Archivos

Almas oscuras… Poeta prohibido.

Ahora que tu cuerpo se desprende y te abandona, ¿Quién cuidará de tu alma en esta tierra extraña …?

(Pink Panzer Korps –  Gears of War)

 

Prohibida

   Por momentos siento como sucumben todas las reglas de mi día a día. Se diluyen al poner en riesgo todo lo que tengo, todo aquello que de mí mismo he compartido y ya no me pertenece. Por momentos siento como sucumben todas mis convicciones, las aparto de mi mente, solo por quedarme con lo único que deseo cuando regreso, y el regreso no es más que un salto más al vacío de un poeta prohibido, con el sueño perdido, compartiendo la arena de mis secretos con quien seca mis lágrimas con sus besos de amor infinito.

   Entre tus brazos encuentro mi hogar, el amor que ha doblado el tiempo de todos estos años siguiendo el salvaje perfil de las olas del mar que nos rodea, el mismo mar que acaricia nuestras huellas en la orilla y que guarda todas nuestras promesas, aquellas que un día fueron futuro frente al horizonte púrpura y rosa de nuestra querida tierra.

   Todo empezó en aquellos días, todo ello fue allí concebido, incluso el condenado germen de los versos de un poeta prohibido.

¿Aún no lo he dicho?… Te amo; ese fue siempre mi único destino.

(JMPA Pink Panzer Korps –  Para Ella, mi amiga, el amor, mi compañera.)

Seis días de descando rosa

© Imagen propiedad de Pink Panzer Yorch.


– La espera –

Arde hasta el olvido
por la piel dominada
y en su lecho agotada
estalla en el aullido
por su fuego cautivo.

Un verso, una llama
en su bosque prohibido
de pasión encendido
arde en la madrugada
su alma abandonada.

¿Y si entre llamas luchaba
acaso ella no sabía
que él también ardía
al saber que la esperaba?

(JMPA Pink Panzer Yorch – De blog en blog, creando poesía entre amigas y amigos)

Zona nudista París Pink Panzer

“Todos los dioses, todos los cielos y todos los infiernos están en tu interior.”

(Joseph Campbell – Escritor y profesor estadounidense)

   Les recomiendo la lectura de “El héroe de las mil caras – How to Read a Myth“, de Joseph Campbell… un revelador estudio sobre el impulso del ser humano a crear historias, mitos y cómo no, poesía.
   “Dondequiera que la poesía del mito es interpretada como biografía, historia o ciencia, es destruida. Las imágenes vivas llegan a ser sólo hechos remotos de un tiempo o cielo distantes. Por otra parte, no es difícil demostrar que como ciencia e historia, la mitología es absurda. Cuando una civilización empieza a reinterpretar su mitología de esta manera, la vida sale de ella, los templos se convierten en museos y el vínculo entre las dos perspectivas se disuelve.” –  (Joseph Campbell – How to Read a Myth).

TattooDesign.com-9436633

Débil empatía … La última luz…

“A pesar de que interrogar ya es empezar a contestar, nosotros, demasiadas veces y con pereza creciente, renunciamos al obligado ejercicio de la búsqueda en todas las direcciones”.

Joaquín Araújo (periodista y escritor naturalista español) en su libro “Ecos… lógicos, para entender la Ecología

pinker-yorkshire

Imagen propiedad de PinkPanzerKorps

   “Se que esta puede ser mi última oportunidad para transmitir mis pensamientos pero no puedo rendirme. A pesar de que no encontramos ninguna salida al tormento en que vivimos, aún albergamos un poco de esperanza en un futuro mejor. Los familiares más viejos, tan solo unos pocos de los que han sobrevivido a la “luz”, nos relatan historias pasadas de felicidad, habitando sus casas, disfrutando con sus cálidas noches y luminosos días, tiempos de amor, juegos y abundancia.

