Archivos

Viernes 13 – Martes y trece… Ascensor al infierno.

Un ascensor en China sin “cuatros”.
  Hoy es VIERNES 13… Es posible que, tú que me lees, hayas dejado de hacer algo en este día, por miedo, o precaución, por si acaso… Las supersticiones cambian nuestra vida aunque lo cierto es que no existe ninguna base científica que las sostenga… son creencias, supersticiones, igual que creer en un dios que todo lo ve, todo lo sabe, todo lo arregla.
   En la cultura china se considera al número 4 (四, sì) como un número de mala suerte debido a su similitud fonética con la palabra que significa muerte (死, sǐ). 
Un ascensor cualquiera… sin 13.

   Esta superstición se da también en la cultura japonesa que no es manca en estos temas de supercherías.
  En nuestra cultura, el número maldito es el trece y en multitud de ascensores este botón desaparece para “tranquilidad” de los inquilinos…

  ¿No te habías dado cuenta? No es una “regla” que se cumpla a rajatabla pero, si vives en un gran bloque de pisos, o tienes uno cerca… entra y fíjate en la botonera de su ascensor y si es verdad lo que te cuento, si con esta historia te sale una sonrisa mientras buscas el botón nº 13… la misión está cumplida.

Otro ascensor sin 13…

   Déjame un comentario con el “ascensor” de tu casa… dime si vives en el “12+1”. Por cierto, cuando entres en el ascensor, acuérdate de hacerlo con el pié derecho, no vaya a ser que la maldición del “13” te esté esperando para acompañarte en tu último viaje al infierno…
   No juegues con los botones… los ascensores los carga el diablo…

   Un repaso a las tonterías que se dice
traen mala suerte:

   Romper un espejo, levantarse con el pie izquierdo, pisar las rayas de las baldosas en el pavimento, derramar sal, pasar por debajo de una escalera, que se cruce un gato negro, el 13 (por supuesto), abrir un paraguas bajo techo, los brindis con agua… Puestas así las supersticiones, una tras de otra, observamos su falta completa de la más mínima razón, pero, sin embargo, algo nos impulsa a veces a creer en ellas más allá de la cordura y a evitar pasar por debajo de esa escalera que está ante nosotros. En ti estará evitarla o traspasarla… yo he pasado multitud de veces por debajo de escaleras y no me pasado nad…agggg ahhhh… ouggchch…opssss.

“Creer en la superstición es crear un
 nuevo destino desgraciado”
(Kung Fu)

Pacto con el diablo… Set Fire To The Rain.

Prender fuego a la lluvia…  
   Un día lluvioso intentas encender un cigarrillo. La débil llama de tu encendedor trata de luchar contra las gotas de lluvia mientras, en tus labios, el tabaco espera su amargo fuego… una hermosa y poética inspiración para dar vida a una canción.
El Pacto
Cuando de paz te hablo
             algunas palabras le piden
            al corazón malherido
retorcer su rumbo
invocando un pacto con el diablo.
(JMPA Pink Panzer)
 ∼
 
“Pero Adonai Eloim, Adonai, Jehová, Adonai Sabaoth, Metraton, On Agla, Adonai, Mathon, verbum pythonicum, mysterium salamandrae, conventus sylphorum, antra gnomorum, daemonia Coeli, Gad, Almousin, Gibor, Jehosua, Evam, Zariatnatmik, veni, veni, veni.”
(Fórmula de llamada o invocación al diablo del Gran Grimorio. Podéis probarla sin miedo al fracaso, funciona… aunque solo una vez.)

   Las conjuraciones se repiten elevando la voz con imprecaciones e incluso amenazas, hasta que el espíritu maligno responde.
   El diablo acude, ordinariamente, precedido de un viento fuerte, que parece estremecer todo el campo. Los animales domésticos tiemblan entonces y se esconden; los asistentes sienten un soplo en su rostro y los cabellos humedecidos por un sudor frío, se erizan…

“…Pero le prendí fuego a la lluvia
La vi caer mientras acariciaba tu rostro
…”

La leyenda del pájaro espino… Putos dioses.

El Precio de la existencia…
  Sigo escribiendo conscientemente la palabra dios con minúscula. No veo la razón de hacerlo de otra manera, pues es del dominio público que no hay un “único” dios para toda la humanidad.

   La verdad es que hay demasiadas sectas religiosas que “adornan” con sus creencias a nuestro sufrido planeta. Unas son más grandes, otras más pequeñas, pero todas han asesinado, matan y seguirán matando en nombre de su propia versión del dios que les inspira tanta compasión.

