Archivos

Be Brick… corazón de arena.

Pink Panzer Yorch Be BrickResulta inevitable. Unas veces es una frase, un sonido, un aroma que de inmediato dispara el resorte del recuerdo. Y un recuerdo llama a otro y cuando te quieres dar cuenta, ya has perdido tu enésima batalla en la guerra del olvido…

.

.

BRICK

Y el corazón de piedra,

por no sufrir,

se hizo arena.

(JMPA Pink Panzer)

Anuncios

El RITUAL del café. Cerrando puertas.

Apenas un poeta... otro ladrillo en el muro.
Cerrando Puertas
Llueve tras mis ventanas
empapando los recuerdos
que llaman a mi puerta.
 (JMPA Pink Panzer)
 …·:·…
.

.

Un sabio dijo:

Lo que no se pueda arreglar tomando un café, no tiene arreglo.
(Leído en tuitter: @seanthorthon)
.
.
.
 
.

El ritual del café, cobra su importancia por la intensidad del momento que lo rodea, por las personas que lo hacen especial, disfrutando del aroma de su compañía.
(JMPA Pink Panzer) 
 …·:·…

Dos Corazones… Dos Razones para perder el alma.

A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd.
(Alphonse de Lamartine -1790-1869- Historiador, político y poeta francés)
 
 
 
Confusión
   Dos corazones… El número realmente ya no importa. Cuatro caminos, diez manos, doce amigos, mil extraños a la misma mesa sentados.
  Dos corazones desordenados. Volcán rugiente de intenciones cruzadas. Dos palabras audaces en cuatro tímidos lazos anudadas, y diez perdones pronunciados, entre muros extraviados
  Dos razones para perder, cuatro almas, ocho sillas, diez espadas, doce copas en vino bañadas, en la misma mesa olvidadas, entre miradas perdidas y ausencias anunciadas.
   Razones para perder, aunque se desee creer en la bondad de lo contrario, esperando amanecer en el abrazo que nunca llega.
(JMPA Pink Panzer)
 
 
Miradas perdidas… deseando encontrarse.
 
 
 

Perdiendo a un ser querido… Guardian del silencio.

Silente
El silencio es mi guardián
Guardián de mi universo
mi universo en silencio.
(JMPA Pink Panzer)

Autor de la escultura: Kris Kuksi


Quizás pienses que No quiero hablar,
 que guardo silencio sobre lo que pasamos juntos.
Aunque me duele recordar lo perdido,
  ya lo he asumido, eso es historia, 
 agua pasada, sin grano ni molino.
 Aquellos días, jugué todas mis cartas,
 días de sol despreocupados, disfrutando de la compañía. 
Y tú lo hiciste también, tus bazas jugaste para ganar,
rompiendo sobre la mesa, copas y corazones. 
 No hay nada más que decir, aseguraste con voz marcial,
y el tono cortante como el acero de tus espadas. 
 No hay más ases que jugar, gritaste con enfado, y tenías razón,
 nada quedó en pie que por si mismo se sostenga en el presente,
apenas un esbozo sin la ayuda de la nostalgia.
 En todas las guerras, el ganador se lo lleva todo,
  impone su ley, la del más fuerte
 y el perdedor se hace pequeño ante la victoria
  esa palabra amarga, hermana de la derrota que duele como la deshonra. Ese es su destino.
 
 
Entre juegos, como niños, Estuve en tus manos
 
Pensando que pertenecía a ese lugar, me dejé llevar por el roce de yerba.
 
Creí que tendría sentido compartir el tiempo,
el sentirnos protegidos, construyéndome un muro
 
 
Construyéndome un hogar.
 
Transcurrieron los días Pensando que sería fuerte aquí,
 
Pero fui una tonta, una vez más
 
jugando según las reglas que me impusieron.
 
 
Los dioses tirarán los dados, dibujando insolentes, los caminos de nuestra suerte.
 
Sus mentes, frías como el hielo apenas dejan un lugar para la compasión y alguien por aquí, porque los dioses de la fortuna así lo han decidido,
 
 alguien perderá a un ser querido…
(Letra de The winner takes it all y JMPA-Pink Panzer… en silencio)

 

 

 (The winner takes it all -ABBA- & Pink Panzer)

Sigue leyendo

Trazos de acero… Acero en el pecho.