   Mi generación no pudo disfrutar de nada de aquella tierra de paz antes del gran traslado. Todos nosotros nacimos aquí, en esta enorme y oscura cueva donde apenas nos distinguimos por el brillo de nuestros ojos, donde el amor es quizás lo único que aún tiene algo valor, porque ni siquiera nuestras propias vidas hoy en día nos importan.

   A pesar de todos nuestros esfuerzos por encontrarla, esta inmensa cueva no tiene salida. Nacemos y morimos aquí dentro desde hace varias generaciones. Los suministros nos llegan desde la parte más oscura y alejada de la cueva, en el fondo de un angosto túnel que acaba en una pequeña bóveda donde una luz se enciende cuando llegan las provisiones.

   Hace ya mucho tiempo que empezamos a sospechar que están intentando envenenarnos. Casi siempre algún compañero muere al poco tiempo de recibir la nueva comida. Uno, dos… A veces mueren cinco o seis de golpe como ocurrió meses atrás con una familia entera. Padre, madre, hijos… Todos murieron al mismo tiempo, justo después de recibir su ración de alimentos. También barajamos la posibilidad de que sea el agua aunque no nos ponemos de acuerdo, pues todos bebemos de la misma fuente. Nadie sabe realmente que hacer pues, si no nos alimentamos, sin duda moriremos de hambre pero también es cierto que, en medio de la oscuridad más absoluta, cuando escuchas las convulsiones y los gritos de dolor de uno de los nuestros, un terrorífico olor a miedo impregna durante días toda la cueva que literalmente nos paraliza. Pocos somos, cada vez menos, los que reunimos el valor suficiente para acercarnos e intentar comprender lo que ha ocurrido. Finalmente hacemos lo que nos han enseñado y lloramos, por los nuestros, por nosotros y por el tiempo que nos aplasta sin defensa posible.

pinker-yorkshire2

Imagen propiedad de PinkPanzerKorps

   Morir de hambre. Esta idea nos ronda la cabeza desde hace tiempo entre los más jóvenes. En la penúltima “luz”, nadie tomó absolutamente nada de los alimentos entregados y aprovechamos aquella mortecina incandescencia que colgaba de la bóveda para intercambiar ideas descabelladas mirándonos a las caras, caras revolucionarias, insurgentes, y cansadas, muy cansadas. Con aquella luz me aprendí de memoria el rostro de ella y a soñar también, con un mundo mejor a su lado.

   La falta de alimentos convierte la convivencia en una horrible pesadilla, incluso con desesperados episodios de canibalismo, pues nos da la impresión de que nuestro primer rechazo a recoger la comida, ha derivado en un largo periodo de castigo en el que “la luz” no ha vuelto a encenderse en mucho tiempo. La locura se ha hecho dueña de nuestra comunidad y aunque unos pocos intentamos mantener la calma, el hambre hace estragos en nuestro oscuro y torturado pueblo y muchos acaban muriendo entre absurdas peleas. Unas peleas que ganan los más fuertes, los que se llevan el escaso alimento que aún es seguro y otros que pierden, como siempre, los más débiles, que acaban sus días entre horribles padecimientos fruto de las raciones envenenadas que aún quedan intactas entre la basura. El problema es que sabemos que no todas contienen veneno, y la desesperación nos lleva una y otra vez a la tentación de consumirlas… Tarde o temprano, alguno cae en la tentación y al resto, a todos los que aún nos mantenemos con vida nos llega la aceptación, doblegados a la evidencia de que, ninguno de nuestros esfuerzos cambia ni una sola brizna de la yerba sobre la que descansa nuestra cruel existencia.

   La luz se ha encendido de nuevo pero nadie ha acudido al punto de reunión, esa luz bajo la infame bóveda de abastecimiento desde la que ya teníamos claro que nos vigilaban. Los pocos que quedamos, hemos decidido morir de hambre. Ella, mi amor en la penumbra, mi compañera de llorosos y brillantes ojos, esta acurrucada en mi regazo casi sin fuerzas para levantarse. Vamos a intentar dormir y que sea el sueño el que termine con nosotros, de la manera más plácida que podamos soñar. La impotencia nos consume pero tampoco les vamos a dar el placer de contemplar como nos despedazamos entre nosotros por un mísero pedazo de pan.

