Archivos

Doce años, Cien palabras… Canción para Lia.

LIA   ∼

   Doce años de LIA con mayúsculas. Llegó la primera, casi sin querer, y casi sin querer, nos vimos envueltos en un tremendo “lío” auspiciado por nuestra hija Andrea. Y allí estábamos en el coche, camino del aeropuerto, con una pequeña pincher de tres meses dentro de un bolso, cuatro horas antes de coger nuestro avión a casa. Y como era niña, le llamamos Lía.

   Nuestra casa fue pronto, muy pronto la suya. Obediente, inteligente y tolerante, incluso estando ya muy enferma. Sus últimos cinco años fueron muy duros para ella, esforzándose por vivir, siempre a nuestro lado.

   Ciega, casi sin poder caminar, desahuciada dos veces por el veterinario y dos veces regresando a casa con nosotros, llorando, incapaces de romper lo que nos unía con una fría inyección. Aprendió a moverse por la casa dentro de aquella oscuridad imposible de explicársela. Aprendió a caminar de nuevo por el parque, colgando de correas como una marioneta… y luego con una sola correa… y luego ella sola, de nuevo, nuestra Lía saliendo adelante.

  Enseñó a sus “hermanos” modales y tolerancia, repartió cariño incluso al quien no se lo esperaba y se nos fue, un 14 de Julio de este convulso 2015,  con nuestras lágrimas como última muestra de respeto y amor. Quiero pensar que con nosotros ella fue feliz. Nuestra familia lo fue, disfrutando de su compañía.

A hundred words

“A hundred words to talk of death?
At once too much and not enough.
My plans beyond that final breath
are currently a little rough.

The dying thing comes on so slow:
reluctance to get out of bed
is magnified each day and so
transmuted into dead.

I dream of dying all alone,
nobody there to watch me pass
nothing remains for me to own,
no breath remains to fog the glass.

And when I do put down my pen
my memories will fly like birds.
When I am done, when I am dead,
and finished with my hundred words.”

(Neil Gaiman)

Cien palabras para hablar de la muerte?
A la vez son demasiadas y no las suficientes.”

Fotos LIA con Ñandú

MINOLTA DIGITAL CAMERA

Si no puedes… empieza de nuevo.

“Si no puedes ser poeta, sé poema
Lía con tus brazos, un nudo de dos lazos
Aroma de Olvido
Empezar de nuevo
con piel de acero
y aroma de olvido
Decir que quiero
tomar el desvío
del amor primero
Decir, en ti confío
cerrando los ojos
para caer al vacío
con piel         
       de acero 
y aroma de olvido.
(JMPA Pink Panzer) 
 
La confianza en nosotros mismos, hace más débiles a nuestros adversarios…
  
 

Superando las tinieblas…Tres kilos de voluntad.

Apenas pesa tres kilos y es todo voluntad…

Después de quedarse ciega, ella cambió. A una persona puedes intentar explicarlelo que ocurre, contestar su preguntas, alejar sus miedos pero, como le explicas a un perro que en su casa ya nunca se hará de día, que se apagó la luz y aunque quisiéramos, no podremos encenderla para ella…       Durante más de una semana apenas salía de su caseta y nadie se puede imaginar lo que nos dolía ver que no estaba como siempre, en la puerta de nuestra casa para recibirnos con su saltos de alegría.

   Sin embargo, una vez más, Lia nos ha sorprendido superando su problema y aprendiendo rápidamente cosas nuevas que intentamos enseñarle para hacerle la vida más sencilla,  hasta el punto que, a veces dudamos de que realmente este ciega… porque sube y baja del sofá, nos avisa de que ya es la hora de cenar, la hora de dormir, nos busca por la casa allá donde vayamos y sigue atenta cada sonido y cada olor que le llega… por que para ella seguimos siendo los mismos aunque no pueda vernos.

 
“Y de la oscuridad surgieron las manos que hay en la naturaleza y dan forma a los hombres.”
“No hay nada más fuerte que la ternura, y nada tan tierno como la auténtica fuerza.”