Archivos

Huida y vuelta… Campos de Petricor.

“TODOS LOS CAMINOS SON DE HUIDA Y VUELTA”

(Elvira Sastre – Traductora, poeta y escritora)

Pink Yorch.jpg

   Cuenta la leyenda que en el Reino de Korps, los colores rompieron el orden humano y abrazaron arcoíris negros, la lluvia perforó los campos de Petrikor con gotas de afilados sueños y su metálico aroma a rosas de acero, llenó de versos el frío invierno de Korps.

Pink Panzer Reino de Korps.png

Reino de Korps…

   La gente huía a mi espalda. El día se volvió de un amenazante gris oscuro y empezó a llover, lento pero con fuerza, con enormes y enfurecidas gotas de agua que intentaban clavarse en la piel de mis hombros. El mar seguía en calma. Solo un mínimo oleaje lamía con sus tímidas ondas mis tobillos. Miraba al horizonte mientras la lluvia arreciaba y la soledad me invadía con su invisible abrazo. No hay nada como una buena tormenta de verano para que, en pocos minutos, se ponga en marcha a toda una playa llena de veraneantes ávidos de sol y agua… salada.

   Como otras veces en mi vida, tomé una gran piedra de las muchas que adornaban aquella playa de Galicia y me adentré en el mar y apoyando aquella piedra en mi vientre, inspiré profundo y me dejé hundir hasta tocar con mi espalda la arena del fondo, a dos metros escasos de mis ojos.

   Pocas, muy pocas serán las ocasiones en las que la lluvia visite tu piel desnuda, quizás nunca… y nunca es una palabra de corteza muy dura cuando llega para dejarte sin opciones de enmienda. Entonces, reflexionando sobre la concreta situación que describo, si te encuentras en una playa, te bañas en sus aguas, te mojas y luego… ¿sales huyendo con la lluvia?

   Plácidamente recostado sobre mi lecho de arena, el espectáculo de la lluvia golpeando la superficie del mar es hipnotizante, una droga efímera como el aire de mis pulmones durante los dos primeros minutos… Eso es lo que, para mí, hace aún más intensa la experiencia… fugaz e inesperada y si no la tomas cuando llega, te lo perderás.

   La salida del agua no es menos interesante. Tras unos minutos de lluvia repiqueteando sobre la seca tierra de labor que rodea la playa, un intenso aroma a tierra mojada me invade y toma al asalto todos mis sentidos… Petricor, una hermosa y sonora palabra para nombrar lo indescriptible, un aroma que ya es parte imborrable de mi existencia.

(JMPA Pink Panzer Yorch – En tierras de Petrikor)

photo_2020-01-12_00-20-26.jpg

“El hombre que desdeña o teme aventurarse en un lugar oscuro, puede ser una excelente persona, apto para mil cosas, pero no será nunca un buen viajero sentimental”

(Laurence Sterne – Escritor irlandés)

Easy to love… Andrea, canción de hielo y fuego.

“Hay almas.
Almas que se necesitan,
que se buscan.
Almas que existen
por otra.
Yo sé que hay almas
que se pertenecen,
que no pueden ser de alguien más.
Tú eres mi alma y yo también te
necesito, también te busco…”

(Leído en la web de Jarhat Pacheco)

   Comenzando el mes de septiembre de este extraño 2015, Andrea tomó su camino hacia el Norte, ese que nunca olvida, el mismo Norte que ella no ha olvidado durante todos estos años de destierro, tan al sur, tan lejos…

Vuelve a tu casa cuando quieras,
Regresa a tu casa cuando lo necesites.

And & Die

The winter is coming… Kill the little girl and let the woman be born.

Only Pure Pink Panzer Soul.

De penas, de amores, de imposibles… Órbita encarcelada.

