Archivos

Déjame escapar… El peso de la prisa.

Tango… mi amor.

photo_2019-01-23_13-42-37.jpg   En aquellos años de patear caminos ajenos, llegaba el final del día y mi cuerpo no me pedía dormir, no, el sueño ya no le bastaba y lastimado por interminables horas de maltrato, temblando me suplicaba “déjame escapar”
Mientras tanto, ajena a sus lamentos, la navaja de mi mente se ocultaba en el jardín de la desordenada trastienda de mi cabeza, buscando entre cajas de versos y tiestos de flores, una razón para seguir despierto, para no hacerle caso al cuerpo y por una sola vez, escapar, abandonar este maldito universo.
    La noche es larga y hay tiempo, mucho tiempo para reflexionar sin el peso de prisa. Al final siempre encuentras una razón, quizás oculta en lo más profundo del baúl de tu alma, rebuscando entre lápices de colores, piezas de algún rompecabezas sin acabar y viejas notas de colegio con la hermosa caligrafía de tu primer amor…

(JMPA Pink Panzer Korps – “El peso de la prisa.”)

– Ausente –

Cuando el amor llegue
hiriendo tu costado
en el pacto sellado
de dos nadie vence
y en su amor absente
el déjame escapar
es parte de su amar
fugitivo y ardiente.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Alma absente – Poesía para Ella)

Pinker Arms.jpg

“Quisieron enterrarnos pero no sabían que éramos semilla.”

(Frase con cientos de variaciones que surgió para denunciar la desaparición de estudiantes en México usando como inspiración la preciosa idea en un poema de Ernesto Cardenal dejado como epitafio en la tumba de Adolfo Báez Bone)

La dureza de la realidad que a veces vivimos, casi nunca supera la comparación con la tozudez humana de nuestra historia. Ánimo a todos, lo superaremos.

Rescatar la emoción… Rasgar cielos negros.

Rosa Pinker

“Era inmortal, tan aburrida e infinitamente inmortal, que soñaba despierto añorando la muerte…”

(JMPA Pink Panzer Korps – L’amour immortel)

– L’amour immortel –

Cuantos
miles de ocasos debo retroceder
para abarcar con mi mirada
desde el penúltimo atardecer
al primer nacer de mi palabra.

Cuantos los pasos
antes de que me arrastre a la nada
y esa nada, me deje sin nada que perder
perder incluso el miedo de ascender
y rasgar esos cielos negros del alma.

Cuantas las emociones
que hagan de las nubes el llorar
que lamen mi piel como el amar
por todos mis rincones.

Cuantos los golpes
llamando a la puerta de mi alma
rescatando mi emoción de su celda
robando la sal que sus labios consuela
que mece al niño frente al mar en calma

Cuanto el amor
pidiendo el perdón por su rebeldía
llamando a la puerta de mi corazón
loco y sin tiempo, fuego y melancolía
busca rasgando en mis cielos negros
mi libreta de versos,
amor, y
emoción desmedida.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Amor inmortal)

Pinker hand veins

“Por mis venas corre el sabor desnudo de todos tus miedos…”

“Elle, ma plus belle histoire d’amour”

La vida está LLENA de contrastes y si no existen, esa vida se torna VACÍA y poco a poco, deja de ser VIDA.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Extracto de “Amor a contraluz”.)

El arte frío… Helarte de miedo.

“Me negué a que volaras con mis alas
porque siempre creí que lo harías con las tuyas.”

(JMPA Pink Panzer Yorch – El amor según Pink)

   Los Pintupi de Australia Occidental tienen 15 palabras para otras tantas y diferentes clases de miedo. Si esto lo hubiera leído en mis años más duros, seguro que hubiera estrenado muchos de esos nombres e incluso, inventado alguno más… con una sonrisa en la boca.

