado

a golpes manuscrito

levemente sus versos esbozados

mientras huían los recuerdos

al refugio por ellos soñado.

Dejó Manliéve, confeso, un engaño

encerrado, ya ves,

aquí mismo… en mi mano.

(JMPA Pink Panzer)

Escritos

El engaño que se hace, dejando en poder de alguno una cosa cerrada, dándole a entender que tiene dentro alguna joya, siendo en realidad tierra, piedras u otra cosa de poco valor.

Más quiero de ti… Juego de dos.

Cuanto más tengo de ti, más
extraño lo que aún no
me has dado…
(JMPA Pink Panzer)     

Tango sublime… juego de dos.
.
“Sería ideal que en vez de mandar y ordenar, el hombre guiara galantemente a la mujer en el tiempo y el espacio, buscando el juego de a dos. Es decir, que procurara la contención del macho y no la represión dominante del machista virtuoso.

El que comprende que en los pares se pueden jugar distintos roles sin por eso ser más, o menos, baila otro tango, el sublime, el bienintencionado, el que creó el pueblo más humilde, el que dio origen a una nueva y más irrepetible danza…”

(“El Tango, una danza”, Rodolfo Dinzel)

El abrazo en el Tango… Mi mano en tu espalda.

 

Palabras de Maestro

Dijo Carlos Gavito:
“El tango tiene una gramática propia. Un ritmo. Comienza con una letra mayúscula. Es quizás el momento más importante. Abarca el abrazo inicial donde ya hay una química, a veces explosiva, a veces neutra, a veces negativa. Comprende el primer movimiento. Generalmente es un paso, pero puede ser solamente la insinuación de un paso. Un gesto. O apenas un estremecimiento…”

Insinuación
Mi mano en tu espalda
mientras preciso marcaba
tu corazón, suave el compás…
Te deslizas en mi abrazo
y siento tu pecho vibrar
esperando mi primer paso…
Un gesto nace en armonía
y los ojos ya nos sobran
es baile,         
 es tango,
           es vida…
          (JMPA Pink Panzer)
 

Simplemente delicioso… Baila conmigo.

   Realmente delicioso. Para los que disfrutamos con la belleza, sea cual sea su forma…   Gracias a nuestra amiga Fe por compartir algo tan bonito con nosotros. Esperamos que muy pronto podamos disfrutar juntos de alguna noche de baile.

.

Caricias
Belleza y mujer,
más que dos palabras
incontables sus caricias.
(JMPA Pink Panzer)
Es cierto que el amor conserva la belleza y que la cara de las mujeres se nutre de caricias, lo mismo que las abejas
se nutren de miel.
Máscara de agua
“La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.”

Cuando te pido que me escuches… Emoción mía.

“Emoción”
del verbo en latín, “emovere“… sacar, mover, trasladar, impresionar… aquello que nos saca de nuestro estado habitual…
 ∼

  La escucha…

“Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a darme consejos, no has hecho lo que te he pedido.
Cuando te pido que me escuches, y tú empiezas a decirme por qué no tendría que sentirme así, no respetas mis sentimientos.
Cuando te pido que me escuches, y tú sientes el deber de hacer algo para resolver mi problema, no respondes a mis necesidades.
¡Escúchame! Todo lo que te pido es que me escuches,
no que hables ni que hagas. Sólo que me escuches.
Aconsejar es fácil. Pero yo no soy un incapaz.
Quizá esté desanimado o en dificultad, pero yo no soy un inútil.
Cuando tú haces por mí lo que yo mismo podría hacer y no necesito, no haces más que contribuir a mi inseguridad.
Pero cuando aceptas, simplemente, que lo que siento
me pertenece, aunque sea irracional, entonces no tengo que intentar hacértelo entender, sino empezar a descubrir lo que hay dentro de mí.”
(R. O’Donnell, La escucha.)

“…Esta emoción que traigo yo
nació en mi voz cargada de nostalgia
siento un latir de rebelión
cuando a este son, sus versos le disfrazan.
Si es tan humilde y tan sencillo en sus compases
porque anotarle un mal ejemplo en cada frase
con este resto de emoción
muy fácil es llegar al corazón…”

(Geraldine Rojas y Pablo Veron – “Una Emoción”)
  

Aquí dentro
Lo que hay dentro de mí
tan solo son emociones
esperando a la vida
en sus cuatro estaciones
que pasan una tras otra
envejeciendo mis días
ahuyentando mis temores
con su anciana rebeldía.
 
Lo que hay dentro de mí
hundido en lo más profundo
en su esquina más sombría
De respuestas llega su turno
que desean ver la luz del día
sentir que escuchan lo que siento
y sienten mi sufrir, aquí dentro.
(JMPA Pink Panzer)
…·:·…

Tu pensamiento… vidas enlazadas.

 La promesa
La promesa, humilde y sumisa
de la palabra que rompe
el árido silencio que molesta
como arena en los ojos que lloran
la confianza que buscas en la mirada
que guiarte podría,
hasta el fondo de mi alma.

(JMPA Pink Panzer)

“Be who you are and say what you feel because those who mind don’t matter and those who matter don’t mind.”

“Se quién eres y di lo que sientes, porque aquellos a quienes les molesta no importan, y a aquellos quienes importan, no les molesta.”
 Dr. Seuss

“El tiempo es muy lento para los que esperan,
muy rápido para los que temen,
muy largo para los que sufren,
muy corto para los que gozan;
pero para quienes aman, el tiempo es eternidad”

(William Shakespeare)