   Nada poseo ya, nada material, solo Ella me trae la paz que necesito en este último rincón donde nos apretamos para darnos calor y compañía entre montañas de basura. El inconfundible roce de sus vibrisas al respirar junto a mi cuello hace que al fin cierre mis ojos y me de por vencido… Me rindo, amor, estos son mis últimos pensamientos antes de que llegue la gran luz…

-. Hola.. ¿John?, Perdona que te llame a estas horas pero es que tenemos resultados positivos. Después de seis años ininterrumpidos de ensayos, creo que podemos dar por finalizado el experimento de los ratones. Al final, la idea de la comida envenenada ha sido un éxito. Confirmamos que la alarma social se transmite de unos individuos a otros y como estaba previsto, finalmente han optado por no comer ninguno. Lo gracioso es que, la última dosis de comida, no tenía veneno pero ¡¡¡ni se han acercado!!!

-. Perfecto, Roger, te felicito. ¡¡Un gran trabajo!!. Ahora recoge todos los datos para el dossier de la revista Scify News; creo que aún llegamos a tiempo para publicar en el siguiente número y respecto a los ratones que han sobrevivido, pues los envías al laboratorio de Carter Lies, que seguro le vienen muy bien para dar de comer a las pitones del ensayo de hibernación inducida…”

(JMPA Pink Panzer Yorch in love… Extracto de “Empatía, la última luz de invierno” by Yorch)

albert-schweitzer-animales-projimo

Empatía…
Deja que esta palabra cobre significado en tu vida.

(JMPA Pink Panzer Yorch)

Soñar contigo… El valor de lo pequeño.

   En este mundo de fulgurante tecnología, una simple tormenta solar es capaz de, literalmente, abrasar, fundir, carbonizar nuestros sistemas de comunicaciones, nuestras redes de suministro eléctrico y con ello, todo lo que imagines que pueda estar interconectado y vivo gracias al mágico fluir de esos benditos electrones.

   La tormenta solar más potente de la que se tiene constancia sucedió en el año 1859. Los telégrafos de aquella época dejaron de funcionar y la incipiente red eléctrica (donde la había, claro) sufrió graves daños. Recientemente, en 1989, una tormenta muchísimo menor que la del año 1859, provocó un apagón de la Central hidroeléctrica que alimentaba a la ciudad de Quebec. Más de nueve horas sin electricidad que causaron graves problemas a sus habitantes y como no, enormes pérdidas de cientos de millones de dólares…

   Una gran parte de nuestro planeta vive ignorando esta lotería espacial sobre nuestras cabezas y otros vivimos preparando un plan “B” para cuando todo deje de funcionar y nos traslade de golpe, a la leña y el candil de hace dos siglos. Es cuestión de tiempo. Ya ocurrió y volverá a suceder, sin duda alguna.

   Mi reflexión de hoy viene porque, sentirme tan pequeño e indefenso, me ayuda a respetar todo cuanto me rodea y que precisamente por ser pequeño, débil o indefenso quien me observa, podría sentirse amenazado del mismo modo con mi  presencia.