    Sobra decir que las víctimas de la crueldad de unos de otros han rezado y suplicado por sus vidas a su otro dios, el suyo, el mejor y el verdadero… pero siempre con los mismos y funestos resultados, abandonados sin amor ni justicia en cualquier sucia cuneta.

  Un fusil AK-47 se puede conseguir en algunos países por tan solo 30 dólares (en euros mucho menos). Un cartucho apenas costará unos pocos centavos de dolar. De rodillas y maniatadas, momentos antes de que unos pocos céntimos de plomo blindado atravesaran sus cerebros, muchas personas dedicaron inútilmente sus últimos pensamientos a su dios…
   La reflexión es obvia; nada cambiará por mucho que tú reces y esperes. Los dioses, todos, incluido el tuyo, son ciegos y sordos y su amor por nosotros, apesta.

 
  “Hay una leyenda sobre un pájaro que canta sólo una vez en su vida, y lo hace más dulcemente que cualquier otra criatura sobre la faz de la tierra. Desde el momento en que abandona el nido, busca un árbol espinoso y no descansa hasta encontrarlo. Entonces cantando entre las crueles ramas se clava el mismo en la espina más larga y afilada. Y al morir envuelve su agonía en un canto más bello que el de la alondra y el del ruiseñor. Un canto sublime al precio de la existencia. Pero todo el mundo enmudece para escuchar, y Dios sonríe en el cielo. Pues lo mejor sólo se compra con grandes dolores… al menos así lo dice la leyenda.”
 
 
Puto falso dios
Vaya por delante
mi irreverente desprecio
por un dios
maloliente
creador de reglas
que él mismo corrompe.
(JMPA Pink Panzer)
 
“dios es el único ser que para reinar no tuvo ni siquiera necesidad de existir.”

La leyenda del beso… un beso de amor.

   Se dice (la ciencia lo estudia todo…) que hay 15 tipos diferentes de besos románticos y el kamasutra (menos ciencia pero más prácticas…) va más allá describiendo hasta 30 tipos de diferentes, sabrosos y estimulantes besos.
 
   Los labios son una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo y que poseen más células sensoriales que ninguna otra parte. De hecho, son 100 veces más sensibles que las yemas de los dedos y más sensibles incluso que los genitales.
 
   Un buen beso actúa como una droga, segrega un torrente de hormonas como la oxitocina, la dopamina y la serotonina, hormonas que también segregamos cuando tomamos chocolate o al consumir cocaína… La verdad es que, si hay que drogarse, sin duda alguna, los besos son mi elección preferida.
 
   El enorme poder del beso se ha representado de innumerables maneras. La españolísima zarzuela (versión ibérica de la opereta) nos dejó La leyenda del beso, una excelente obra que hoy en día apenas se representa, pero que muchos recordaréis por la versión de uno de sus pasajes, cantada por el grupo Mocedades.
   En esta obra existe una extraña superstición. Generalmente, es difícil de representarla entera debido a lo extenso de la partitura, que a veces cortan en algunas repeticiones y frases.
   Pero la romanza que se suele eliminar es la de la Invocación de Amapola, cuando la protagonista, (Amapola) lee el futuro en las manos de Mario. Se dice que trae mala suerte al teatro donde se represente y provoca que cosas extrañas sucedan durante la representación de la obra…
Extraños
Extraños son
los besos que no doy
si el corazón
  a besar se niega.
(JMPA Pink Panzer)

“Felicidad es la certeza de que nuestra vida no está pasando inútilmente”
(Érico Veríssimo)

Invocación de Amapola
Lucero de Oriente,
fulgor claro y puro,
atiende el conjuro
de mi invocación;
alumbre mi frente
tu luz adivina,
y el rumbo encamina
de la predicción…
Que los genios del Zodíaco
por el del mal y el del bien,
su luz me den.

El amor, rey del mundo,
ha de ser tu tirano,
¡bien claro me lo dicen
las rayas de tu mano!
Él te dará ventura
y te dará tormento.
¡Dolor y amor son

astros del mismo firmamento!
Sufrir será tu sino,
porque es amar tu lema,
como una mariposa
que en la llama se quema,
la lumbre de unos ojos
será tu embrujamiento.
¡Dolor y amor son
astros del mismo firmamento!
Tu corazón vacío,
de pronto se ha colmado,
de ese anhelo infinito,
dulce y atormentado,
que unas veces es gorja
y otras veces lamento.
¡Dolor y amor son
astros del mismo firmamento!
Esto dice tu estrella;
la gitana te advierte
que el amor, que es la vida,
puede darte la muerte.
Él embruja tu vida
como un encantamiento.
¡Dolor y amor son
astros del mismo firmamento!
 
Clara estrella del Oriente,
que así mi frente inspiró
con su fulgor,
líbrale del dios Amor.
…·:·…