Archivos

Dos horas más… Dulce comensal.

Llegué rozando las tres de la tarde. Las llaves del Range Rover resonaron enormes al caer sobre la mano negra de porcelana que, solícita e inmóvil, esperaba paciente a mi llegada en el mueblecito bajo de la entrada.

Llegas muy tarde, Pink. Hoy me apetece comer japonés… ¿Vamos y nos olvidamos de cocinar?
Yo cambiaría de menú… te propongo comer español…

Y dos horas más tarde, yo aún era hirviente vianda sobre cama de seda y ella, ella era mi dulce y única comensal

Pink, un día de estos vas a romper la mano…
Pero amor, si solo fue una cachetadita en plan “sombras grisáceas”…
Pink, por tu San Patrás bendito que tanto nombras… la mano de porcelana, cariño, la mano de porcelana de la entrada…

(JPMA Pink Panzer Yorch – La vida según Yorch – Carta a los Pinkercienses.)


PIEL de VERSO

Iré directo a por tus sueños
secuestrando a tus deseos
creando caminos nuevos
en la piel de tus recuerdos.

Serán mis manos en tus huecos
será mi boca en tus desvelos
y tus muslos llorando fieros
por mis mejillas, su anhelos.

Iré directo a por tus sueños
perderme entre tus pechos
entrar, unir carne y fuego

y entre anversos y reversos
arrancar de tu voz mis versos

(JMPA Pink Panzer Yorch)
( Una Estrella iluminó estas palabras que hoy traigo de regreso a su encuentro)




El mundo sigue siendo un apasionante crisol de contrastes. Durante este largo periodo de mi ausencia, mis neuronas han tenido el tiempo suficiente para detenerse en la intensa vida de James Rhodes. Lo seguía por su faceta como pianista y ahora me ha atrapado, fascinado y conmovido con su libro autobioagráfico Instrumental: A Memoir of Madness, Medication and Music.

Lo tenía en mi lista de tareas pendientes desde que se publicó en 2014. El libro es brutal, duro, no aconsejable si estás pasando un mal momento o tal vez sí, al ver que otros sufren horrores que empequeñecen los míos, los tuyos. Lo publicó después de una larga batalla judicial interpuesta contra él por su ex-mujer, durante la cual se le prohibía publicar su historia. Finalmente, el tribunal supremo británico se lo autorizó. Es mi recomendación de lectura en mi regreso, lectura que remueve, te hace reflexionar y modula de forma feroz, las dos caras de esa inmensa moneda de la vida que todos hemos lanzado al aire.

“Sólo el sonido del piano consiguió, y aún hoy lo hace, acallar mi ruido interior”

(James Rhodes – Pianista . )

Sombreros de paja… la apariencia de la realidad.

   “Valeria era una mujer especial, diferente, única. Quizá su apariencia fuese la de una señora distante, fría y un tanto hostil, pero esa fachada nada tenía que ver con la realidad.”

(Leído en “Por una Cabeza” –  Jeniffer Castañeda García)

 


   En un sencillo marco, apenas retenidos entre la madera de sus cuatro paredes, conviven, al mismo borde de la realidad, dos sombreros de paja. 
   Alguien dijo de ellos que no son solo para el verano…  En la última puesta de sol que disfrutamos, el otoño tomó el relevo y el invierno poco después, se llevó entre la nieve, lo que siempre fue suyo. Con el frío, cesaron los juegos, las sonrisas, los abrazos. Dos sombreros de paja quedan atrapados en el tiempo, reteniendo entre sus tramas, la fina arena del recuerdo. Arena y agua, una pausa intercalada para ver la realidad, perdiéndose a los lejos…


“A veces mientras bailo, siento que la música es tan sublime
que cualquier movimiento estaría de más, por lo tanto
hago una pausa para escucharla…
(“Carlos Gavito: su vida, su tango”)

 – ADHUC TEMPUS –
 

Canary Sack… Perdidos entre brumas…

  Shakespeare lo consideraba un néctar suficientemente preciado como para que un solo vaso y un muslo de capón convencieran a su personaje Falstaff de vender su alma al diablo

