Archivos

Días rotos… Peón blanco de Pink.

“Cuenta la leyenda que en el Reino de Korps, siete tablones de su embarcadero mutan en velero de mástil guerrero y cada cuarta noche del dios Marte, parten navegando en busca del azul horizonte de hielo… y vencidos por la distancia y el frío intenso, regresan al alba bajo mis pies, descalzos de culpas y miedo inmortal…”

Sigue leyendo

Anuncios

Time to dance… Pídeme más…

gopr0272-yorch

– Ahora pídeme más –

El alfil negro de mi padre

cortando raudo el tablero.

Las manos de mi madre

diciéndome “te quiero”.

La primera noche rompiendo el cielo…

todo ya era poesía enredada en tu pelo.

Aquella curva imposible

de mi mano en tu pecho

El perfume de tus ojos

aún con los míos cerrados

hoy me llega, me atraviesa

en tus alas de impaciencia

filtrándose por mi costado,

creando ríos desbordados

bebiendo amor despiadado.

Todo son retazos de recuerdos

ilusión de felicidad entrecortada

breves y brillantes momentos

de ternura en destellos congelada.

Solo es tiempo y el tiempo es nada

y nada nos queda…         

           cuando todo se acaba.

(JMPA Pink Panzer Yorch in Love)

   Solo los más allegados saben que en mi juventud, estuve a punto de entrar en una academia de danza clásica. No me arrepiento de mis decisiones, pero es indudable que, hoy en día, mirando hacia atrás siento una curiosa nostalgia por ese universo que podría discurrir paralelo al mío, con un Yorch Nuréyev, entre “Arabesques, Glissades y Grand Jetés”.Danza bailaria pie punta

   En aquellos tiempos, Yorch era el orgulloso hermano de dos jovencitas bailarinas en una prestigiosa escuela de danza. En cierta ocasión, su profesor confesó a mi madre que necesitaban formar a un bailarín y físicamente, yo reunía las condiciones que él exigía para el puesto. Recuerdo la conversación con mi madre al estar mi padre en Italia… muy lejos y sin móvil (ni se había inventado). Había que decidirse y no había tiempo para esperar su regreso. ¿Que se podía esperar de un chaval reventando de hormonas y que en esos años era miembro del equipo de atletismo de un colegio solo para chicos… y lleno de sotanas negras?.

   Recuerdo una representación de El Cascanueces de  Piotr Ilich Chaikovski . Me recuerdo zambulliéndome en aquella emocionante opresión de un abarrotado patio de butacas en el Teatro Principal; mis hermanas brillando en el escenario ante su boquiabierto hermano, el aroma a linimento, excitación y nerviosismo entre bambalinas en el intermedio de la actuación. También me quedaron grabadas las muy exigentes indicaciones de aquel alto, moreno y fibroso profesor de baile al que solo le faltaba el látigo acompañando a su perenne sonrisa…

   Bueno, los recuerdos se mezclan con la voz de mi madre sentada al borde de mi cama. La poesía nacía con cada una de sus palabras, escondidas, atesoradas bajo mi almohada de alocado adolescente. A pesar de los sabios consejos de mi madre, opté por correr como una condenada liebre en vez de saltar y brincar como una grácil gacela.  Añoro los consejos de mi madre y no, no me fue mal pero la sigo echando de menos. Se fue demasiado pronto y es algo que nunca perdonaré al maldito dios en el que ella confiaba. El trabajo me convierte en una máquina y la poesía libera mis sentimientos, una vez más. Y ahora, si no has tenido suficiente… pídeme más.

(JMPA Pink Panzer Korps – Mezclando sentimientos.)

“Solo creería en un dios que sepa cómo bailar.”

(Friedrich Nietzsche)

Poem of Love… Por su voz cautivo.

“Toma mi mano, muéstrame tu mundo. Tu amor puede paralizar mis miedos a caer…”

   Desde muy pequeño, mi cerebro se convirtió en un adicto a las voces de María Callas, Joan Sutherland, Renata Tebaldi, Edita Gruberová… Por supuesto, también las voces masculinas ocupaban su lugar en mis emocionantes días de infantiles descubrimientos pero, eran las voces femeninas las que con mayor fuerza me cautivaban.Pinker cup of coffe

   Gracias a la gran afición que tenía mi padre por el “Bel Canto”, no hizo falta mucho tiempo para que yo me aprendiera pasajes completos de algunas de las más famosas “arias” de La Traviata, Otelo, Lucia de Lammermoor, Lakmé, Bohème… y muchas más, tantas como cintas de cassette había en nuestra casa, todas ellas traídas por mi padre al regresar de sus muchos viajes a Italia.

   En cierta ocasión, compartí con un compañero una tarde de servicio disfrutando de la película Philadelphia” de Jonathan Demme. En un punto culminante de la cinta, Whyant Wheeler (Tom Hanks) en una sensacional escena, explica a su abogado defensor cómo ha llegado a darse cuenta que no hay manera de sobrevivir al VIH, y sin embargo esta listo para afrontar la muerte y reproduce el aria de la ópera Andrea Chenier de Umberto Giordano interpretada por Maria Callas, La mamma morta. Mi amigo, impresionado por la emotividad de la escena, con Tom Hanks traduciendo entre lágrimas lo que estaba interpretando de fondo María Callas, apenas terminó la película, me acribilló a preguntas sobre, quien era, que cantaba, el por qué no entendía nada, donde podía conseguir aquella canción… Aquel día, recuerdo que yo aún disfruté más si cabe, grabando en una memoria USB desde las profundidades de mi ordenador, una selección de mis piezas de ópera favoritas y que estaba seguro, a mi amigo y fan acérrimo de AC/DC, le iban a alucinar… y así fue.

  20151024_140151-1 Siempre he sido el bicho raro de mi pandilla, y mucho después, también. Poesía, ópera, motos, ejército, explosivos, transmisiones, generales, coroneles, frío, intrigas y venganzas, guerra y paz… Ingredientes que mezclan mal para las mentes obtusas de algunas personas con las que me he topado. Esas cosas curten el espíritu y llenan las alforjas de valiosas experiencias. No, no me arrepiento de nada, pues, cambiando algo, seguramente no hubiera llegado a donde estoy, incluso ni siquiera estaría vivo.

   Iyeoka Okaowo; Mujer, activista, educadora y cantante con una voz excepcionalmente bella y además, POETISA.  Poem of Love para Ella, la mujer que me ama, que amo con locura y que paraliza mis miedos a caer…

∼Nota de PinkerNotes∼

    En este vídeo se transcribe erróneamente “feels” en vez del correcto “fears” dentro de la frase que realmente pronuncia Iyeoka “your love can paralyce my fears of falling” (tu amor puede paralizar mis miedos a caer…) feels no encaja y rompe el sentido de la poesía. Las traducciones automáticas y la poesía son como agua y aceite. La poesía de Iyeoka es bellísima y merece la pena leerla/escucharla y encontrarle el sentido con atención, buscando la ayuda de otros poetas para traducirla, si esa es nuestra intención, pero evitando por favor, el sacrilegio de, por ejemplo, pasarla por el traductor automático de Google… Una estrella se apaga en el cielo cada vez que alguien le hace eso a una poesía…

∼ Siguiente vídeo, Versión piano ∼

Y si os gusta Iyeoka, no dejéis de escuchar Simply Falling

“Tú me moldeas como una mariposa de origami…”