   Siempre he dicho y repetido que el miedo no es malo en si mismo y es imperativo diferenciarlo claramente del pánico, su extremo más dañino e irracional

   Recuerdo que “viajando a pie” por un lugar de cuyo nombre no debo acordarme, llegamos hasta el borde de una enorme presa que retenía a nuestra izquierda un inmenso pantano lleno a rebosar por aquel río de aguas casi negras, nuestro “dulce” compañero de viaje por un buen trecho de kilómetros. Por radio recibimos instrucciones de pasar al otro lado pero, por razones de “seguridad”, el paso debería hacerse lo más discretamente posible. Para ello utilizamos una pasarela metálica peatonal, solo útil para personal de mantenimiento de la presa y que discurría colgada al vacío, por el costado derecho de la presa, ese costado derecho sin agua y sí con muchos metros de caída libre hacia el infierno.

   Mochila, radios, chaleco antifragmentación, casco, munición, fusil… sobre nuestras botas llevábamos fácilmente unos 25 kilogramos de equipamiento (algunos con algún kilo más debido a una fuerte adicción a las latas de sardinas en aceite…). La pasarela no podía ser más sencilla y ofrecer un aspecto más endeble. Para complicarlo más, el suelo era de reja en cuadradillo de unos 3×3 centímetros que dejaban ver perfectamente el abismo de más de cien metros que se abría bajo nuestros pies.

Pasarela

No puedo poner una foto pero el suelo de la pasarela era idéntico al que muestro en la imagen.

   Decidimos separarnos unos metros para repartir el peso e ir comprobando como respondía la pasarela a medida que le íbamos sumando “soldaditos” a su estructura. El caso es que todo iba bien y en este “bien” incluyo los crujidos y bamboleos de la pasarela que aceptamos como normales, hasta que un poco antes de llegar a la mitad del recorrido, colgados en el costado de aquella maldita presa, nuestro compañero que identificaré por su alias, “el Piraña” (sí, las latas de sardinas eran las suyas…) entró en pánico absoluto cuando tuvo un pequeño enganchón entre un tirante de sujeción y su fusil de asalto que por un instante le hizo perder el equilibrio… y la razón.

   Todos teníamos miedo y tomamos nuestras precauciones para dejarlo atrás y superar aquel imponente obstáculo, casi prueba de valor en un concurso de la televisión pero… el pánico es irracional, te pone en peligro a ti e incluso a los que más quieres o respetas.

   El Piraña fue pasto de un brutal ataque de pánico que le hizo arrodillarse y meter los dedos de sus manos por los agujeros del suelo, aferrándose a la pasarela como la cría de un chimpancé a la barriga de su madre.

   Una pasarela estrecha por la que dos personas se cruzarían con muchísima dificultad y a v_img9un montón de metros de altura, un grupo de soldados que querían pasar desapercibidos y un compañero agarrado como una garrapata al enrejado y con el cerebro bloqueado como un Iphone robado… Y reaccionas, casi de forma automática antes de que el pánico de uno se convierta en un problema grave para el grupo. Mientras yo le soltaba los cierres rápidos de la mochila, correaje y el fusil, Fabio, el compañero que marchaba por delante de nosotros, regresó para aplicarse a fondo en sacarle los dedos del enrejado. Entre los dos colocamos a Piraña a mis hombros y arranqué a paso rápido notando como el suelo cedía bajo nuestro peso. A mi espalda, mi buen amigo Trucho recogía del suelo todo el equipo de nuestro amigo… Llegamos al final; fin de la historia y comienzo de la siguiente. Las cosas suceden así de rápido y tal cual, se van.

Pinker Nube Tag 2

    A los cuatro días regresamos al pantano en un todo terreno, el Piraña y tres compañeros más. Nuestro amigo se hizo la pasarela diez veces, dos de ellas, ida y vuelta, completamente solo. La reflexión y conclusión de toda esta historia es que, cuando te juegas la vida, no te puedes permitir el lujo de que tu cerebro sea un enemigo más en tu contra.

   Me he decidido a publicar esta historia (completamente inventada, por supuesto) porque estos últimos días, charlando con mis estupendas amigas poetas Estrella e Yvonne, intercambiábamos ideas, versos, vivencias  sobre el miedo y sus diferentes formas de manifestarse en nuestras vidas… Mi experiencia no es ni más ni menos valiosa que la de todas y todos vosotros. Es solo eso, experiencia, y por eso puedo decir que a lo largo de nuestras vidas siempre llega un miedo más grande que el anterior, más fuerte e intenso que reduce a la categoría de anécdota graciosa muchos otros miedos pasados y sufridos de niños, de adolescentes, de mayores… de ayer mismo.

