Archivos

Una mirada… puente sobre el abismo.

“Por un instante su mirada se ablandó y
pareció ofrecerme un puente;  pero

sentí que era un puente
transitorio y frágil,
 colgado sobre
 un abismo.”
(Ernesto Sábato)

Autor: Diego Piño Portela. “No hay prisa, yo espero”

SOLO
No hay prisa
yo espero
soy pequeño
como el tiempo
que apenas cabe
en mi vida.
  
No hay prisa
yo espero
aquí abajo
muy adentro
tan pequeño

como infinito
es el amor…           
         amor sin dueño.
   
No hay prisa
yo espero,
espero tu mano
tu afecto,
nada más necesito
en este
mi mundo
brevemente perfecto.
(JMPA Pink Panzer & Diego)

Alguien que te ame… Amores rotos.

 “Cuando me refiero a encontrar a la persona indicada no me refiero a encontrar a alguien que resuelva mis problemas, ni que me sirva de muleta para cuando me sienta decaído. Tampoco me refiero a alguien que esté siempre pensando en mí, que me extrañe o que sienta que me necesita. Sino a encontrar a alguien que esté ahí, que comparta el tiempo conmigo ya que yo le compartiría el mío también. Alguien que sepa estar sin mí pero que prefiera estar conmigo, alguien que sienta y actúe pensando en un “nosotros” y no en un “tú” y un “yo” por separado. Alguien que me ame porque sí y no porque yo le ame.”

(Jersel Porcupine)

Glaciar ciego
El amor es un glaciar
en pleno deshielo.
Con él llegarás al mar
rompiéndote
en témpanos de cielo.
El amor es un glaciar
a veces desconsuelo
y es verdad…             
                 …que duele amar
y es verdad…             
que es difícil explicar,
suplicar, llorar,
abandonar el sueño
en un rincón
y pedirte luego
 que del suelo te levantes,
que no te rindas,
herido corazón,
porque el amor sigue ciego
como un glaciar
sin guión 
que por ti

solo sabe esperar…
para intentarlo de nuevo.

(JMPA Pink Panzer)
…·:·…

   Dedicado con especial recuerdo y cariño a todos los amores rotos, en especial a los más cercanos, para que sepan que no están solas, solos… que la solución solo está en seguir, curar las heridas y el amor regresará, como siempre, buscando el mar. – (Pink Panzer) –

QUEEN
LOVE  OF  MY  LIFE

Amor de mi vida, me heriste
me has destrozado el corazón
y ahora me dejas.

Amor de mi vida
¿no lo puedes ver?

tráelo de vuelta, tráelo de vuelta
no lo alejes de mí
porque no sabes
lo que significa para mí. (continúa…)

Sigue leyendo

De mi Puño y Letra… el color de la armonía.

 Puño y letra
  Búscalo…!!!
ahí dentro lo tienes
de mi puño y letra
atravesando tus sienes
el futuro escrito,
más allá del papel
sueño en tinta maldito,
hasta el alma misma penetra
su mensaje marchito.
(JMPA Pink Panzer)

Vivo porque amo

y

amo porque existes.

Dos polos opuestos coexistiendo… así somos, creando

el color de la armonía, en cada despertar. 
(JMPA Pink Panzer)

Pacto con el diablo… Set Fire To The Rain.

Prender fuego a la lluvia…  
   Un día lluvioso intentas encender un cigarrillo. La débil llama de tu encendedor trata de luchar contra las gotas de lluvia mientras, en tus labios, el tabaco espera su amargo fuego… una hermosa y poética inspiración para dar vida a una canción.
El Pacto
Cuando de paz te hablo
             algunas palabras le piden
            al corazón malherido
retorcer su rumbo
invocando un pacto con el diablo.
(JMPA Pink Panzer)
 ∼
 
“Pero Adonai Eloim, Adonai, Jehová, Adonai Sabaoth, Metraton, On Agla, Adonai, Mathon, verbum pythonicum, mysterium salamandrae, conventus sylphorum, antra gnomorum, daemonia Coeli, Gad, Almousin, Gibor, Jehosua, Evam, Zariatnatmik, veni, veni, veni.”
(Fórmula de llamada o invocación al diablo del Gran Grimorio. Podéis probarla sin miedo al fracaso, funciona… aunque solo una vez.)