Mal te perdonarán a ti las horas:
las horas que limando están los días,
los días que royendo están los años.

(Luís de Góngora y Argote)

Trazos de mujer…
      Parece que el tiempo no pasa… pero no es verdad. Más de tres años han transcurrido desde que escribí los “Trazos” que hoy rescato en esta entrada del blog. Regresan desde el fondo oscuro de mi ordenador donde los dejé olvidados un caluroso día de julio. La distancia en el tiempo nos brinda una perspectiva diferente de las cosas, ni mejor ni peor, solo diferente.
   La reflexión de hoy es que la poesía, aún olvidada… evoluciona en el silencio. Los versos cobran vida y significado en tu interior. Entran como relámpagos por tus ojos, reaccionando con tus propios sentimientos y provocando otros nuevos. Ya no soy el mismo que era hace tres años y al leer mis propios versos, me doy cuenta que los fríos recuerdos han sustituido a las emociones más sinceras. Ahora los trazos son distintos, sin ningún valor, sin destino que los encadene con su clave. Quizás nunca lo fueron… de nadie.
 

(al segundo… TRAZOS  …siguiente) 

Desde mi joven horizonte
entre briznas de yerba
observo las formas donde
construir segura mi puerta.

Aprendo a entenderme
con mis ángulos agudos
que me hacen diferente
tan solo unos segundos.

Y al segundo siguiente
elevo decidida,
lentamente,
mi trazo…

Dibujando elipses perfectas
que alejan mis nubes negras,
imagino puertas abiertas,
rompiendo miedos y reglas.

Y en mi viaje,
un ángel me sigue
con dos corazones.
Uno fuerte que late por ella
y el otro que vive
justo pegado al mío,
cuando desfallece
y cansado se detiene,
si no encuentra su camino.

              Y al segundo siguiente
cruzando mi puerta
cerrando la herida,
elevo decidida
nuevamente,
mi trazo…
(JMPA Pink Panzer)
9.1.1 / 9.2.1 / 11.2.1 / 11.2.2 / 28.1.2 / 28.1.3

Bien podéis salir desnudo
pues mi llanto no os ablanda;
que tenéis de acero el pecho

y no habéis menester armas.

Las horas frágiles… El reencuentro.

Es imposible, nadie puede regresar al pasado.
“Ahora que está lloviendo más que nunca,
se que nos tenemos el uno al otro
Puedes quedarte bajo mi paraguas…”

 

 Las horas Frágiles
Protegimos el momento            
             bajo nuestro paraguas
Como algodón de azúcar,             
                              en dulce reencuentro.                

Pero llovieron furiosos
los imposibles,
rompiendo las amarras
en nuestras horas frágiles.
Furiosos imposibles
de amigos en armas
y palabras que cargan
sus armas invisibles.
(JMPA Pink Panzer)

“El amor no tiene edad; siempre está naciendo.”
(Blaise Pascal)
  

Pacto de amor… Nunca te rindas.

    Nunca te rindas ante nadie… Los milagros ocurren todos los días. El amor fluye como el clima que nos domina. Tormentas y días de calma se suceden en difícil armonía.
   Unas huellas se borran y otras se quedan marcadas el tiempo suficiente para poder regresar sobre nuestros pasos, unas veces solos, otras veces de la mano de ese amor que vuelve para sentarse a nuestro lado y contemplar el mar, juntos, una vez más.
 
Pacto de Amor
El color de las cosas
los límites impuestos
el amor impregnando
dos vidas hasta los huesos.

Un pacto de tres rosas
acercando polos opuestos
el amor regresando
por dos vidas heridas,     
     al tiempo enamorando.
     (JMPA Pink Panzer)

   Dedicado a quienes han recuperado el amor que creían perdido, porque el amor es como el agua, siempre encuentra el mar.
 
“Quien se acerca es porque te quiere y quien se aleja es porque no lo hace. Pero, increíblemente, algunas veces las razones se invierten.
(Pablo Reyes)

Sombreros de paja… la apariencia de la realidad.

   “Valeria era una mujer especial, diferente, única. Quizá su apariencia fuese la de una señora distante, fría y un tanto hostil, pero esa fachada nada tenía que ver con la realidad.”