“Si cerca de tu biblioteca tienes un jardín, no te faltará nada.”
― Cicerón ―

Posdata de Pink, Palabra de Panzer:
El Piraña. Iría al fin del mundo con él de compañero. Su alias solo se debía a sus facciones muy parecidas a las del chaval que salía en la serie de televisión “Verano Azul” (que viejo me hace esta reseña…). Ningún otro parecido. Un tipo fuerte, serio y entrenado que nunca pensó verse involucrado en una situación límite provocada por él mismo y que, como no puede ser de otra manera… ha surgido de mi maquiavélica imaginación.

Pink Panzer Korps distturbed

Huida y vuelta… Campos de Petricor.

“TODOS LOS CAMINOS SON DE HUIDA Y VUELTA”

(Elvira Sastre – Traductora, poeta y escritora)

Pink Yorch.jpg

   Cuenta la leyenda que en el Reino de Korps, los colores rompieron el orden humano y abrazaron arcoíris negros, la lluvia perforó los campos de Petrikor con gotas de afilados sueños y su metálico aroma a rosas de acero, llenó de versos el frío invierno de Korps.

Pink Panzer Reino de Korps.png

Reino de Korps…

   La gente huía a mi espalda. El día se volvió de un amenazante gris oscuro y empezó a llover, lento pero con fuerza, con enormes y enfurecidas gotas de agua que intentaban clavarse en la piel de mis hombros. El mar seguía en calma. Solo un mínimo oleaje lamía con sus tímidas ondas mis tobillos. Miraba al horizonte mientras la lluvia arreciaba y la soledad me invadía con su invisible abrazo. No hay nada como una buena tormenta de verano para que, en pocos minutos, se ponga en marcha a toda una playa llena de veraneantes ávidos de sol y agua… salada.

   Como otras veces en mi vida, tomé una gran piedra de las muchas que adornaban aquella playa de Galicia y me adentré en el mar y apoyando aquella piedra en mi vientre, inspiré profundo y me dejé hundir hasta tocar con mi espalda la arena del fondo, a dos metros escasos de mis ojos.

   Pocas, muy pocas serán las ocasiones en las que la lluvia visite tu piel desnuda, quizás nunca… y nunca es una palabra de corteza muy dura cuando llega para dejarte sin opciones de enmienda. Entonces, reflexionando sobre la concreta situación que describo, si te encuentras en una playa, te bañas en sus aguas, te mojas y luego… ¿sales huyendo con la lluvia?

   Plácidamente recostado sobre mi lecho de arena, el espectáculo de la lluvia golpeando la superficie del mar es hipnotizante, una droga efímera como el aire de mis pulmones durante los dos primeros minutos… Eso es lo que, para mí, hace aún más intensa la experiencia… fugaz e inesperada y si no la tomas cuando llega, te lo perderás.

   La salida del agua no es menos interesante. Tras unos minutos de lluvia repiqueteando sobre la seca tierra de labor que rodea la playa, un intenso aroma a tierra mojada me invade y toma al asalto todos mis sentidos… Petricor, una hermosa y sonora palabra para nombrar lo indescriptible, un aroma que ya es parte imborrable de mi existencia.

(JMPA Pink Panzer Yorch – En tierras de Petrikor)

photo_2020-01-12_00-20-26.jpg

“El hombre que desdeña o teme aventurarse en un lugar oscuro, puede ser una excelente persona, apto para mil cosas, pero no será nunca un buen viajero sentimental”

(Laurence Sterne – Escritor irlandés)

Pinkceladas celosas… Óleo de Pink.

“La mujer de mis sueños es ella…”

1024_682

♀ ¿Estás bien?
♂¿Tú regresarás?

♀ Sí…
♂ Entonces, yo estoy bien.”