   Las conjuraciones se repiten elevando la voz con imprecaciones e incluso amenazas, hasta que el espíritu maligno responde.
   El diablo acude, ordinariamente, precedido de un viento fuerte, que parece estremecer todo el campo. Los animales domésticos tiemblan entonces y se esconden; los asistentes sienten un soplo en su rostro y los cabellos humedecidos por un sudor frío, se erizan…

“…Pero le prendí fuego a la lluvia
La vi caer mientras acariciaba tu rostro
…”

Nudos en mis cuerdas… Dulce condena.

“Hay cuerdas en el corazón humano que
es mejor no hacer vibrar”
La cuerda cortada
La cuerda cortada puede volver a anudarse,
vuelve a aguantar, pero
está cortada.
   
Quizá volvamos a tropezar, pero allí
donde me abandonaste no
volverás a encontrarme.
  

 “La vida es una gran sala de espera, la otra
es una caja de madera”

(10 Años después – Los Rodríguez.)

“…Me quedo con lo poco que queda, entero en el corazón…”


Cuatro leyes… cuatro amigos. Cuando algo termina.

“Desde muy pronto
pinté
los pechos de
Sara Montiel, mientras los demás niños
daban patadas
a un balón.”

   En la India se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

La primera dice:

“La persona que llega es la persona correcta.”
  Es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad. Todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están ahí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación. 

La segunda ley dice: 
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido.”

  Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.
   Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: 

“En cualquier momento que comience es el momento correcto.”
   Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

 Y la cuarta y última: 
“Cuando algo termina, termina.”

   Simplemente es así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

   A mis 16 años, imposible olvidarme, cayó en mis manos el “LP” de Jethro Tull, Stormwatch. Este álbum, considerado por la crítica como el último gran disco de la banda, lo hice sonar en el viejo tocadiscos de mi hermana mayor, hasta casi desgastarlo…
  De todas su piezas, la número diez, la última dentro de aquel negro y fascinante vinilo, me cautivó hasta el punto de ser la única que ponía… Elegy.
   Luego abandonamos Pontevedra. Estudios y trabajo nos mantuvieron por media España con la casa a cuestas hasta que, con la estabilidad del hogar, “El Vigilante de las tormentas” regresó a casa.
   Elegy es huérfana de letras pero nunca las he echado de menos… Siempre que necesito un momento de reflexión, ella me acompaña… sin decir nada.

 ∼
 Sin decir nada
Envuelves el sentimiento
sin decir nada.
Abarcándolo todo
vibrando en mi alma
escucho tus caricias
y con ellas
regresa la calma
como el sol regresa,
cortando nubes negras
tras días de tormenta.
(JMPA Pink Panzer)


 “…Los versos se unen con vaga disonancia
y el vigilante de la tormenta prepara
un concierto de reyes mientras el mar blanco intenta morder
los talones de una dulce plegaria murmurada…”
(Dun Ringill del álbum Stormwatch – Jethro Tull)

No sigas leyendo… Cartas Amarillas.

“Un día la música no tendrá patria”

goth_wallpaper_55-205353 ∼
No sigas
No sigas leyendo
te hará daño
imposible detenerlo
una vez
luego dos
luego abismo
desencadenado
que seguirá hiriendo
año tras año
como la voz
que se muere
con cada silencio
dormido entre la nada.
No, no sigas leyendo
pues…
las palabras duelen               
        y te harán más daño.
(JMPA Pink Panzer)
Como la voz que se muere…

“…Y busqué entre tus cartas amarillas
mil te quiero, mil caricias
y una flor que entre dos hojas
se durmió.
Y mis brazos vacíos se cerraban
aferrándose a la nada,
intentando detener mi juventud…”

La máquina del tiempo… Pan con chocolate negro.

10 años cumplía en este verano de 1972.