   Desamparo, intranquilidad; esos son los sentimientos que te invadirán cuando te encuentres con tu carísimo súper “Smartphone” en medio de ninguna parte en alguno de los países (o “no países”) donde vivir ya es un privilegio. Sin red fija ni móvil para Internet, con una inexistente o muy limitada cobertura básica de voz y con suerte, un milagroso enchufe para recargar tu gran patata con muchas pulgadas de plástico y cristal, la vida se mueve más lenta. Si no te adaptas, vivirás en un continuo estrés infra-tecnológico, siempre que el generador de corriente funcione o que en el todo terreno dispongas de una toma de corriente. En algún momento, giras la cabeza y reflexionas. Lo haces cuando ves a alguien con un “atrasadísimo”  teléfono móvil de irrompible pantalla y que además, tiene cobertura y batería para una semana entera sin necesidad de recargarlo Wow!!! En tu mundo, nuestro mundo, sería motivo para reírte pero en ese otro mundo ya no te sale la risa tan fácil, mientras miras como kilos de polvo rojizo se comen a tu “Iphone” y la vocecilla del “SIRI” te recuerda otra vez, que no tiene cobertura y le queda un 10% de batería después de recargarlo la noche anterior…

(JMPA Pink Panzer Korps)

“Porque aunque nadie sabe
lo que a nadie le digo,
la noche entera es corta
para soñar contigo
y todo el día es poco

para pensar en ti.”

(José Ángel Buesa)

PINKER NOKIA

Será Que la Vida Cabe en Dos Manos

Será por que soy pequeño

que adoro el silencio

la soledad buscada

el esfuerzo sin recompensa

con el sueño atrasado

de mil noches en vela

                            y el cuerpo maltratado.

Será porque soy pequeño

que valoro el precio

de lo que no se vende

de la libertad comprada

                            con un simple abrazo.

Será porque soy pequeño

que ya nada reclamo

pues siempre que quiero

una guitarra en mi cerebro

me iza con sus cuerdas al cielo

y colma mi inquebrantable deseo

                                       de volver a ver lo que amo.

Será que soy tan, tan pequeño

que mi vida cabe en dos manos

como el derecho a estar triste

por no pedir lo que prometiste

y arrancarme de este mal sueño.

(JMPA Pink Panzer in Love)

Pinker Love

Pinker Love. ©Imagen propiedad de Pink Panzer Korps. Cinco días de vida entre dos manos.

 

Doce años, Cien palabras… Canción para Lia.

LIA   ∼

   Doce años de LIA con mayúsculas. Llegó la primera, casi sin querer, y casi sin querer, nos vimos envueltos en un tremendo “lío” auspiciado por nuestra hija Andrea. Y allí estábamos en el coche, camino del aeropuerto, con una pequeña pincher de tres meses dentro de un bolso, cuatro horas antes de coger nuestro avión a casa. Y como era niña, le llamamos Lía.

   Nuestra casa fue pronto, muy pronto la suya. Obediente, inteligente y tolerante, incluso estando ya muy enferma. Sus últimos cinco años fueron muy duros para ella, esforzándose por vivir, siempre a nuestro lado.

   Ciega, casi sin poder caminar, desahuciada dos veces por el veterinario y dos veces regresando a casa con nosotros, llorando, incapaces de romper lo que nos unía con una fría inyección. Aprendió a moverse por la casa dentro de aquella oscuridad imposible de explicársela. Aprendió a caminar de nuevo por el parque, colgando de correas como una marioneta… y luego con una sola correa… y luego ella sola, de nuevo, nuestra Lía saliendo adelante.

  Enseñó a sus “hermanos” modales y tolerancia, repartió cariño incluso al quien no se lo esperaba y se nos fue, un 14 de Julio de este convulso 2015,  con nuestras lágrimas como última muestra de respeto y amor. Quiero pensar que con nosotros ella fue feliz. Nuestra familia lo fue, disfrutando de su compañía.

A hundred words

“A hundred words to talk of death?
At once too much and not enough.
My plans beyond that final breath
are currently a little rough.

The dying thing comes on so slow:
reluctance to get out of bed
is magnified each day and so
transmuted into dead.

I dream of dying all alone,
nobody there to watch me pass
nothing remains for me to own,
no breath remains to fog the glass.

And when I do put down my pen
my memories will fly like birds.
When I am done, when I am dead,
and finished with my hundred words.”

(Neil Gaiman)

Cien palabras para hablar de la muerte?
A la vez son demasiadas y no las suficientes.”