Donna Paulsen y Harvey Specter… Ella le presenta su carta de dimisión pero él no la acepta y la rompe; ella, sorprendida de verle en su puerta le pregunta si se encuentra bien… él solo quiere saber si ella regresará de nuevo a su lado… Donna responde que “Sí” y eso es todo lo que él necesita para estar bien...

“El caos, mi caos, era un ángel negro dominado por tus labios.”

(JMPA Pink Panzer Yorch – Chaos et Sacrifice)

photo_2019-09-07_21-02-26

Está grabado en nuestros genes olvidar más de lo que recordamos… Hay días, a veces años, en los que tengo la impresión de que todo mi ser se torna invisible a muchos de quienes me rodean. Entonces, regreso a tu lado y despierto de un mal sueño. La certeza vuelve y me devuelve el pulso a la vida donde admito convencido que, solo tú sabes verme en el invisible lado oscuro de mi luna y ese es el instante perfecto en el que cobro vida, inmerso en el acogedor y sereno espejo de tus ojos… y en su calma cristalina me dejo llevar, arrastrar a la alcoba de tus pensamientos donde me refugio y espero que me rescates porque, solo tú me sabes ver y solo tú, en toda la complejidad de mi ser, me contienes.

(JMPA Pink Panzer Yorch – El amor según Pink)

Yorch

Un Libro abierto es
un cerebro que habla;
cerrado, un amigo que espera;
olvidado, un alma que perdona;
destruido, un corazón que llora.
(Proverbio hindú)

Saber amar… Sabor a mar.

“El primer día, con tus manos tocaste mi vida y al instante sentí que tus huellas jamás en mí se borrarían…”

(JMPA Pink Panzer Yorch – El amor según Pink.)

Pink Panzer Reino de Korps.png

Reino de Korps… Las claves del pentagrama.

– Seven Tears Sea –

   La realidad se ecualiza hasta tal punto que todo a nuestro alrededor nos parece normal, aceptable. Te acostumbras al dolor y su sola ausencia, señor, se transforma para muchos en una incómoda abstinencia. Ese es el preludio del regreso, el final y el ocaso de nuestra luz en el horizonte de un desierto de palabras perdidas, entre un mar de lágrimas y la sal que seca las heridas sobre las verdades por ustedes silenciadas.

(JMPA Pink Panzer Korps – Extracto de “Las cartas de Kiev, El General sin lengua.”)

Korps Kiev


– El Tacón de tus silencios –

   “Necesitaba que te quedaras, pero te dejé ir a la deriva

   Mi amor, ¿dónde estás?. Allí se escondía mi destino, en cada uno de los cruces en las líneas de tus manos, en cada descanso del camino, en cada caricia recordada, con tus manos marcando mi cuerpo, con los tacones de tus silencios resonando entre mis calles más olvidadas…

   Deberías ver a mis versos nacer bajo mil estrellas iluminando el lápiz y el papel de mi vida, cuando la noche llega y se detiene, con el frío y la calma.

(JMPA Pink Panzer Yorch – El tacón de tus silencios.)

Pinker travel Route

  Volando a 840 kms/h y a casi doce mil metros de altura, la “realidad se ecualiza hasta tal punto” que, aunque solo me quedaban 600 kilómetros para llegar a casa (apenas 40 minutos más de viaje) , después de cuatro vuelos y más de seis mil kilómetros recorridos, esas últimas centenas que en rojo me marcaban en la pantalla los satélites del Glonass, se me hicieron eternos…

   Nota de Pink, palabra de Panzer: Para los más curiosos y aficionados a rutas y viajes, ya les aclaro que, no, no es Google Maps lo que se ve en la captura de mi teléfono.

(JMPA Pink Panzer Korps – L’au revoir 2019)

TattooDesign.com-9436633

Almas oscuras… Poeta prohibido.

Ahora que tu cuerpo se desprende y te abandona, ¿Quién cuidará de tu alma en esta tierra extraña …?