   En esta vida, lo que por separado quizás no tenga un valor más allá de lo común, cobra un especial significado cuando, sin saber muy bien como ocurre, disparan resortes ocultos en lo más profundo de la memoria.

 

     Estábamos Pury y yo de compras en el “Mercacoña” (me divierte llamarlo así…) y una tableta de chocolate negro fue una de las cosas que llenaron nuestra cesta, justo a lado de una bolsa con una variedad de pan rústico que hace poco tiempo descubrimos y que, después de probarlo,  ya es el pan nuestro de cada día”.

 
  
    Por la tarde, en esa hora en la que el estómago me recuerda la teoría de los agujeros negros, me fui de expedición a la cocina y cuatro onzas de chocolate negro con un buen trozo de pan rústico fue mi botín.
 
   Dos o tres segundos fueron más que suficientes. Chocolate y pan se mezclaron en mi boca y la más extraordinaria máquina del tiempo que conozca el ser humano, se puso  en marcha aquel día.
La casa de mis abuelos… la casa de los Ardao.

   En segundos retrocedí con mis recuerdos cuarenta años atrás. Desde Tenerife me “teletransporté” como si fuera el Capitán Kirk a mi Pontevedra natal, al segundo piso de nuestra  casa familiar, una preciosidad construida en piedra gallega, donde mi madre, como todas las tardes, me daba la merienda… pan gallego con chocolate negro.
   Los recuerdos se mantienen vivos dentro de nosotros esperando su momento para emerger a la superficie, como el Octubre Rojo, saliendo a flote desde las aguas heladas del mar del norte. Después de días eternos de navegación, las escotillas se abren para dejar entrar aire puro en sus pulmones de acero.
   Somos fieles a la alianza con el pasado, quizás sea esa la reflexión de hoy… que llega desde el mi ayer más profundo. 

Octubre Negro

Octubre rojo y negro
Frío, vacío impar
sin nuestro reflejo
en su mueca de acero.
(JMPA Pink Panzer)
Placer del chocolate
Un cuadrado oscuro de chocolate
tiene para los dientes
el mismo efecto sensual
que el lodo en los pies traviesos de la niñez.

En la lengua, la densa materia oscura
suelta salivas en rojos cauces.
El chocolate se disuelve en dulce espeso fango
cuando lentamente se acarician los bordes
hasta que la tableta en la cavidad cálida
suelta aromas, recuerdos y flores
en las distendidas papilas.


Ríos de chocolate
atraviesan encías y resquicios dentales
y el placer – que uno sabe fugaz –
da sus vueltas atrapado en la boca.
Devoro chocolate ahora que no te tengo
para, lí­citamente y sin culpas,
abandonarme al erotismo.

Comiendo chocolate pienso en tu piel a mordiscos
pienso en tus piernas
tus pies
pienso en los manjares suculentos
de la vida.

El consumo del chocolate aumenta la libido, aleja la depresión y ayuda al corazón

La leyenda del beso… un beso de amor.

   Se dice (la ciencia lo estudia todo…) que hay 15 tipos diferentes de besos románticos y el kamasutra (menos ciencia pero más prácticas…) va más allá describiendo hasta 30 tipos de diferentes, sabrosos y estimulantes besos.
 
   Los labios son una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo y que poseen más células sensoriales que ninguna otra parte. De hecho, son 100 veces más sensibles que las yemas de los dedos y más sensibles incluso que los genitales.
 
   Un buen beso actúa como una droga, segrega un torrente de hormonas como la oxitocina, la dopamina y la serotonina, hormonas que también segregamos cuando tomamos chocolate o al consumir cocaína… La verdad es que, si hay que drogarse, sin duda alguna, los besos son mi elección preferida.
 