   Parece que estas letras saltan al vacío, abandonan la tierra librándose de la órbita que las encarcelaAhora son tuyas y esperan el brillo de tu respuesta, como un cometa cortando el firmamento, mientras cierras los ojos pidiendo un deseo.
(JMPA Pink Panzer) 
Decía Lorca:
«Se comprende, viendo el paisaje de Galicia, el carácter triste de sus habitantes y su música, que dice de penas, de amores, de imposibles»

Blog de vacaciones

 

LLEGÓ EL MOMENTO DEL DESCANSO… HOY EMPIEZA UNA LARGA PAUSA HASTA EL MES DE AGOSTO; TREINTA DÍAS EN LOS QUE DEJARÉ REPOSAR LAS NEURONAS APAGANDO EL ORDENADOR PARA PODER DEDICARME POR ENTERO A LA CATA DEL MARISCO  GALLEGO, LA FAMILIA, LOS AMIGOS… Y A PURY.
 

 

 
MIS IDEAS, MIS PENSAMIENTOS… EL BLOG.
 
   A los que aparezcan por este blog sin saber muy bien la razón, lo tienen fácil para buscar otra cosa. Para mis fieles (pocos pero fieles…) seguidores, mis disculpas por dejarles sin material nuevo sobre el que hablar en sus ratos de ocio, pero… todos necesitamos un descanso. Nos vemos en agosto.
 
POSDATA: Si hay suficientes peticionarios… publicaremos algo sobre las vacaciones… 

 

 

LA ÚLTIMA CURVA… FUE LA MÁS DIFÍCIL…!!!


//

W3Counter

El Arte de conducir bajo la lluvia… el "MHM".

   Cuando tu primera vida motera se desarrolla en Galicia, o aprendes a rodar en agua o no sacarás la moto del garaje hasta que llegue el verano, y esto tampoco te asegura que no te mojes.
 

   Años de intenso entrenamiento bajo diluvios de proporciones casi bíblicas, hacen que los moteros gallegos adquiramos una especial sensibilidad que, una vez llegado el temido “MHM(Momento Húmedo Motero) nos permite olvidarnos del agua, para pasar a divertirnos sobre nuestras motos, en rectas, en curvas y sea lo que sea lo que en esos momentos lleves entre las piernas.

Pink Panzer con su OSA prestada…

  Concentración de Clásicas de Padrón 2008. Dos moteros que se pierden. Uno en Vespa y otro en una OSA (el de la foto). Llueve y llueve en Padrón… Por teléfono contactamos con el resto del grupo y están a unos ocho o diez kilómetros de nuestra posición. Rafa, el colega de la Vespa, sabe llegar por un atajo… y también sabe hacer correr la Vespa por el (puto) monte/atajo de marras… Mis frenos no existen (la Vespa no frena mucho más). Como no conozco la carretera, yo le sigo a una distancia in-prudencial, arreando estopa y copiando/anticipando sus trazadas… a los pocos kilómetros, ya nos hacen falta los “dos carriles” para plegar por los recodos de aquella jodida carretera… la OSA apenas frena y entro en las curvas (lloviendo) bajando marchas. La Vespa (el piloto de la Vespa…) no es

Rafa-gasssss y su Vespa.

manco dándole caña, y en esto que llegamos gas a fondo después de una larga recta en bajada hasta una curva cerradaaaaa a la derechaaaaa…!!! La Vespa frena, hunde el morro, lo veo, lo copio, apreto la maneta del freno a tope y bajo a tercera, segunda, primera, derrapo, me culea un poco y hago patinar el embrague para que no me bloquee. La Vespa no quiere entrar en la curva… y Rafa sacando rodilla…!!! mi OSA tampoco quiere… entramos pasados y nos vamos los dos al borde de la cuneta mientras perdemos el asfalto y metemos las motos por la tierrillaaaa…uy uy uyyyy…y al asfalto otra vez. Nos ponemos en paralelo con el pulso y los niveles de adrenalina en zona roja (al menos yo si…). Nos miramos con esa expresión tan motera en la cara que dice… “Uff-que-cerca-estuvo-ahora-trankis…” y como no, seguía lloviznando.