(Pink Panzer Korps –  Gears of War)

 

Prohibida

   Por momentos siento como sucumben todas las reglas de mi día a día. Se diluyen al poner en riesgo todo lo que tengo, todo aquello que de mí mismo he compartido y ya no me pertenece. Por momentos siento como sucumben todas mis convicciones, las aparto de mi mente, solo por quedarme con lo único que deseo cuando regreso, y el regreso no es más que un salto más al vacío de un poeta prohibido, con el sueño perdido, compartiendo la arena de mis secretos con quien seca mis lágrimas con sus besos de amor infinito.

   Entre tus brazos encuentro mi hogar, el amor que ha doblado el tiempo de todos estos años siguiendo el salvaje perfil de las olas del mar que nos rodea, el mismo mar que acaricia nuestras huellas en la orilla y que guarda todas nuestras promesas, aquellas que un día fueron futuro frente al horizonte púrpura y rosa de nuestra querida tierra.

   Todo empezó en aquellos días, todo ello fue allí concebido, incluso el condenado germen de los versos de un poeta prohibido.

¿Aún no lo he dicho?… Te amo; ese fue siempre mi único destino.

(JMPA Pink Panzer Korps –  Para Ella, mi amiga, el amor, mi compañera.)

Seis días de descando rosa

© Imagen propiedad de Pink Panzer Yorch.


– La espera –

Arde hasta el olvido
por la piel dominada
y en su lecho agotada
estalla en el aullido
por su fuego cautivo.

Un verso, una llama
en su bosque prohibido
de pasión encendido
arde en la madrugada
su alma abandonada.

¿Y si entre llamas luchaba
acaso ella no sabía
que él también ardía
al saber que la esperaba?

(JMPA Pink Panzer Yorch – De blog en blog, creando poesía entre amigas y amigos)

Zona nudista París Pink Panzer

“Todos los dioses, todos los cielos y todos los infiernos están en tu interior.”

(Joseph Campbell – Escritor y profesor estadounidense)

   Les recomiendo la lectura de “El héroe de las mil caras – How to Read a Myth“, de Joseph Campbell… un revelador estudio sobre el impulso del ser humano a crear historias, mitos y cómo no, poesía.
   “Dondequiera que la poesía del mito es interpretada como biografía, historia o ciencia, es destruida. Las imágenes vivas llegan a ser sólo hechos remotos de un tiempo o cielo distantes. Por otra parte, no es difícil demostrar que como ciencia e historia, la mitología es absurda. Cuando una civilización empieza a reinterpretar su mitología de esta manera, la vida sale de ella, los templos se convierten en museos y el vínculo entre las dos perspectivas se disuelve.” –  (Joseph Campbell – How to Read a Myth).

TattooDesign.com-9436633

De rosas, de jazmines y delirios… Locura.

Haré que te enamores de ti misma… y el amor que te sobre, será
suficiente para mí.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Chanson Rosse – El amor según Pink)

– Regreso a tu piel –

No sabes cuanto he deseado este momento
mis manos perdidas en el desconcierto
de tu íntima piel provocando el incendio
de mis versos engañándose el lamento.

Como una hoja de roble al viento
me entregué a tus manos
te robé el aliento
Amándonos…
Abrasando las agujas del tiempo
Abriéndose paso por tu piel,
la pasión y el aroma fiel
cita a ciegas con el
regreso.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Time to love – El regreso.)

photo_2019-08-27_23-08-50

S.N.A.F.U.

La solidez de una mente se mide navegando entre olas que rompen barcos… El sarcasmo, el humor y la ironía son balsas donde refugiarte cuando todo parece hundirse a tu alrededor.

(JMPA Pink Panzer Korps – Gears of War)

“Soñaré jardines en la arena, llenos de rosas, de jazmines y de Liros prendidos en cada uno de los recuerdos que tu aroma en mí despiertan…”-

(JMPA Pink Panzer Yorch – Chanson Rosse – Delirio de amor)

Pink Panzer Korps distturbed

Palabra de dos… te alabamos amor.

