Archivos

Entonces sucederá… L’au revoir…

“Cuida tu carácter. No les des lengua a tus pensamientos, ni actuación a tus ideas descabelladas.
Sé amistoso, pero por ningún motivo vulgar.
Los amigos que tienes, aférralos a tu alma con zunchos de acero.
Evita meterte en grescas, pero si estás en una, haz que tu adversario se cuide de ti.
Ofrécele a todos tu oído, pero a pocos tu voz.
Y sobre todo, sé sincero contigo mismo.
Entonces sucederá, como la noche al día, que no serás falso con nadie.”

(William Shakespeare en Hammlet)

photo_2015-10-27_23-34-25

Imagen propiedad de Pink Panzer Korps

   Como casi siempre, en medio de una animada charla delante de un buen café y con nuestras motos aparcadas a pocos metros de nuestra mesa como únicos testigos, alguien me preguntaba el porqué de la música que escucho cuando escribo. Es obvio que esta persona me conoce muy bien y mi respuesta necesitó de varias tazas más de buen café.

  Retrocedo hasta el Festival de Cannes, mes de mayo de este demoledor año 2016. La tortue rouge (La tortuga roja) no es la película más aclamada del festival, sin embargo, su director, Michaël Dudok de Wit, se llevó el Premio Especial del Un Certain Regard, un premio para los que no optan a la palma de oro pero que fue creado para reconocer el talento joven y fomentar obras innovadoras y atrevidas. Este director se llevó un Oscar por un corto de animación, Father and Daughter, que me dejó fascinado por su difícil sencillez comprimiendo dos vidas en menos de diez minutos. Este corto hizo que me aprendiera de memoria su nombre… una muesca más en mi portátil.

la-tortue-rouge-michael-dudok-de-wit

   La película también es de animación, excepcional animación para mi gusto y lo más sorprendente, sin un solo dialogo entre sus protagonistas. Y aquí es donde, a mi buen amigo y “brother in arms” le doy mi respuesta, acompañada por el último sorbo de café. La música que escucho, que me apasiona, no es otra que esa que es capaz de hablarme, de sugerirme palabras hermosas y conseguir que en mi cerebro, cientos de millones de sinapsis en pleno delirio agudo, hagan que mi mundo sea más grande en un universo cada vez menos importante para mi.

   De toda la banda sonora, elegí para vosotros la pieza del vídeo, donde una vez más, una voz de mujer me cautiva enredándose con cuerdas y metales de una exquisita melodía. De su compositor, Laurent Perez del Mar, solo os puedo decir que inunda mis horas muertas con sus trabajos desde hace algunos años y me hace feliz ver su firma en esta película. Unos auriculares para escuchar con un mínimo de calidad sonora son algo más que obligatorio… ¿y la película? Simplemente hermosa. Concederle una oportunidad para que os conquiste. Creo que pronto llegará a España, y así os ahorráis un viaje a Francia.

Imagina Silencios

Escucha mi música.
Cierra los ojos.
Imagina que estás solo.
Imagina que lo has perdido todo.
Que las notas te avasallan
que las voces te arañan
que tu piel te abandona
que tu alma no perdona.
Cierra los ojos.
Imagina que lloras,
que lloras solo
y solo hay silencios
volviéndote loco
haciéndote compañía
mientras llega la calma.

(JMPA Pink Panzer in love)

L’au revoir… A veces no es lo que cuentas,
sino como lo cuentas…

(JMPA Pink Panzer Korps)

Anuncios

Tus últimos versos… Las Flores del mal.

Elige bien tus últimos versos, ellos se quedarán para explicar como llegaste y si te fuiste en paz.

(JMPA By Pink Panzer Yorch)

EinsteinRelGeneral

Cinco Preguntas de Rebeldía

Un rebelde duerme

lejos de su casa

¿Vivirás esta tarde?

Y despierta, para no marcharse

con cualquier corazón robado.

Un alma rebelde escribe

con tinta rosa diluida en lágrimas

¿Escribirás esta tarde?

Y arruga el papel, para no contestarse

para no tener miedo

por el suelo que nunca ha de pisarse.

Un rebelde camina

con sus pies descalzos

¿Llegarás esta tarde?

La izquierda es el amor

la derecha, es la huella del arte

mis pisadas sobre la arena

como flores prohibidas, despreciadas

por el tiempo implacable,

en la orilla, por el mar borradas.

Un rebelde se revuelve

y un monstruo, en su lucha,

muerde el abismo en su almohada.

¿Morirás esta tarde?

Un rebelde guarda sus sueños

bajo el sudor de su espalda

y luego el mundo enmudece

y luego… luego la nada.

¿Estarás a mi lado mañana?

(JMPA Pink Panzer Yorch)

Belleza sin condiciones

“Pero el silencio es cierto.