Viñetas en: zapiburgotelegraph.blogspot.com.es

   “¡Su alma! ¡Su nombre! ¡Sus ojos! Me parecen como raras y hermosas flores silvestres azules, creciendo en algún seto enmarañado y empapado por la lluvia. Y yo he sentido temblar su alma junto a la mía, y he pronunciado suavemente su nombre en la noche; y he llorado viendo cómo la belleza del mundo pasa tras sus ojos.”
(James Joyce)
El vino derramado
Perdidos entre brumas
y el aroma
del vino derramado
tiembla tu boca
con el beso
deseado,
en la húmeda esencia
por el vino en la lluvia
solo a ti entregado.
(JMPA Pink Panzer)

Salvemos a las mujeres… Abrazos como el agua…

   Luis Fernando Veríssimo es un escritor brasileño que nació en Alegre, el 26 de septiembre de 1936. Es hijo del escritor Érico Veríssimo. Durante su niñez vivió en Estados Unidos. Muchos de sus trabajos tienen un tono humorístico. Disfruta de la cultura de Río de Janeiro y es un gran crítico de la política de derechas, imperante en su país…

   Recordando y recalcando de nuevo el tono humorístico con que escribía este genial escritor brasileño (y la época en que lo escribió), aquí les dejo su “Salvemos a las mujeres”. 

 
>>>·····>”””El irrespeto por la naturaleza ha afectado la supervivencia de varios seres, y entre los más amenazados está la hembra de la especie humana.  
 
  Tengo apenas un ejemplar en casa, que mantengo con mucho celo y dedicación, pero en verdad creo que es ella la que me mantiene. Por lo tanto, por una cuestión de auto-supervivencia, lanzo la campaña “Salvemos a las mujeres”. 
 
   Tomen de acá mis pocos conocimientos sobre la fisiología de la feminidad, con el fin de que preservemos los raros y preciosos ejemplares que todavía quedan:
1. Hábitat:
   La mujer no puede vivir en cautiverio. Si está enjaulada, huirá o morirá por dentro. No hay cadenas que las aten y las que se someten a la jaula pierden su DNA. Usted jamás tendrá la posesión sobre una mujer; lo que la va a atar a usted es una línea frágil que necesita ser reforzada diariamente.
2. Alimentación correcta:

   Nadie vive de la brisa. La mujer vive de cariño. Dele en abundancia. Es cosa de hombre, y si ella no lo recibe de usted, lo buscará en otro. Besos matinales y un “yo te amo” al desayuno las mantienen bellas y perfumadas durante todo el día. Un abrazo diario es como el agua para los helechos. No la deje deshidratarse. Por lo menos una vez al mes es necesario, si no obligatorio, servirle un plato especial.

3. Flores:
   También hacen parte del menú. Mujer que no recibe flores se marchita rápidamente y adquiere rasgos masculinos como la brusquedad y el trato áspero.
4. Respete la naturaleza:
   ¿No soporta la TPM (tensión pre-menstrual)? Cásese con un hombre. Las mujeres menstrúan, lloran por cualquier cosa, les gusta hablar de cómo les fue en el día, de discutir sobre la relación. Si quiere vivir con una mujer, prepárese para eso.
5. No restrinja su vanidad:
   Es propio de la mujer hidratar las mechas, pintarse las uñas, echarse labial, estar todo un día en el salón de belleza, coleccionar aretes, comprarse muchos zapatos, pasar horas escogiendo ropas en un centro comercial. Comprenda todo esto y apóyela.

6. El cerebro femenino no es un mito:

   Por inseguridad, la mayoría de los hombres prefiere no creer en la existencia del cerebro femenino. Por ello, buscan aquellas que fingen no tenerlo (y algunas realmente lo jubilaron). Entonces, aguante: mujer sin cerebro no es mujer, sino un simple objeto decorativo. Si usted está cansado de coleccionar estatuillas, intente relacionarse con una mujer.

   Algunas le mostrarán que tienen más materia gris que usted. No les huya, aprenda con ellas y crezca. Y no se preocupe; al contrario de lo que ocurre con los hombres, la inteligencia no funciona como repelente para las mujeres.
7. No haga sombra sobre ella…
   Si usted quiere ser un gran hombre tenga una mujer a su lado, nunca atrás. De esa forma, cuando ella brille, usted se bronceará. Sin embargo, si ella está atrás, usted llevará una patada en el trasero.

8. Acepte:

   Las mujeres también tienen luz propia y no dependen de nosotros para brillar. El hombre sabio alimenta los potenciales de su compañera y los utiliza para motivar los propios. Él sabe que, preservando y cultivando la mujer, él estará salvándose a sí mismo.