Parque cerrado/mojado de la concentración.

Después de cuatro curvas (no más…) desplazándonos como sendos caracoles en modo “Tranki”, mi colega y yo ya estábamos otra vez haciendo el cabra, con dos motos “clásicas” (más de 25 años), por una carretera local entre montes gallegos y lloviendo… una indescriptible gozada  clásico-motera que se acabó cuando mejor me lo estaba pasando. Llegamos al punto de reunión con el resto de la concentración, con los que nos tomamos unos vinos, cervezas, refrescos y empanada, un ligero “tentempié” para reemprender la marcha en grupo camino de la gran “pulpada” y final del evento. Los moteros somos diferentes…!!!

“UNA ACTITUD DICE MÁS QUE MIL PALABRAS”

    “Enzo sabe que no es como los demás perros. Él es un pensador de alma casi humana. A través de los pensamientos de Enzo, que en la víspera de su muerte hace balance de su vida y rememora todo lo que han pasado él y sus amos, se desarrolla una historia de amor, miedos y temores. Una historia del día a día de una familia que tiene que superar distintos retos a lo largo de la vida. Una historia de carreras con muchos obstáculos que sortear, en la que según se avanza más y más, cada vez está más nublado.
   Enzo nos enseña a ser más respetuosos unos con otros, a luchar por todo aquello que queremos, a ser personas, en definitiva. El arte de conducir bajo la lluvia lo tiene todo: amor, tragedia, redención, peligro y lo mejor, el narrador canino Enzo, cuya alma de perro longevo tiene mucho que enseñarnos sobre el ser humano.”

 (Sinopsis del libro “El arte de conducir bajo la lluvia” de Garth Stein)

“La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que trata a sus animales”.
(Mahatma Gandhi.)
 

El dolor de la piedra… naciendo en Pontevedra.

   El crucero de la Plaza de la leña, es uno de los más recordados entre las gentes de Pontevedra.

   En el mismo lugar y llevados por una muy antigua tradición,  bautizaban al “non nato” pues, sus futuras madres, cuanto aún lo tenían en su vientre, realizaban este acto para que llegara a buen término su nacimiento.
   Una ciudad de piedra y agua que, como manos expertas de alfarero, moldea al barro por sus calles… Y pegado a sus pies, un poco de aquel barro nacía en Pontevedra un lejano verano de 1962. Todo en la vida es un jirón en el aire. Más tarde, cuando solo quede el aire, llegará el silencio y la solución a todo este misterio.

 ∼
– El Misterio Desvelado –
El barro esconde mis deseos
y en sus múltiples formas
entre mis manos
cobra vida
mientras mis ojos,
 atentos al asombro
de tu imagen perfecta,
siguen hipnotizados
por el barro untuoso
que en su húmeda locura
gira veloz, en su torno
 prisionero,
copiando sin censura
tu sonrisa        
           tu figura…
todo tu ser pleno de ternura,
mujer de ensueño,
en mis raíces
prendida.
 
Y eres
tus formas
tu cuerpo entero
tu alma con la que lleno
el cántaro de tierra
agua y fuego,
como un niño
con su juego más preciado
su tesoro más secreto
su misterio,
de amor moldeado,
por el barro desvelado 
en las manos
de este humilde alfarero.
(JMPA Pink Panzer para ELLA, dulce amor en un banco de piedra) 

 
EL  CRUCERO  DEL  CAMPILLO

En la cruz una angustia
revivida.
Fecundo es el dolor labrado en piedra,
a la sombra del templo.
Idealidad: el mar en lejanía.
El cristal de la brisa marinera
es una queja hiriente
en la calleja.
Estancia del silencio: inflada nube.
La ceguera de árboles sin huerto,
en breve campo: angustia de la hierba.
¿Llanto en la soledad?
Árboles, nubes
y mar que no se agita.
(Cristal de madrugada,
en los mares sin viento).
Todo en la vida
es un jirón del aire.

El dolor en la piedra:
tortura del misterio.

