Archivos

Soñar contigo… El valor de lo pequeño.

   En este mundo de fulgurante tecnología, una simple tormenta solar es capaz de, literalmente, abrasar, fundir, carbonizar nuestros sistemas de comunicaciones, nuestras redes de suministro eléctrico y con ello, todo lo que imagines que pueda estar interconectado y vivo gracias al mágico fluir de esos benditos electrones.

   La tormenta solar más potente de la que se tiene constancia sucedió en el año 1859. Los telégrafos de aquella época dejaron de funcionar y la incipiente red eléctrica (donde la había, claro) sufrió graves daños. Recientemente, en 1989, una tormenta muchísimo menor que la del año 1859, provocó un apagón de la Central hidroeléctrica que alimentaba a la ciudad de Quebec. Más de nueve horas sin electricidad que causaron graves problemas a sus habitantes y como no, enormes pérdidas de cientos de millones de dólares…

   Una gran parte de nuestro planeta vive ignorando esta lotería espacial sobre nuestras cabezas y otros vivimos preparando un plan “B” para cuando todo deje de funcionar y nos traslade de golpe, a la leña y el candil de hace dos siglos. Es cuestión de tiempo. Ya ocurrió y volverá a suceder, sin duda alguna.

   Mi reflexión de hoy viene porque, sentirme tan pequeño e indefenso, me ayuda a respetar todo cuanto me rodea y que precisamente por ser pequeño, débil o indefenso quien me observa, podría sentirse amenazado del mismo modo con mi  presencia.

   Desamparo, intranquilidad; esos son los sentimientos que te invadirán cuando te encuentres con tu carísimo súper “Smartphone” en medio de ninguna parte en alguno de los países (o “no países”) donde vivir ya es un privilegio. Sin red fija ni móvil para Internet, con una inexistente o muy limitada cobertura básica de voz y con suerte, un milagroso enchufe para recargar tu gran patata con muchas pulgadas de plástico y cristal, la vida se mueve más lenta. Si no te adaptas, vivirás en un continuo estrés infra-tecnológico, siempre que el generador de corriente funcione o que en el todo terreno dispongas de una toma de corriente. En algún momento, giras la cabeza y reflexionas. Lo haces cuando ves a alguien con un “atrasadísimo”  teléfono móvil de irrompible pantalla y que además, tiene cobertura y batería para una semana entera sin necesidad de recargarlo Wow!!! En tu mundo, nuestro mundo, sería motivo para reírte pero en ese otro mundo ya no te sale la risa tan fácil, mientras miras como kilos de polvo rojizo se comen a tu “Iphone” y la vocecilla del “SIRI” te recuerda otra vez, que no tiene cobertura y le queda un 10% de batería después de recargarlo la noche anterior…

(JMPA Pink Panzer Korps)

“Porque aunque nadie sabe
lo que a nadie le digo,
la noche entera es corta
para soñar contigo
y todo el día es poco

para pensar en ti.”

(José Ángel Buesa)

PINKER NOKIA

Será Que la Vida Cabe en Dos Manos

Será por que soy pequeño

que adoro el silencio

la soledad buscada

el esfuerzo sin recompensa

con el sueño atrasado

de mil noches en vela

                            y el cuerpo maltratado.

Será porque soy pequeño

que valoro el precio

de lo que no se vende

de la libertad comprada

                            con un simple abrazo.

Será porque soy pequeño

que ya nada reclamo

pues siempre que quiero

una guitarra en mi cerebro

me iza con sus cuerdas al cielo

y colma mi inquebrantable deseo

                                       de volver a ver lo que amo.

Será que soy tan, tan pequeño

que mi vida cabe en dos manos

como el derecho a estar triste

por no pedir lo que prometiste

y arrancarme de este mal sueño.

(JMPA Pink Panzer in Love)

Pinker Love

Pinker Love. ©Imagen propiedad de Pink Panzer Korps. Cinco días de vida entre dos manos.

 

Rompiendo versos… Nadie más que tú…

  Amor es mucho más espeso que un olvídate. . .

  No ser nadie más que tú mismo (en un mundo que está haciendo todo lo posible, día y noche, para que seas como todos los demás) significa luchar la batalla más dura que cualquier ser humano pueda enfrentar, y nunca dejar de luchar”.

Edward Estlin Cummings


   Eduard Cummings se inventaba palabras, intercambiaba sus funciones gramaticales dentro de la oración, dislocaba la sintaxis y la tipografía, mezclaba estrofas regulares con versos libres, rompía los versos… en adictivos rompecabezas.
   Su fuerte influencia, hace tiempo que vive entre mis poemas… Justo es decirlo; para entender sus aparentemente caóticos versos y al mismo tiempo, ya que hoy me estás leyendo, quizás te sirva para entender también los míos. 
   
 

“Amor es mucho más espeso que olvídate
mucho más delgado que recuerda
más rara vez que una ola esta mojada
más a menudo que desfallecer

mucho más loco es y lunarmente
y menos no será
que todo el mar que solo
es más profundo que el mar amor

es menos siempre que vencer
menos nunca que vivo
menos más grande que el menor comienzo
y menos más pequeño que perdona

es el más cuerdo y solarmente
y más no puede ya morir
que todo el cielo que el solo
es más alto que el cielo”
Edward Estlin Cummings.

…·:·…