Archivos

El lenguaje secreto… Las cuatro cartas.

“Las esmeraldas de mis ojos tristes aguardan tus pupilas de bohemio, y mis manos germinan las caricias que brotan al contacto de tus dedos.”

(Laura Victoria, seudónimo de Gertrudis Peñuela – escritora)

Jorge y Pury

Las cuatro cartas mágicas del amor por sorpresa.

   En la casa de Korps, existe todo un lenguaje secreto que mantiene al mundo de los sentimientos a salvo del viento frío de la realidad. Fuera de la casa, las almas escuchan tras las ventanas, intentando descifrar la clave que mantiene a salvo el misterio. Mientras todo ello transcurre en silencio, dos bailarines alzan el vuelo y cuatro cartas iluminan el cielo…

Primera Carta: El cruce de miradas.

“Con tu mirada provocarás su sed, hasta que su cuerpo suplique beber de tu boca…”

(©The Pink Panzer book of The Blind Caresses)

Biker Pink Yorch   Dos miradas que se cruzan como un abrazo en la distancia. Tan solo unos segundos bastarán para que la magia convierta tu estómago en un rosal lleno de mariposas revoloteando entre sus pétalos. Minutos, horas y días de juego, de miradas intensas, de abanicos de timidez decorados, de pupilas clavadas con descaro en todas las formas de tu cuerpo, al mismo tiempo que imaginas tus manos bajo su ropa… deshaciendo con tus dedos las migas del deseo.

 

Segunda Carta: El abrazo inesperado.

“Tu abrazo será el único reflejo del amor verdadero…
Si no amas, no abraces, porque te delatarás.”

(©The Pink Panzer book of The Blind Caresses)

  Pocas cosas hay más gratificantes que sentirse a salvo, protegido, inmerso en un gran abrazo inesperado.

Pink Panzer love

   Lo cierto es que no es un manjar para todos los gustos. El abrazo inesperado exige entrega de quien lo recibe… Exige ceder los códigos de tus defensas, las llaves de tus puertas, el control absoluto del habitual rechazo al roce con lo desconocido y entregar el control de ese último y más privado espacio que te separa del resto del mundo. Sin embargo, una vez que te dejas, te abandonas y disfrutas de su aroma, el abrazo inesperado será la flor que siempre desearás en el jardín de tus afectos.

 

Tercera Carta: La caricia ciega.

“Cada una de tus caricias serán como palabras
nunca escritas sobre su piel…”

(©The Pink Panzer book of The Blind Caresses)

   El roce de unos labios, es la carta más poderosa de la casa de las caricias ciegas, la puerta de entrada al paraíso.

Ella Paradise   El beso en la espalda, en la nuca, en el cuello, de forma lenta y delicada, exige aceptación, control y confianza de quien lo recibe, para no girarse y romper la magia en el primer segundo. Delicadeza, ternura, suavidad hasta el extremo de ser el aliento mismo quien trasmita el sensual contacto del calor de los labios… estas son las condiciones a cumplir si eres tú quien ponga en juego esta carta o cuando con los ojos cerrados, abandonas toda defensa y dejas tu cuerpo en las manos de esa persona que adora los suspiros que tu estremecido placer le regala.

 

Cuarta Carta: La pequeña muerte… compartida.

“En el éxtasis del placer, perderás la vida y tú tendrás la suya,
en el mismo suspiro y en idéntica renuncia…”

 (©The Pink Panzer book of The Blind Caresses)

«Red tree» By Nagy Norbert Concept artist - illustrator ( freelancer ) From Cluj - Napoca, Romania

   Las Cuatro Cartas del AMOR por sorpresa, no tratan de un amor naciente, inesperado, virgen aún de recorrido y experiencias. Muy al contrario, las Cuatro Cartas tratan de un amor que nace en cada instante de cada día, habla sobre el éxtasis que se convierte en explosión de afectos renovados, inesperados, que la sorpresa del cariño nos llega en un abrazo trasformado, trata de las caricias que hacen vibrar la carne cuarenta años después de la primera mirada, pues, hemos aprendido que no hay ni una sola caricia igual a la anterior, pues el amor crea nuevos mundos cuando cerramos los ojos y nuestras mentes vuelan juntas dominando el espacio rebosante de caricias ciegas.

Pink Panzer Korps Tatoo

Dos bailarines alzan el vuelo…

Casida de la rosa

La rosa
no buscaba la aurora:
Casi eterna en su ramo
buscaba otra cosa.

La rosa
no buscaba ni ciencia ni sombra:
Confín de carne y sueño
buscaba otra cosa.

La rosa
no buscaba la rosa:
Inmóvil por el cielo
¡buscaba otra cosa!

(Federico García Lorca)

Anuncios

Senderos del deseo… hambre de amor, de poesía.

¿Es de extrañar que el amor haya preferido casi siempre el derrotero poético al filosófico?

(María Zambrano. – Filósofa.)

Resultado de imagen

“Cuenta la leyenda que en el Reino de Korps, un sendero se convirtió en deseo. Caprichosamente tortuoso, su final nunca puede ser el tuyo y si lo buscas, serás el primero en llegar… a ninguna parte.”

   Fruto de mi despiste, en parte motivado por el poco tiempo que puedo dedicarle al blog y por un tortuoso camino hasta este final de año, dejé atrás, muy atrás en el tiempo un precioso comentario de Serunserdeluz .

   En una antigua entrada mía (Eres grande, amor), me comentaba que fue feliz, que terriblemente su amor se fue, como se fue también mi hermana mayor, y los dos caímos en el abismo… Pero, al intercambiar emociones entre nuestros comentarios, vimos que, a pesar del inmenso salto al vacío de nuestras almas, el amor había regresado, sin miedo y sin arrepentimiento de lo vivido, para humedecer de nuevo nuestros labios.

   Hoy reflexiono sobre este amor que busca siempre su camino, si le concedemos su oportunidad que será también la nuestra. Vayas a donde vayas, sea el lugar que sea, siempre te encuentras – yo el primero- con senderos del deseo. Así es como conozco a esta curiosa manifestación de nuestro caprichoso comportamiento humano y a la que me he enfrentado más de una vez cuando, por ejemplo, levantas enormes campamentos de tiendas o barracones. Compañeros ingenieros deciden las “calles” que distribuirán el tráfico de personas hacia los diferentes servicios que dispondrán las instalaciones. El diseño sobre el papel siempre pasará por el filtro de la experiencia de los mas curtidos que saben, por que lo han vivido, que una cosa es lo que quieres de la gente y otra muy diferente es lo que esa gente desea y quiere en el lugar elegido y bajo la influencia de su propio deseo…

   Puedes saberte de memoria una canción y sin embargo, si frente a ti miles de personas la cantan al unísono, tu voz se quiebra y tus emociones buscarán su propia senda del deseo para salir y decirle al mundo con tus lágrimas… Je T’aime, Je T’aime, Je T’aime.

   Una de mis canciones favoritas, dedicada a  Serunserdeluz   pues, por segunda vez, sin miedo, se lanzó al abismo del amor. Algunos golpes de la vida nos eligen y otros, otros los elegimos nosotros, conscientes, libres.

Amor Sereno

Fueron nuestras noches, amor
siempre en color poesía
esmeralda de mar bravía
y sangre de corazón sereno.

(JMPA Pink Panzer in love)

MinskBeringPlane

Minsk

A golpes de mar, dejas de amor
mi pecho lleno.    

(Dicho popular marinero en el Reino de Korps)