Amor en signos

«Así es como termina el mundo, no con una explosión, sino con un lamento»

(T.S. Eliot)

– Amor, amar –

Provócame, sedúceme, hazme pecar
de amor, de nuevo, quiero amar
como un sol de primavera tardía
como puerto que de mí se aleja
sin el sentimiento que no deja
encontrar en mi mente la salida
de mi amor ciego, hacia el mar…

(JMPA Pink Panzer Yorch Poetry in love)

“Todo el futuro colapsa sin ti, sin ti en mi presente imperfecto, de poesía muda sin la voz de tus versos…”

(JMPA Pink Panzer Korps)

S

Pink Panzer Korps distturbed

El “algoderitmo” de Pink… Código rosa.

Ella es arte, puro arte embelleciendo todo cuanto sus dedos rozan, en las paredes más grises de mi alma.

(JMPA Pink Panzer Yorch – Ella in love)

Styletto Rosa

mind-544404_12801573919540   El diván que me imaginaba en la sala de espera es en realidad, una incómoda silla del maldito Ikea. Sobre ella, mi metafórico y vapuleado culo contesta a este engreído maestro de la psicoterapia que, en vano pretende hurgar entre las entrañas de esos horrores que puede, y solo digo que puede, no me dejen dormir. Y aquí estoy, con el móvil compartiendo mi virtual modo silencio en plena terapia con este barrigudo que sabe de la gravedad de la vida la milésima parte de lo que yo intuyo sobre los líos que mantiene con Mario, su musculoso secretario… Vale, puede que yo haya averiguado algo más sobre su vida siendo como soy, un simple pero atento espectador dentro de la jaula Sheriff Pink.pngde oro de su agobiante despacho. El detalle de esas miradas mientras le entrega mi dossier, o la forma con la que le prepara el café, depositando la cantidad justa de azúcar y su mirada furtiva buscando la aprobación del doctor mientras toma la cucharilla entre sus dedos y con sumo esmero mezcla el blanco sobre el negro, dejando expuestas a noventa grados sus agridulces nalgas prietas vibrando con el tintineo del erecto metal golpeando la receptiva porcelana… Vale, se me ha ido la pinza del tema principal; regreso. Es descaradamente obvio. Que sí, que están liados, lo sé, y no habría ningún problema si no fuera porque uno de ellos mantiene sobre la mesa de su despacho la foto enmarcada y en carísima plata de una mujer con dos preciosos querubines de ensortijado pelo dorado, casualmente idéntico al pelo rubio “Bisbal Style” de mi, evidentemente pasado de peso doctor Santist… perdón, no puedo decir su nombre.

Chica pies techo.jpg    Me abrasan las ganas de conectar el despertador y que este tipo se despierte de golpe de su engaño, que su mujer le reviente los huevos de una buena y puntiaguda patada con sus Styletto de 600 euros y que, con el escroto amoratado y su vida entera metida en un dossier, contrate a cualquiera de sus colegas que lucen orgullosos sus sonrisas en la orla de su promoción.

    No hay ganas de seguir fingiendo y le mando a la mierda… y lo hago desde el precioso y educado silencio que reina en mi cabeza. Él no lo sabe, pero lo intuye a través del brillo de mis ojos mientras le miento en todo lo que puedo y quiere oír desde mi sensual boca. Sí, he dicho sensual boca. Me divierte ponerle nervioso mientras le cuento como suenan las balas silbando a un metro escaso de mi cabeza. Le miro fijamente taladrando sus acomodados ojos mientras humedezco mis labios como si el espíritu de Marilyn Monroe me hubiera poseído. Sé que le pongo nervioso porque su Parker no para de hacer click-clack bajo el repetitivo impulso de su peludo dedo pulgar, escondiendo y enseñando lúbricamente su pequeña y húmeda puntita azul.

homeless man by eveonahart    Malditos ojos. El nerviosismo instalado en sus pupilas me hace adivinar su pasado como los dos nulos espectadores de la vida que son, una vida aprendida entre el silencio de cripta y biblioteca de cualquier Universidad sin alma… bueno, cualquiera no, porque este señor es el tercero de su promoción según su descolorida orla de La Complutense de Madrid…

    Con este detalle académico llega el momento de la primera lección y ya os lo digo yo, si es que aún no lo sabéis pero, en este complicado mundo hay profesiones que, si no eres un buen observador, no vuelves a casa.