Fotos LIA con Ñandú

MINOLTA DIGITAL CAMERA

Si no puedes… empieza de nuevo.

“Si no puedes ser poeta, sé poema
Lía con tus brazos, un nudo de dos lazos
Aroma de Olvido
Empezar de nuevo
con piel de acero
y aroma de olvido
Decir que quiero
tomar el desvío
del amor primero
Decir, en ti confío
cerrando los ojos
para caer al vacío
con piel         
       de acero 
y aroma de olvido.
(JMPA Pink Panzer) 
 
La confianza en nosotros mismos, hace más débiles a nuestros adversarios…
  
 

El Arte de conducir bajo la lluvia… el "MHM".

   Cuando tu primera vida motera se desarrolla en Galicia, o aprendes a rodar en agua o no sacarás la moto del garaje hasta que llegue el verano, y esto tampoco te asegura que no te mojes.
 

   Años de intenso entrenamiento bajo diluvios de proporciones casi bíblicas, hacen que los moteros gallegos adquiramos una especial sensibilidad que, una vez llegado el temido “MHM(Momento Húmedo Motero) nos permite olvidarnos del agua, para pasar a divertirnos sobre nuestras motos, en rectas, en curvas y sea lo que sea lo que en esos momentos lleves entre las piernas.

Pink Panzer con su OSA prestada…

  Concentración de Clásicas de Padrón 2008. Dos moteros que se pierden. Uno en Vespa y otro en una OSA (el de la foto). Llueve y llueve en Padrón… Por teléfono contactamos con el resto del grupo y están a unos ocho o diez kilómetros de nuestra posición. Rafa, el colega de la Vespa, sabe llegar por un atajo… y también sabe hacer correr la Vespa por el (puto) monte/atajo de marras… Mis frenos no existen (la Vespa no frena mucho más). Como no conozco la carretera, yo le sigo a una distancia in-prudencial, arreando estopa y copiando/anticipando sus trazadas… a los pocos kilómetros, ya nos hacen falta los “dos carriles” para plegar por los recodos de aquella jodida carretera… la OSA apenas frena y entro en las curvas (lloviendo) bajando marchas. La Vespa (el piloto de la Vespa…) no es

Rafa-gasssss y su Vespa.

manco dándole caña, y en esto que llegamos gas a fondo después de una larga recta en bajada hasta una curva cerradaaaaa a la derechaaaaa…!!! La Vespa frena, hunde el morro, lo veo, lo copio, apreto la maneta del freno a tope y bajo a tercera, segunda, primera, derrapo, me culea un poco y hago patinar el embrague para que no me bloquee. La Vespa no quiere entrar en la curva… y Rafa sacando rodilla…!!! mi OSA tampoco quiere… entramos pasados y nos vamos los dos al borde de la cuneta mientras perdemos el asfalto y metemos las motos por la tierrillaaaa…uy uy uyyyy…y al asfalto otra vez. Nos ponemos en paralelo con el pulso y los niveles de adrenalina en zona roja (al menos yo si…). Nos miramos con esa expresión tan motera en la cara que dice… “Uff-que-cerca-estuvo-ahora-trankis…” y como no, seguía lloviznando.

Parque cerrado/mojado de la concentración.

Después de cuatro curvas (no más…) desplazándonos como sendos caracoles en modo “Tranki”, mi colega y yo ya estábamos otra vez haciendo el cabra, con dos motos “clásicas” (más de 25 años), por una carretera local entre montes gallegos y lloviendo… una indescriptible gozada  clásico-motera que se acabó cuando mejor me lo estaba pasando. Llegamos al punto de reunión con el resto de la concentración, con los que nos tomamos unos vinos, cervezas, refrescos y empanada, un ligero “tentempié” para reemprender la marcha en grupo camino de la gran “pulpada” y final del evento. Los moteros somos diferentes…!!!