   El enorme poder del beso se ha representado de innumerables maneras. La españolísima zarzuela (versión ibérica de la opereta) nos dejó La leyenda del beso, una excelente obra que hoy en día apenas se representa, pero que muchos recordaréis por la versión de uno de sus pasajes, cantada por el grupo Mocedades.
   En esta obra existe una extraña superstición. Generalmente, es difícil de representarla entera debido a lo extenso de la partitura, que a veces cortan en algunas repeticiones y frases.
   Pero la romanza que se suele eliminar es la de la Invocación de Amapola, cuando la protagonista, (Amapola) lee el futuro en las manos de Mario. Se dice que trae mala suerte al teatro donde se represente y provoca que cosas extrañas sucedan durante la representación de la obra…
Extraños
Extraños son
los besos que no doy
si el corazón
  a besar se niega.
(JMPA Pink Panzer)

“Felicidad es la certeza de que nuestra vida no está pasando inútilmente”
(Érico Veríssimo)

Invocación de Amapola
Lucero de Oriente,
fulgor claro y puro,
atiende el conjuro
de mi invocación;
alumbre mi frente
tu luz adivina,
y el rumbo encamina
de la predicción…
Que los genios del Zodíaco
por el del mal y el del bien,
su luz me den.

El amor, rey del mundo,
ha de ser tu tirano,
¡bien claro me lo dicen
las rayas de tu mano!
Él te dará ventura
y te dará tormento.
¡Dolor y amor son

astros del mismo firmamento!
Sufrir será tu sino,
porque es amar tu lema,
como una mariposa
que en la llama se quema,
la lumbre de unos ojos
será tu embrujamiento.
¡Dolor y amor son
astros del mismo firmamento!
Tu corazón vacío,
de pronto se ha colmado,
de ese anhelo infinito,
dulce y atormentado,
que unas veces es gorja
y otras veces lamento.
¡Dolor y amor son
astros del mismo firmamento!
Esto dice tu estrella;
la gitana te advierte
que el amor, que es la vida,
puede darte la muerte.
Él embruja tu vida
como un encantamiento.
¡Dolor y amor son
astros del mismo firmamento!
 
Clara estrella del Oriente,
que así mi frente inspiró
con su fulgor,
líbrale del dios Amor.
…·:·…

Cuando los invisibles mueren…

   Jobs… un coctel humano interesante. Desde el punto de vista económico, fue un excelente directivo de empresa, creando tendencias y productos deseados por sus incondicionales seguidores y desviando su producción a países donde la vida humana tiene menos valor que lo que fabrican. Sueldos miserables por jornadas maratonianas con escasos o nulos derechos para el trabajador… condiciones que sublevarían a cualquier americano o europeo y que sin embargo, compran sus “manzanas” envenenadas sin ningún remordimiento. Producir más barato que nadie y vender más caro que nadie… la receta del éxito.
   Paradójicamente, este visionario de los negocios fue un perfecto imbécil gestionando su propia supervivencia.
Milos Paripovic – iPoo-toilet

   En octubre de 2003 se le diagnosticó un cáncer de páncreas. Según su biógrafo, Walter Isaacson, “durante nueve meses se negó a someterse a cirugía para el cáncer de páncreas (una decisión que lamentó más adelante cuando su salud empeoró). En su lugar usó acupuntura, dietas vegetarianas, hierbas medicinales y otros tratamientos que encontró en internet (con un prototipo de iPad, seguro…), e incluso consultó a un vidente (tecnología punta contra el cáncer…) Hasta julio de 2004, mes en el que por fin se operó, también estuvo influenciado por un “doctor” que en su clínica aplicaba enemas (estupendos para el cáncer…), ayunos y otros tratamientos pseudo-científicos.”

    Según muchos especialistas, si se hubiera operado nada mas conocer su diagnóstico, su probabilidad de supervivencia sería prácticamente del 100%, como la de otros muchos enfermos con su mismo tipo de cáncer (de los menos agresivos) y que fueron operados con éxito. El señor Jobs prefirió dejar al cáncer durante nueve meses campar y extenderse a sus anchas mientras se hacía lavativas… 
   Murió en su casa, entre los suyos con solo 56 años, seguramente mucho antes de lo que él se esperaba… inmensamente rico, inmensamente pobre.
“Steve Jobs, el pionero del ordenador como una cárcel hecha atractiva, diseñada para recortar a los necios su libertad, ha muerto”