   Mi amigo, si usted piensa que la mujer es demasiado costosa, vuélvase GAY.  ¡Sólo tiene mujer quien puede!…”””<······<<<

 
Autor: Luis Fernando Veríssimo

 

Yo soy mi propio dios… Somos flexibles.

   “Para aquellos que creen en Dios, la mayoría de las grandes preguntas están resueltas. Para aquellos de nosotros que no aceptamos la formula divina, las grandes respuestas no permanecen escritas sobre piedra. Somos flexibles. Nos ajustamos a las nuevas condiciones y descubrimientos. Somos flexibles. Yo soy mi propio dios. Estamos aquí para olvidar las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educacional. Estamos aquí para beber cerveza. Estamos aquí para acabar con la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir nuestras vidas tan bien que la Muerte tiemble al llevársenos.”

(Charles Bukowski)

EL DISTANTE PUNTO DE VISTA 
 
    A Bukowski le gustaba ser el chico malo, el irreverente, el que siempre se saltaba las reglas de la moral y la decencia. La crítica se cebaba con él acusándole de soez y exhibicionista… Un escritor maldito, se dijo en más de una ocasión, para después subirlo hasta los altares de la fama, considerándolo como uno de los escritores estadounidenses más influyentes… Luego nos quejamos de las peleas de nuestros políticos si ni siquiera sabemos apreciar en su justa medida, la obra de un ser humano.

   La reflexión de hoy es evidente. No soy ni bueno ni malo y lo soy todo a la vez. Todo ocurre sin fronteras, al mismo tiempo, hilvanados los hilos por la misma mano que cose las ropas que cubren tu desnudez. La diferencia no la marco yo sino el distante punto de vista de quien me juzga. (JMPA Pink Panzer)

“Y así de una forma u otra, necesité compasión y cariño.”  

Aterriza en mis brazos… un ser ESPECIAL.

   Una sola palabra es capaz de cambiar muchas cosas: expresiones, sonrisas, miradas, abrazos, besos, caricias, en fin, con una sola palabra tu puedes llegar al cielo o simplemente hundirte en lo más profundo de la tierra. Por tal razón, solo tengo una palabra que compartir… eres ESPECIAL

José Mazariegos.

“A la gente se le olvida, el poder que tienen los versos susurrados al oído”.

 …·:·…

El encuentro… el agua besando la piel.

   Ezra Pound, no estaba loco. Acusado del delito de Traición a la Patria por su manifiesto apoyo a Mussolini durante la Segunda Guerra Mundial, se enfrentaba a la pena de muerte en un país como Estados Unidos, muy aficionado a las hamburguesas y al “reo frito”. Sus abogados, en un último intento de librarle de la muerte y apoyados por algunas figuras relevantes del mundo cultural, argumentaron que el poeta estaba loco… y les salió bien. Ezra Pound se pasó 12 años de su vida recluido en el hospital de St.Elizabeth, una “casa de locos” de aquellos tiempos.
La casa de los locos es de papel…

 El encuentro
Mientras ellos hablaban todo el tiempo de la nueva moral
ella me exploraba con sus ojos.
y cuando me levanté para marcharme
sus dedos fueron como el tejido
de una servilleta japonesa de papel. 
– Ezra Pound –
(Traducción-Versión de Javier Calvo)

Cuatro leyes… cuatro amigos. Cuando algo termina.

“Desde muy pronto
pinté
los pechos de
Sara Montiel, mientras los demás niños
daban patadas
a un balón.”

   En la India se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

La primera dice:

“La persona que llega es la persona correcta.”
  Es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad. Todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están ahí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación. 

La segunda ley dice: 
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido.”

  Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.
   Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: 

“En cualquier momento que comience es el momento correcto.”
   Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

 Y la cuarta y última: 
“Cuando algo termina, termina.”

   Simplemente es así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

   A mis 16 años, imposible olvidarme, cayó en mis manos el “LP” de Jethro Tull, Stormwatch. Este álbum, considerado por la crítica como el último gran disco de la banda, lo hice sonar en el viejo tocadiscos de mi hermana mayor, hasta casi desgastarlo…
  De todas su piezas, la número diez, la última dentro de aquel negro y fascinante vinilo, me cautivó hasta el punto de ser la única que ponía… Elegy.
   Luego abandonamos Pontevedra. Estudios y trabajo nos mantuvieron por media España con la casa a cuestas hasta que, con la estabilidad del hogar, “El Vigilante de las tormentas” regresó a casa.
   Elegy es huérfana de letras pero nunca las he echado de menos… Siempre que necesito un momento de reflexión, ella me acompaña… sin decir nada.