(Cándido Viñas Calvo – Poeta y académico de la Real Academia Gallega)

(Puente romano sobre el río Almofrey. Cotobade-Pontevedra)

Cuatro leyes… cuatro amigos. Cuando algo termina.

“Desde muy pronto
pinté
los pechos de
Sara Montiel, mientras los demás niños
daban patadas
a un balón.”

   En la India se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

La primera dice:

“La persona que llega es la persona correcta.”
  Es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad. Todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están ahí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación. 

La segunda ley dice: 
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido.”

  Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.
   Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: 

“En cualquier momento que comience es el momento correcto.”
   Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

 Y la cuarta y última: 
“Cuando algo termina, termina.”

   Simplemente es así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

   A mis 16 años, imposible olvidarme, cayó en mis manos el “LP” de Jethro Tull, Stormwatch. Este álbum, considerado por la crítica como el último gran disco de la banda, lo hice sonar en el viejo tocadiscos de mi hermana mayor, hasta casi desgastarlo…
  De todas su piezas, la número diez, la última dentro de aquel negro y fascinante vinilo, me cautivó hasta el punto de ser la única que ponía… Elegy.
   Luego abandonamos Pontevedra. Estudios y trabajo nos mantuvieron por media España con la casa a cuestas hasta que, con la estabilidad del hogar, “El Vigilante de las tormentas” regresó a casa.
   Elegy es huérfana de letras pero nunca las he echado de menos… Siempre que necesito un momento de reflexión, ella me acompaña… sin decir nada.

 ∼
 Sin decir nada
Envuelves el sentimiento
sin decir nada.
Abarcándolo todo
vibrando en mi alma
escucho tus caricias
y con ellas
regresa la calma
como el sol regresa,
cortando nubes negras
tras días de tormenta.
(JMPA Pink Panzer)


 “…Los versos se unen con vaga disonancia
y el vigilante de la tormenta prepara
un concierto de reyes mientras el mar blanco intenta morder
los talones de una dulce plegaria murmurada…”
(Dun Ringill del álbum Stormwatch – Jethro Tull)

La máquina del tiempo… Pan con chocolate negro.

10 años cumplía en este verano de 1972.

   En esta vida, lo que por separado quizás no tenga un valor más allá de lo común, cobra un especial significado cuando, sin saber muy bien como ocurre, disparan resortes ocultos en lo más profundo de la memoria.

 

     Estábamos Pury y yo de compras en el “Mercacoña” (me divierte llamarlo así…) y una tableta de chocolate negro fue una de las cosas que llenaron nuestra cesta, justo a lado de una bolsa con una variedad de pan rústico que hace poco tiempo descubrimos y que, después de probarlo,  ya es el pan nuestro de cada día”.

 
  
    Por la tarde, en esa hora en la que el estómago me recuerda la teoría de los agujeros negros, me fui de expedición a la cocina y cuatro onzas de chocolate negro con un buen trozo de pan rústico fue mi botín.
 
   Dos o tres segundos fueron más que suficientes. Chocolate y pan se mezclaron en mi boca y la más extraordinaria máquina del tiempo que conozca el ser humano, se puso  en marcha aquel día.
La casa de mis abuelos… la casa de los Ardao.

   En segundos retrocedí con mis recuerdos cuarenta años atrás. Desde Tenerife me “teletransporté” como si fuera el Capitán Kirk a mi Pontevedra natal, al segundo piso de nuestra  casa familiar, una preciosidad construida en piedra gallega, donde mi madre, como todas las tardes, me daba la merienda… pan gallego con chocolate negro.
   Los recuerdos se mantienen vivos dentro de nosotros esperando su momento para emerger a la superficie, como el Octubre Rojo, saliendo a flote desde las aguas heladas del mar del norte. Después de días eternos de navegación, las escotillas se abren para dejar entrar aire puro en sus pulmones de acero.
   Somos fieles a la alianza con el pasado, quizás sea esa la reflexión de hoy… que llega desde el mi ayer más profundo. 