(Leído en “Por una Cabeza” –  Jeniffer Castañeda García)

 


   En un sencillo marco, apenas retenidos entre la madera de sus cuatro paredes, conviven, al mismo borde de la realidad, dos sombreros de paja. 
   Alguien dijo de ellos que no son solo para el verano…  En la última puesta de sol que disfrutamos, el otoño tomó el relevo y el invierno poco después, se llevó entre la nieve, lo que siempre fue suyo. Con el frío, cesaron los juegos, las sonrisas, los abrazos. Dos sombreros de paja quedan atrapados en el tiempo, reteniendo entre sus tramas, la fina arena del recuerdo. Arena y agua, una pausa intercalada para ver la realidad, perdiéndose a los lejos…


“A veces mientras bailo, siento que la música es tan sublime
que cualquier movimiento estaría de más, por lo tanto
hago una pausa para escucharla…
(“Carlos Gavito: su vida, su tango”)

 – ADHUC TEMPUS –
 

El fotógrafo fiel… El ojo de la cerradura…

   “De cada nacimiento, de cada catástrofe, de cada cumpleaños, hay cientos de testimonios gráficos, pero al final sólo uno de ellos, con suerte, es elegido como icono de una época, de un suceso, de un espectáculo. ¿Por qué? Porque entre todos los fotógrafos espontáneos sólo uno supo mirar, sólo uno supo fotografiar las luces o las sombras, sólo uno acertó con el «emplazamiento de cámara», con el punto de vista…”

(Juan José Millás – El ojo de la cerradura -)
Cualquier parecido con tu realidad, será mi pura coincidencia…
EL OJO DE LA CERRADURA
(Poema de Vilma Vargas Robles)
No podría llegar aunque camine mucho.
Todo, absolutamente todo, es horizonte.
El movimiento de tus párpados me aleja.
Busco y te escondes,
lanzo al agua una piedra
y no se rizan las ondas,
vuelvo donde tú estás
y pasamos sin vernos,
nada busco en ti que no sea mío.
¿“Dónde apacientas tus rebaños”?
Abro una puerta y otra puerta se cierra.
En esta habitación tú giras y yo giro,
no hemos dejado de perseguirnos, de mirarnos por el ojo de la cerradura.
…·:·… 
 

Tantas fotos amontonadas, tantos recuerdos… y sin embargo, en cada ocasión que se nos presenta, seguimos “disparando”, congelando instantes de nuestra realidad que huye, a personas que sin remedio se irán, al tiempo que su imagen diluye,  y secretos que con nosotros morirán, llaves sin puertas, tus preguntas sin mis respuestas…

 …·:·…

Fotógrafo fiel
Nadie, nadie como él

para encontrar la esencia

la sutil advertencia

del peligro en tu piel.

(JMPA Pink Panzer) 

 

Cuando pierdes lo que amas… amor eterno.

   Georgios Kyriacos Panayiotou nacía un 25 de junio de 1963 en el norte de Londres… de padre griego y madre inglesa, el futuro le reservaba el éxito lleno de polémica, sexo y drogas.
   Como siempre, la vida se encarga de enseñarnos quien es el más fuerte y George Michael no iba a ser la excepción.
 
    En marzo de 1993, el diseñador brasileño Anselmo Feleppa muere de un derrame cerebral causado por el sida de padecía. Un duro golpe para George que desaparecerá de la vida pública y artística hasta noviembre de 1994. En este año reaparece en la primera edición de los MTV Europe Music Awards, donde interpreta por primera vez Jesus to a child, una hermosa canción llena de emotividad y melancolía, recordando el dolor por la pérdida, el dolor y el sufrimiento.
   Mucho se especuló sobre la verdad que le motivó a escribir la canción. Un secreto a voces, es verdad, pero ante el cual, el cantante se mantuvo mucho tiempo al margen…, hasta que cuatro años más tarde, en 1998, reconoció públicamente su homosexualidad.
   Aún hoy en día, George Michael dedica la canción a Faleppa, como siempre, antes de interpretarla en todos sus conciertos…
   La reflexión de hoy es inevitable; ¿Alguien puede medir el dolor cuando pierdes lo que más amas…? Expresarlo de esta manera, al menos consigue que su recuerdo no muera entre las frías hojas de un calendario.

Yo soy el amor infinito, consciente de si mismo, aquí, en este eterno y silencioso instante.
Dedicado a todo aquello que perdemos, entre las frías hojas de nuestro calendario.
(JMPA Pink Panzer)