“UNA ACTITUD DICE MÁS QUE MIL PALABRAS”

    “Enzo sabe que no es como los demás perros. Él es un pensador de alma casi humana. A través de los pensamientos de Enzo, que en la víspera de su muerte hace balance de su vida y rememora todo lo que han pasado él y sus amos, se desarrolla una historia de amor, miedos y temores. Una historia del día a día de una familia que tiene que superar distintos retos a lo largo de la vida. Una historia de carreras con muchos obstáculos que sortear, en la que según se avanza más y más, cada vez está más nublado.
   Enzo nos enseña a ser más respetuosos unos con otros, a luchar por todo aquello que queremos, a ser personas, en definitiva. El arte de conducir bajo la lluvia lo tiene todo: amor, tragedia, redención, peligro y lo mejor, el narrador canino Enzo, cuya alma de perro longevo tiene mucho que enseñarnos sobre el ser humano.”

 (Sinopsis del libro “El arte de conducir bajo la lluvia” de Garth Stein)

“La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que trata a sus animales”.
(Mahatma Gandhi.)
 

El arte de la prudencia… lealtad sin condiciones.

   El arte de la prudencia nos sugiere ser discretos: De los afectados se dice que carecen de lo que presumen. Cuanto mejor se hace una cosa más se debe disimular el esfuerzo. (…) El discreto nunca se debe dar por enterado de sus méritos, pues el mismo descuido despierta la atención en los otros. (…)

(Baltasar Gracián)

“Si existiera el cielo, en el habría muchos perros
y pocas personas.”
 

Malasangre
Malasangre se escapó al doblar la esquina.
Le abrió su capa la noche y le escondió.
Y con los ojos colorados, la vecina
del entresuelo amaneció.
…y no ha de buscarte más
solloza y jura
sentadita en el cubo de la basura.
Aún piensa que el rocío
y la barriga hueca
te dirán por dónde volver.
Que cruzarás la calle
empujarás la puerta
y buscarás algo de comer.
Que mancharás la alfombra
bajarás los ojos
y te irás a esconder a un rincón
afligido…
Malasangre consentido.
Mala sangre, dice, que anda por tus venas…
…«Fíjese usted que no es la primera vez».
…«Que se alborota con calor y luna llena».
…«Que se desespera
y tras cualquiera
echa a correr».
Mala sangre que te salva,
perro ingrato,
de que te dio cariño, cobijo y plato,
y te entregó su casa,
sus noches de invierno
y su calor de buena mujer.
Convirtió en caricias
tus lamidos lerdos
y te enseñó el hocico a mover.
Muchas son las deudas
perro callejero.
Cualquier día no vas a ser
bienvenido.
Malasangre consentido.
Qué alegría
la del sol cuando te vea
festejando con el día
sin bozal y sin correa.
Y no vuelvas a rondar esa escalera
que en cualquier momento puede suceder,
que te dejen de un mal golpe de tijeras
sin atributos para ejercer.
Y uno menos a sembrar de hijos la tierra…
Y hay tantas calles,
tanto sol
y tanta perra necesitando marido,
Malasangre consentido,           
                  Malasangre consentido.
(Joan Manuel Serrat – 1975)

Una mirada… puente sobre el abismo.

“Por un instante su mirada se ablandó y
pareció ofrecerme un puente;  pero

sentí que era un puente
transitorio y frágil,
 colgado sobre
 un abismo.”
(Ernesto Sábato)

Autor: Diego Piño Portela. “No hay prisa, yo espero”

SOLO
No hay prisa
yo espero
soy pequeño
como el tiempo
que apenas cabe
en mi vida.
  
No hay prisa
yo espero
aquí abajo
muy adentro
tan pequeño

como infinito
es el amor…           
         amor sin dueño.
   
No hay prisa
yo espero,
espero tu mano
tu afecto,
nada más necesito
en este
mi mundo
brevemente perfecto.
(JMPA Pink Panzer & Diego)