Por eso escribo.

Estoy sola y escribo.

No, no estoy sola.

Hay alguien aquí que tiembla.”

(Alejandra Pizarnik)

La leyenda del Santo Prepucio… La verdad muerta.

   Eres libre de creer en un dios bueno y generoso que solo piensa en repartir amor y bienestar a sus polluelos terrestres… En serio, eres libre de creer, pero espero que comprendas que “tu verdad”, esa en la que hoy crees con fe ciega (nada aconsejable) posiblemente será motivo de saludables carcajadas en un futuro no muy lejano. Es cuestión de tiempo tu verdad morirá contigo y no podrás decírselo a nadie.

   Creer en un dios no salva a nadie… Lo que hoy es dogma incuestionable, mañana será otro absurdo tomo en la atiborrada enciclopedia de las estupideces humanas. Hoy os traigo un ejemplo, por si aún quedan entre vosotros, dudas existenciales sin satisfacer.
 

   El caso es que, si todo sucedió como cuenta la fábula, un tal Jesús, hijo de José (padre adoptivo) y de María, fué circuncidado como cualquier judío de la época. Dicha operación fue ejecutada ni mas ni menos que por don Juan Bautista, y es precisamente en este trocito de pellejo sobrante, donde reside el protagonismo de está curiosa historia, pues cuenta la leyenda que el dueño del prepucio resucitó… sin dejarse “nada” atrás.
 
   A finales del siglo XVII, el erudito y teólogo católico León Alacio, escribía su obra De Praeputio Domini Nostri Jesu Christi Diatriba (“discusión acerca del Prepucio de Nuestro Señor Jesucristo”). En dicha obra, Alacio especulaba con la idea de que el Santo Prepucio pudo haber ascendido al “cielo” (parque temático cristiano) al mismo tiempo que Jesús (es cierto, no me estoy inventando nada) y se habría convertido en los anillos de Saturno…

  Dado que los cristianos ( y religiosos en general) eran, son y serán unos fanáticos de las reliquias, en cierto momento de la historia reciente de esta “civilización”, se podían contar unos CUARENTA “santos prepucios” localizados por todo el mundo y por supuesto, asegurando quienes los custodiaban, que el suyo era el auténtico… 
  Por si les parece poco, tambn circuló el “Santo Ombligo de Cristo” aparte de las más normalitas astillas de las cruces (la de cristo, la del ladrón bueno…), los clavos utilizados en la crucifixión… y una lista interminable de trozos, raciones y tapas variadas de santas y santos, repartidos por todo el orbe.
 
   Alguien dijo, “Las cosas cambian…” y ya nada fue igual. Acéptalo, tu religión es una mentira pasajera y con la misma fecha de caducidad que tu vida… no insistas ni pierdas el tiempo, nadie escucha tus oraciones.

(JMPA Pink Panzer)

 

Mueble inquietante… dormir menos, vivir más.

  “La cama es un mueble inquietante, el nido de las pesadillas, el último reducto o madriguera del animal que somos. En íntimo refrote con ese cachivache pasamos la mayor parte de nuestra vida, ahí sudamos y enfermamos y sanamos y soñamos y engendramos, y en ese barco varado de metal o de tablas nos morimos. Porque, en efecto, lo más probable es que muramos dentro de una cama, tal vez incluso dentro de nuestra propia cama, en ese maldito mueble tomado por los ácaros que frecuentamos más que ningún otro lugar del planeta y en el ahora ensayamos, cada noche, la oscuridad del fin. Sólo pensar en esto, desde luego, te hace cobrar antipatía a los colchones.”

(Fragmento del libro “La hija del caníbal” de Rosa Montero)

No Quiero Dormir
Si dormir es perder
casi morir
sin apenas darme cuenta.
Ya no quiero dormir
si dormir es perder
casi fingir
que el tiempo no cuenta.
 
Amor,
ya no quiero dormir
y si de amor muero
en mi desvelo
con mis ojos en tu cielo
decidir puedo
que estrella seguir…
Una luz
que me ciegue
que me llene
y tu inmortal
elixir me entregue
para llenar
estas horas
eternas
de poesías nuevas.
(JMPA Pink Panzer) 

 


“Los hombres nunca saben
cuánta dulzura
y cuánto quebradizo silencio
hay en una poesía”.
(Efraín Huerta)

Lo más asombroso… vidas enlazadas.

Lo más asombroso del universo… es que el
universo está dentro de nosotros.

“Todos los cambios, incluso los más deseados, acarrean cierta melancolía, porque lo que dejamos atrás es parte de nosotros mismos; Hay que morir en una vida antes de poder entrar en otra.”

Melancolía
Alas cansadas
que sostenéis la vida.
En en suelo
miráis tímidas al cielo

entre mares de melancolía.
(JMPA Pink Panzer)