Archivos

Panzerbär… Pink au revoir.

No abandono el blog pero les dejaré por una larga temporada.
Les Veo, les Verso, les Quiero.

Der Panzerbär

(El Oso Blindado de azul)

Cuenta la leyenda que un buen humano ve a otro ahogarse en el gran océano Romántico de Korps. La natural bondad que en él existe le empuja a tirarse al agua y sin más, lo salva. Fin de la historia pagana en el Reino de Korps.
En el tenebroso reverso de esta moneda, en un planeta llamado Tierra, un religioso ve a un humano inmerso en el mismo y acuático trance de ahogamiento y nadando con vigorosa y angelical brazada, llega hasta él y le dice:
– Gracias a “mi dios” que te he visto.
– Será por Alá que has venido (le contesta el húmedo interfecto entre pataleos y buches de agua)
– Disculpa, pero te estás ahogando en aguas sagradas cristianas, así que no me vayas a decir tú a mí cual es el dios que me ilumina y la mano divina que te salva en este funesto trance de tu vida.
– Disculpa tú que sea la voluntad de Alá que yo me ahogue en estas aguas donde el profeta se bañaba mucho antes de que llegarais vosotros con la cruz flotando y el clavo dando…
En poco tiempo (recuerden que tenemos a un tipo ahogándose) llegó mucha más ayuda. Hay quien cae en la cuenta que es día 13 y ahogarse en día 13 trae muy mala suerte. Otro buen samaritano de ojos rasgados, desde la seguridad de su barca amarilla, le orienta la cabeza hacia el norte para tener un mejor Feng Shui cuando el agua inunde sus pulmones. Llegaron incontables barcos de una y otra ideología midiendo el largo de sus cañones. Llegaron también barcos de la TONTU intentando con sus cascos azules poner orden, paz y cordura entre tantos representantes de la divina autoridad en este planeta y, sobre todo, que el pobre hombre pudiera ahogarse sin ver sus celestiales derechos conculcados… y claro, termina ahogándose creando un conflicto internacional por los derechos televisivos de su entierro. Finalmente acuerdan repartirse al muerto en raciones de quinientos gramos exactos y que cada cual lo entierre donde le parezca y plazca o bien transforme su pírrica porción en mojama de santo para veneración de sus fieles.
La humanidad sigue creciendo imparable en número… somos la octava y última plaga no escrita del Apocalipsis y cientos de religiones, tan  inútiles como diferentes la contemplan en su espléndida destrucción.

(JMPA Pink Panzer Korps – Au revoir 2020-2021 El oso blindado)

En realidad no eres nadie hasta que
aparece alguien que te odia sin ninguna
buena razón aparente o te aman intensamente
simplemente porque existes.

(Anil Dash y yo mismo, porque el amor no sabe de religiones.)

En recuerdo de compañeros que vivieron y compartieron su aventura africana y acabaron su historia en Canarias.

“Mi libertad me insiste con lo que no me atrevo.
Mi libertad me quiere con lo que llevo puesto.
Mi libertad me absuelve si alguna vez la pierdo
por cosas de la vida que a comprender no acierto”

(Horacio Ferrer)

40 días… Where Is The Love?

Nota del autor. Si eres creyente, puede que mis comentarios lleguen a herir tus sentimientos religiosos. No quiero molestar y eres libre de dejar ahora mismo de leer.

  Cuarenta días.

   No creo en ningún dios. Me niego a creer en una “entidad suprema” que pueda ser al mismo tiempo, tirano cruel de amor infinito y creador de solemnes chapuzas como esta humanidad que tantas inútiles oraciones le dedica.

Malibora Pink   En aquellos tiempos en los que la ignorancia y la superstición dominaban el planeta, un prestidigitador de la palabra se hace famoso eligiendo como notarios de su divinidad, a once galileos y a un rarito que cerraba la docena que no era galileo (posiblemente de Judea) llamado Judas Iscariote y que, para algunos traductores y estudiosos del tema significa “de Queriot una zona al sur de Judea… Resumiendo; si no eras un galileo eras un extranjero traidor. Así les fue que, aun hoy en día, siguen matándose a pedradas, a tiros, misiles o de hambre, y todo en nombre de su dios.

   Todo se resume de una forma retorcidamente simple. Traducir unos libros, o libretas, incluso apuntes de estudiante mediocre con orígenes e idiomas de lo mas variopinto y que, en cada siglo y con cada traductor, encuentran y “sufren” significados diferentes. Esa es la “sólida bibliateca” sobre la que nos enseñaron la “oportuna” llegada del “hijo” de un dios tan “todopoderoso” como inepto, socio fundador de un gigantesco negocio de fe, oraciones y diezmos, muchos y jugosos diezmos.

Amen sin tilde   Y fue muy listo ese dios omnipresente eligiendo las fechas. Como me hubiera gustado ver al “hippie” de su vástago aterrizar con sus ángeles en nuestros días y llenar la Puerta del Sol de panes y peces o presentarse en Ciudad Juarez a repartir latigazos a los narcotraficantes… Tendríamos Internet abarrotada de vídeos con los milagros del Jesús (y tutoriales para repetirlos), a la BBC y National Geographic haciendo mega-reportajes y los “paparazzis” de la prensa rosa trabajando a destajo para averiguar si él era el amante secreto de María o si el tal Jesús era gay, mago, artista o todo a la vez y contratarlo de tertuliano para las tardes del Sálvame en Tele5.