    Ya dije antes que no tenía ganas de seguir fingiendo. Por eso me divierto intercalando insultos entre sus grandilocuentes palabras de loquero de lujo. Él no me escucha pero yo le insulto en binario perfecto; mientras él se empeña en marcarme “unos” terapéuticos yo le intercalo hermosos “ceros” energéticos, descontando segundo a segundo la energía que malgasto en los cincuenta minutos de cada sesión… en grupos de 8 bits.Yorch Stop Pain Series

    Llegados a este punto previo al final del relato de los hechos, mis más agudos lectores se estarán preguntando el motivo por el cual yo conozco la marca de zapatos de la esposa de mi querido y apreciado doctor. Si no os habéis dado cuenta del detalle, ya os digo yo que, en más de una ocasión y con vuestra capacidad de observación… no volveríais a casa.

    El caso es que en mi séptima sesión, entrando con prisas pero no ciego en su despacho, a mano derecha y entre su ampuloso escritorio de nogal y un elegante tresillo tapizado en cuero negro, una gran bolsa de papel con una conocida marca de zapatos esperaba su momento escénico, reposando sobre aquella moqueta gris verdoso que yo tanto aborrecía.

– Bonitos zapatos, Mario… hasta el próximo día. – le dije al secretario mientras me encaminaba hacia la salida.
– ¿Perdón? – me dice extrañado cruzando su mirada con la mía y señalando con sus poderosos y trabajados índices a sus enormes zuecos de inmaculado verde hospital.
– Discúlpeme, Mario. Era una broma. Cosas mías. Por algo me habrán enviado a ver al doctor, ¿verdad?
– Hasta su próxima cita, señor Pink, – me contestó con media sonrisa y arqueo de ceja incluido.

CAM00392~01    Y ya me conocen, me encanta el café, el buen café negro entre mis labios mientras mi mente anuda pistas y ata cabos… Sin perder tiempo, encontré cruzando la calle, una preciosa pastelería de esas modernas y franquiciadas frente al consultorio y que me ofrecía la atalaya perfecta para mi acecho. Tres cafés y un brioche al estilo francés me costó la espera. A las ocho de la tarde entraba por el portal una elegante señora de trabajada melena de mechas rubias, enfundada en un traje chaqueta gris listado y con una llamativa y madura juventud reflejada en su rostro. Aquí fue cuando pedí el tercer café. A los veinte minutos sale mi doctor acompañado por aquella belleza sonriente que llevaba colgada de su brazo izquierdo, la “misteriosa” bolsa blanca con el inconfundible logotipo rojo sangre que combinaba de forma extraordinaria con el dorado de la manzana mordida de su mano y el blanco de sus dientes. Y yo, con el último sorbo de mi terriblemente frío café, reflexionaba pensando en que no era ella la que había mordido la manzana. Con la cafeína retorciéndose como un gato herido en mis arterias, decidí que ella merecía quedarse disfrutando del paraíso de su opulenta existencia, solo por aguantar a semejante cretino comiendo en su depilada cesta.

    Y regresé a mi hotel, con mis miedos envasados al vacío dentro de mi cabeza y los acordes de “1999” entrando para calmar mis neuronas a través de los auriculares de mi viejo Nokia. Un día más, y un día menos de suplicio, esperando que pronto se acabe esta prueba de resistencia que, obviamente voy ganando, aunque el cretino piense que a su despacho, llegaron los restos de un hombre derrotado. FIN.

(JMPA Pink Panzer Korps. – Gears of War)

“Putas ganas de seguir el show
ni de continuar mintiendo
y en un travelling algo veloz
sale un “fin” en negro…”

(Parte de la excepcional letra de la canción 1999 del grupo español Love of Lesbian)

Pinker Nube Tag 2

Love of Lesbian: Uno de mis grupos insustituibles en mi pasado musical en español. Dime que música escuchas y te diré por qué extraña razón aún sigue palpitando tu cansado corazón.

TattooDesign.com-9436633