 ∼
 Sin decir nada
Envuelves el sentimiento
sin decir nada.
Abarcándolo todo
vibrando en mi alma
escucho tus caricias
y con ellas
regresa la calma
como el sol regresa,
cortando nubes negras
tras días de tormenta.
(JMPA Pink Panzer)


 “…Los versos se unen con vaga disonancia
y el vigilante de la tormenta prepara
un concierto de reyes mientras el mar blanco intenta morder
los talones de una dulce plegaria murmurada…”
(Dun Ringill del álbum Stormwatch – Jethro Tull)

Chascarrillos… Castañas de plata.

El tiempo que pasa uno riendo es tiempo
que pasa con los dioses.
(Proverbio japonés)
¿Cuanto tiempo hace que no te ríes con ganas… a carcajadas, en
compañía de tus dioses?
(Una de Pink y otra de Panzer) 
 

 

La Real Academia Española de la Lengua,  define el “chascarrillo” como la Anécdota ligera y picante, cuentecillo agudo o frase de sentido equívoco y gracioso.

Pues eso; hoy nos vamos de chascarrillos…

PLATA
Será plata de la que caga la gata…
¿La gata caga plata?
Pues entonces, es plata!!!
(JMPA Pink Panzer)
El que hace lo que ama de Facundo Cabral
 LAS CASTAÑAS
   El día de difuntos salió muy de mañana a misa una linda beata, que la noche anterior, según es costumbre en la noche de Todos los Santos, se había regalado, comiendo puches con miel y muchas castañas cocidas.
   Como era muy temprano y apenas clareaba el día, la calle por donde iba la beata estaba muy sola. Así es que ella, sin reprimirse, con el más libre desahogo y hasta con cierta delectación, lanzaba suspiros traidores y retumbantes, y cada vez que lanzaba uno, decía sonriendo:
Toma castañas!
  Proseguía caminando, soltaba otros suspiros y exclamaba siempre:
-¡Las castañas! ¡Las castañas!
   Un caballero, muy prendado de la beata, solía seguirla, hacerse el encontradizo, oír misa donde y cuando ella la oía, y hasta darle agua bendita al entrar en la iglesia, para tener el gusto de tocar sus dedos.
   Iba aquel día el caballero tan silencioso y con pasos tan tácitos detrás de la beata, que ella no le vio ni sospechó que viniese detrás, hasta que volvió la cara, poco antes de entrar en el templo.
-¿Hace mucho tiempo que viene usted detrás de mí? -dijo muy sonrojada la linda beata.
Y contestó el caballero:
-Señora, desde la primera castaña.
La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano.
(Victor Hugo (1802-1885) Novelista francés)
…·:·…

Secreto elogio del azote… Nalgas extraordinarias.

   “En mi mente el azote no debía ser un castigo. Nunca debería adoptar esa forma, ni siquiera la de un juego. El azote debería ser practicado únicamente por el placer de los dos participantes. Cualquier racionalización le privaría de todo su secreto.”

“Elogio del azote”
(Jacques Serguine)
   Múltiples posiciones existen en este juego del azote. Existe una lista tan larga como puedas imaginar y que rivalizaría en sensualidad y erotismo-contorsionismo con el mismo Kamasutra. Pero si hay una posición que destaque sobre las demás, como icono del azote por excelencia es esta:
  • Sobre el regazo.
    “El azotador o azotadora se sienta sobre una silla y la “víctima” azotada se coloca cruzada sobre su regazo boca abajo, con la cabeza a la izquierda y los pies a la derecha (hablamos de diestros). El peso de la azotada lo sostienen los muslos del azotador.
  La persona azotada debe permanecer en posición postrada, con la cabeza bien caída hacia abajo, la espalda arqueada y las piernas y las rodillas adecuadamente situadas para que las nalgas queden prominentes. Es importante respetar la posición para que el sexo, sea el que sea, quede bien visible. Para mantener el equilibrio, el/la azotada puede apoyar las manos en el suelo o agarrar las patas de la silla. Si el azotador eleva ligeramente las piernas habrá logrado la posición ideal para una buena azotaina…” 

Azotado (2)
En la noche brillaban
tus uñas de acero
en mi espalda clavadas
  siguiendo el sendero
mis vértebras curvadas
por el deseo azotadas.
(JMPA Pink Panzer)