Jesús salva la fiesta   Después de morir en la cruz, la biblia relata sus cuarenta días paseándose por la tierra como uno de los “zombies” más famosos de la historia. Efectivamente, Jesús resucitó y durante 40 días estuvo presentándose en casa de sus discípulos, de ventanilla en ventanilla, arreglando papeles, pasaporte y testamento hasta que, por fin, decidió “ascender” hasta el reino del padre… y 40 días de inundación soportó el bueno de Noé… los mismos 40 días que estuvo Moisés liado con las tablas y sus mandamientos en el ensangrentado monte Sinaí que ya no tiene tierra para tanto muerto… Debo añadir que el pobre Moisés estuvo liado durante 40 años buscando en el desierto la tierra prometida y parece ser que muy muy escondida y nombraré también los 40 días de satánicas tentaciones en el desierto… sin olvidarme de los 40 días que pasaron los israelitas explorando el país de Canaán y otros 40 días estuvo Goliat tocando las pelotas a las tropas de Samuel hasta que un certero David le revienta los sesos de una inocente y santa pedrada guiada por la divina providencia… y así podría seguir con docenas de ejemplos bíblicos… Por cierto, David , el de la santa pedrada, reinó durante (adivinen…), sí, efectivamente,  40 años…

   Cuarenta… un número divinamente mágico… y aunque las cosas han cambiado, los dioses siguen siendo los mismos.

(Pink Panzer Yorch – Últimos días en Malibora)

B l a c k   E y e d   P e a s


Where Is The Love?

 

    Gente matando, gente muriendo
Niños heridos y los oyes llorar
¿Puedes practicar lo que predicas?
¿Y pondrás la otra mejilla?
 
Padre, Padre, Padre ayúdanos
Envíanos alguna guía desde arriba
Porque la gente me pregunta, me pregunta
¿Dónde está el Amor? (Amor)
 
¿Dónde está el Amor? (Amor)
¿Dónde está el Amor? (Amor)
¿Dónde está el Amor?
El Amor, el Amor.
TattooDesign.com-9436633

– En el rincón –

Son cuarenta los meses marcados
por las llamas de brillo apagado
por las cosas que han cambiado
porque se quedan arrinconados
cuarenta meses amordazados.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Lazos rotos – 40 meses de amistad) 

Dime algo a lo que pueda aferrarme y no desaparezca.

(JMPA Pink Panzer Yorch – El abismo de las dudas.)

La leyenda del Santo Prepucio… La verdad muerta.

   Eres libre de creer en un dios bueno y generoso que solo piensa en repartir amor y bienestar a sus polluelos terrestres… En serio, eres libre de creer, pero espero que comprendas que “tu verdad”, esa en la que hoy crees con fe ciega (nada aconsejable) posiblemente será motivo de saludables carcajadas en un futuro no muy lejano. Es cuestión de tiempo tu verdad morirá contigo y no podrás decírselo a nadie.

   Creer en un dios no salva a nadie… Lo que hoy es dogma incuestionable, mañana será otro absurdo tomo en la atiborrada enciclopedia de las estupideces humanas. Hoy os traigo un ejemplo, por si aún quedan entre vosotros, dudas existenciales sin satisfacer.
 

   El caso es que, si todo sucedió como cuenta la fábula, un tal Jesús, hijo de José (padre adoptivo) y de María, fué circuncidado como cualquier judío de la época. Dicha operación fue ejecutada ni mas ni menos que por don Juan Bautista, y es precisamente en este trocito de pellejo sobrante, donde reside el protagonismo de está curiosa historia, pues cuenta la leyenda que el dueño del prepucio resucitó… sin dejarse “nada” atrás.
 
   A finales del siglo XVII, el erudito y teólogo católico León Alacio, escribía su obra De Praeputio Domini Nostri Jesu Christi Diatriba (“discusión acerca del Prepucio de Nuestro Señor Jesucristo”). En dicha obra, Alacio especulaba con la idea de que el Santo Prepucio pudo haber ascendido al “cielo” (parque temático cristiano) al mismo tiempo que Jesús (es cierto, no me estoy inventando nada) y se habría convertido en los anillos de Saturno…

  Dado que los cristianos ( y religiosos en general) eran, son y serán unos fanáticos de las reliquias, en cierto momento de la historia reciente de esta “civilización”, se podían contar unos CUARENTA “santos prepucios” localizados por todo el mundo y por supuesto, asegurando quienes los custodiaban, que el suyo era el auténtico… 
  Por si les parece poco, tambn circuló el “Santo Ombligo de Cristo” aparte de las más normalitas astillas de las cruces (la de cristo, la del ladrón bueno…), los clavos utilizados en la crucifixión… y una lista interminable de trozos, raciones y tapas variadas de santas y santos, repartidos por todo el orbe.
 
   Alguien dijo, “Las cosas cambian…” y ya nada fue igual. Acéptalo, tu religión es una mentira pasajera y con la misma fecha de caducidad que tu vida… no insistas ni pierdas el tiempo, nadie escucha tus oraciones.

(JMPA Pink Panzer)