Octubre Negro

Octubre rojo y negro
Frío, vacío impar
sin nuestro reflejo
en su mueca de acero.
(JMPA Pink Panzer)
Placer del chocolate
Un cuadrado oscuro de chocolate
tiene para los dientes
el mismo efecto sensual
que el lodo en los pies traviesos de la niñez.

En la lengua, la densa materia oscura
suelta salivas en rojos cauces.
El chocolate se disuelve en dulce espeso fango
cuando lentamente se acarician los bordes
hasta que la tableta en la cavidad cálida
suelta aromas, recuerdos y flores
en las distendidas papilas.


Ríos de chocolate
atraviesan encías y resquicios dentales
y el placer – que uno sabe fugaz –
da sus vueltas atrapado en la boca.
Devoro chocolate ahora que no te tengo
para, lí­citamente y sin culpas,
abandonarme al erotismo.

Comiendo chocolate pienso en tu piel a mordiscos
pienso en tus piernas
tus pies
pienso en los manjares suculentos
de la vida.

El consumo del chocolate aumenta la libido, aleja la depresión y ayuda al corazón

Algo de mí se queda… Algo de vosotros me llevo.

   Mi juventud mezcló en proporciones dispersas a lo largo de los años, mi pasión por las motos, el deporte, la ópera, la poesía, mi amor por ELLA…

Mi paisano Lois Pereiro me llevaba cuatro años de ventaja en nuestra loca existencia y por aquel entonces, su espíritu rebelde y anarquista me llegaba en pequeñas dosis hasta que, pocos años después de llegar yo a Tenerife, pude leer su  sobrecogedor trabajo “Poesía última de amor y enfermedad”… Me dejó en el alma una gran cicatriz que aún hoy en día repaso con mis dedos cuando necesito regresar a la realidad y comprender lo injusto del reparto de la vida en este universo.
   Un año después de su publicación, el aceite de colza desnaturalizado, aquel sucio veneno que circulaba sin control por España, se lo llevó por delante como a tantos otros… y fueron muchos, demasiados.
   Algo de él se quedó dentro de mí. Y de todos vosotros, las personas que me quieren o me han querido, algo de vosotros me llevo, en este viaje sin retorno. 
 

Acróstico (en gallego)

Somentes
intentaba conseguir
deixar na terra
algo de mín que me sobrevivise
sabendo que debería ter sabido
impedirme a min mesmo
descubrir que só fun un interludio
atroz entre dous muros de silencio
só puiden evitar vivindo á sombra
inocularlle para sempre a quen amaba
doses letais do amor que envelenaba
a súa alma cunha dor eterna

sustituendo o desexo polo exilio
iniciei a viaxe sen retorno
deixándome levar sen insistencia
ó fondo dunha interna
aniquilación chea de nostalxia.

(Lois Pereiro)
Acróstico (traducción)
Solamente
intentaba conseguir
dejar en la tierra
algo de mí que me sobreviviese

sabiendo que debería haber sabido
impedirme a mí mismo
descubrir que sólo fui un interludio
atroz entre dos muros de silencio
sólo pude evitar viviendo a la sombra
inocularle para siempre a quien amaba
dosis letales del amor que envenenaba
a su alma con un dolor eterno
sustituyendo el deseo por el exilio
inicié el viaje sin retorno
dejándome llevar sin resistencia
al fondo de una interna
aniquilación llena de nostalgia.
  • ¿QUE ES GALICIA? 
    R.- Río: el Rumor de la vida, la Religión de las aguas. Las Risas surgen siempre donde Reina la calma, en la quietud profunda de quien conoce el Riesgo y lo domina. Rural: corre sangre rural por estas venas; y si alguna vez la Razón opone Resistencia, se Reconoce el gallego en la tierra, en la lenta vitalidad del árbol, en la invencible resignación de la hierba.
    (Lois Pereiro)

    “Lo escrito se arrebata a la muerte”
    (Lois Pereiro)